Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

EN EL PAÍS DE LOS DISTRAÍDOS

Imagen
No hay nada más peligroso que andar por la vida distraído; y sin embargo, eso es lo que parece pasarle a muchos uruguayos. Lo llamativo de la cuestión, es que los más distraídos son quienes menos deberían estarlo. Me explico. Yo, carpintero, puedo distraerme respecto de los problemas del precio y la comercialización de las verduras, y la consecuencia será leve, tal vez pague un pesito más la lechuga. Pero si me distraigo en las cuestiones que tienen que ver con la madera o los herrajes, o me distraigo mientras trabajo en la sierra sin fin, las consecuencias pueden ser graves. Últimamente parece que políticos y dirigentes sindicales andan bastante distraídos y no atienden debidamente los temas que deberían importarles sobremanera.
La flamante ministra de Educación y Cultura, descubre que las promesas hechas por el presidente de la república en la campaña son imposibles de cumplir, que no hay forma, que son un disparate, que decir que  “en 2020 el 100% de los jóvenes de hasta 17 años estu…

LA OEA DE ALMAGRO (publicado hoy en Semanario VOCES)

Imagen
Tan solo once años atrás, Estados Unidos era dueño y señor de la OEA. En 2004 hizo elegir al ex presidente de Costa Rica, Miguel Ángel Rodríguez, pero al año siguiente tuvo que renunciar acusado en su país de corrupción. Y tras lo que enseguida ocurrió, Washington ya no pudo ignorar que en la región nada volvería a ser como antes. En 2005, en la nueva elección, hubo tres candidatos: el ex presidente Francisco Flores, de El Salvador, a todas luces el preferido del Departamento de Estado; el canciller Ernesto Derbez, del conservador gobierno mexicano, y José Miguel Insulza, canciller de un gobierno socialista (a la chilena). Aunque Washington invirtió todos sus recursos diplomáticos, finalmente el Departamento de Estado tuvo que aceptar a Insulza. Estados Unidos había perdido la facultad de gobernar la OEA a su gusto. Sin que todavía existiesen la Unasur ni la Celac, aquel fue un punto de viraje, aunque algunos de sus protagonistas no lo percibieran. En el período de Insulza hubo fuerte…