jueves, 22 de agosto de 2013

AUTORITARIO ES EL CAPITALISMO

¿Hay algo más autoritario que el capitalismo? ¿puede concebirse algo más autoritario que la omnipotencia del capital, que se lleva por delante los derechos de las grandes mayorías ante la complicidad de ilusorios gobiernos democráticos?
Creo que las preguntas son pertinentes, ante la afirmación del vicepresidente Danilo Astori en un reportaje en El Espectador donde dijo que “Cuba es un estado autoritario”.

DE AUTORITARISMOS AUTÓCTONOS

En diciembre de 2008, el Congreso del FA (su máximo organismo de dirección), resolvió el tema candidaturas, autorizando la competencia de cinco precandidatos, a la vez que definió el Programa que llevaría delante de ser gobierno –como efectivamente lo fue- en el período 2010-2014.
Menos de un mes después, Emiliano Cotelo entrevistaba a Danilo Astori, y en la entrevista, éste le explicaba las líneas de trabajo a seguir en la campaña por las internas: “Segundo pilar, el programa, esto es, las grandes líneas programáticas, que ya fueron acordadas entre todos los sectores, no en este congreso, sino en un plenario previo, que concitó el consenso, la unanimidad de los sectores del FA” . Es decir, para Astori los lineamientos programáticos para el próximo gobierno del FA no serían los surgidos del Congreso, como lo establecen los Estatutos, sino -lo dice claramente- los acordados entre los sectores previamente. 
Esto es, sin duda, el colmo del autoritarismo, un señor que considera que lo resuelto por la militancia de su fuerza política conforme a las reglas de juego acordadas entre todos, es totalmente irrelevante y descartable, y que en caso de llegar a la presidencia, hará lo que se le cante; porque él es quien sabe, y no la chusma que lo vota, y menos que menos la que trabaja y pelea por llevarlo a la presidencia.
Claro que esto no era nuevo, nadie podía sorprenderse de esta actitud autoritaria y mesiánica de Danilo Astori, ya había dado muestras suficientes de su autoritarismo cuando siendo ministro de economía se negaba terminantemente a llevar el presupuesto de la educación al 4,5% como decía el programa que nos había llevado al gobierno; al punto que amenazó con renunciar. Finalmente dibujó el presupuesto para que diera ese número mágico y todos contentos.
Y una nueva señal autoritaria la dio cuando en los primeros días de enero afirmó ante los medios de comunicación que “Uruguay tiene que comenzar a hacer esfuerzos para llegar a tener un tratado de libre comercio con Estados Unidos” (Búsqueda 5/1/2006). “…cuánto antes mejor” agregó. Y digo autoritaria porque el programa decía exactamente lo contrario:  “…rechazamos el actual proyecto ALCA y los eventuales acuerdos bilaterales de comercio con Estados Unidos concebidos en este marco, en tanto no resultan favorables a nuestros objetivos de consolidación de país productivo”.
Porque ser autoritario es pretender imponer su propia forma de pensar sobre el pensamiento de las mayorías, haciendo abuso de una situación de poder como puede ser el ocupar el cargo de ministro de economía de un gobierno. Y eso se manifiesta claramente cuando ese ministro dice en Bs.As. ante un selecto público empresarial que  “uno de los objetivos importantes de Uruguay es progresar en su relación con Estados Unidos, y queremos avanzar en materia comercial”, cuando el programa en realidad, en cuanto a objetivos en lo comercial, decía exactamente lo contrario: “luchar por un nuevo orden internacional más justo y solidario, reafirmando nuestra clara postura antiimperialista”; “enfrentar este mundo de bloques con un relacionamiento basado en la cooperación y en la unidad de América Latina”; “las apuestas del país deben pasar por la región y el fortalecimiento del proyecto MERCOSUR”; “Nuestro país debe sumar su voz y sus esfuerzos al conjunto de países con quienes comparte visiones para defender sus intereses en el contexto de los organismos multilaterales de comercio y de crédito.”
En la actualidad continúa el señor Danilo Astori por la misma senda, al promover activamente la entrada de Uruguay a la Alianza del Pacífico.
Jorge Notaro había descrito muy bien el autoritarismo del ministro de economía cuando en su momento dijo: “Como el modelo macroeconómico utilizado no es conocido ni se presentan alternativas para las decisiones políticas, se pierde transparencia y el MEF se convierte en un súper Ministerio cuyas decisiones condicionan el resto de la actividad gubernamental. Por ejemplo, los lineamientos que ponen topes a los aumentos de salarios o el gasto en educación, se establecen en función de las metas de reducción de la inflación y mejora del resultado fiscal. El FLS tiene un tercio de los votos del FA y sin embargo logró implementar sus propuestas con leves concesiones”.

CUBA VA

Mientras tanto, ese mismo señor acusa a Cuba socialista de ser un “estado autoritario”.
Las diatribas anti cubanas no son para nada originales, por supuesto, no nos vamos a desayunar ahora ni del mensaje ni del mensajero. El cuestionamiento al sistema político cubano, constituye uno de los pilares fundamentales de la campaña anticubana que lidera Estados Unidos en materia de democracia y derechos humanos. Y en esta campaña, Estados Unidos ha contado siempre –y seguirá contando- con voceros que, tanto desde la derecha como desde corrientes que se pretenden de izquierda, le harán los mandados.
A estos supuestos promotores de la democracia y de los derechos humanos, jamás les importará lo que establecen los pactos internacionales en la materia, en el sentido que reconocen que “todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación, en virtud del cual establecen libremente su condición política y proveen asimismo su desarrollo económico, social y cultural”. Para los muchos Astori que andan por ahí, la libre determinación vale para todos menos para Cuba. Cuba podrá ser libre de elegir su forma política siempre y cuando su elección coincida con la mía, de otra manera, no será una democracia.
Esa parece ser la postura que adoptan. En la Declaración y Programa de Acción adoptados en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos que tuvo lugar en Viena, en 1993, se estableció asimismo que: “la democracia se basa en la voluntad del pueblo, libremente expresada, para determinar su propio régimen político, económico, social y cultural, y en su plena participación en todos los aspectos de la vida”.
El sistema político cubano es genuinamente auténtico y autóctono, está fundado en las experiencias heredadas de su historia de lucha por la igualdad y solidaridad entre los hombres y mujeres, la independencia, la soberanía, la no discriminación, la unidad, la participación, el poder popular y la justicia social. No es un modelo importado, nunca fue una copia del modelo soviético ni del existente en los entonces países socialistas de Europa Oriental, ni le interesa parecerse al modelo burgués imperante en occidente.
Y Cuba ha sabido abrirse paso en el mundo y en la historia a pesar de todos los pesares. Porque la política de hostilidad, bloqueo y agresividad de sucesivos Gobiernos de los Estados Unidos contra la libre determinación y la soberanía de Cuba no se iniciaron con el triunfo de la Revolución en 1959, ni con la proclamación de su carácter socialista en 1961. Estas han sido líneas permanentes de conducta por más de 200 años, en virtud de las apetencias imperialistas que han determinado la política hacia la Isla de los círculos de poder en la superpotencia.
El bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, es una de las más importantes violaciones masivas, flagrantes y sistemáticas de los derechos humanos del pueblo cubano que genera la política de hostilidad contra la nación cubana, pero no la única. El pueblo cubano ha sido víctima de invasiones mercenarias, agresiones biológicas, radiales y televisivas, del aliento externo a la migración ilegal, de planes de asesinato a sus principales dirigentes, así como sabotajes y actos terroristas que han causado daños directos a objetivos económicos y sociales del país por más de 54 mil millones de dólares, la muerte probada de 3.478 personas y la incapacidad permanente de otros 2.099 cubanos. A pesar de las condiciones de subdesarrollado heredadas y del bloqueo que le impone el Gobierno de los Estados Unidos, el pueblo cubano ha podido avanzar significativamente en sus transformaciones revolucionarias con el objetivo de construir una sociedad cada vez más justa, equitativa y que garantice amplias posibilidades al ejercicio de la participación democrática de todos los ciudadanos. Ha desarrollado instituciones y componentes de un Estado que consagra el poder de las grandes masas de trabajadores, intelectuales, profesionales y artistas, trabajan junto a una numerosa y activa sociedad civil, permitiendo a todo cubano y cubana una efectiva y sistemática participación en las decisiones que afectan su presente y determinarán su futuro. Y el pueblo cubano ha avanzado siempre de la mano de Fidel, de Raúl y de tantos otros que van a pasar a la historia junto a Bolívar, a Artigas, a Martí, al Che y a tantos otros héroes americanos, lugar que seguramente nunca ocuparán algunos personajes de opereta, amantes del sistema más autoritario que se haya inventado, el capitalista.

sábado, 10 de agosto de 2013

UNA CANDIDATURA IMPROCEDENTE, INNECESARIA Y NEGATIVA

Finalmente, lo que era previsible sucedió: Tabaré Vázquez dio el sí a quienes venían reclamándole que aceptara su pre candidatura para las elecciones de 2014.
El SI, fue transmitido a varios dirigentes del MPP, el FLS y el PS, quienes se entrevistaron con el ex presidente en su residencia del prado.
El hecho no puede sorprender a nadie, desde luego, por más que Vázquez haya venido jugando al “quiero, no quiero” desde hace más de un año, y aunque contradiga sus propias afirmaciones hechas hace menos de un mes. A mediados de julio había dicho que "El Frente Amplio tiene que decidir mediante las instancias formales que corresponden si quiere que yo sea candidato presidencial o no. Y, en caso de que resuelva que sí, entonces tendré que resolver en mi fuero íntimo si yo quiero aceptar ser otra vez candidato presidencial del Frente Amplio".
Obviamente que la visita de un puñado de dirigentes a su casa no pueden interpretarse como “las instancias formales que corresponden”, y en todo caso, su fuero íntimo no fue tan íntimo y no le llevó más que algunos minutos, porque los dirigentes se llevaron el SI de la misma reunión. De todas maneras, esto clarifica enormemente el panorama; ya se sabe entonces que la gran mayoría de los sectores del FA apoya su candidatura y se sabe también que el acepta la postulación, de manera que ahora es posible opinar sobre hechos concretos y no sobre hipótesis posibles.

UNA ACLARACIÓN NECESARIA

En política hay diferentes actitudes, y todas son válidas cuando se trata de decisiones personales. Hay ciudadanos que utilizan una especie de libreta de almacenero, y en una columna anotan las cosas positivas que hizo el gobierno, y en la otra columna las cosas negativas; si el saldo da positivo, entonces lo vuelve a votar. Así de simple. Y es válido, ¿por qué no?
De la misma manera, hacen comparaciones con otros gobiernos, de tal forma que si el saldo es negativo, pero es superior al de gobiernos anteriores, igual lo volverá a votar. Así de sencillo, y es muy válido. Hay otros que utilizan el método de la moneda al aire dentro del cuarto secreto. Es su forma de decidir el destino del país.
Pero los dirigentes políticos, y los militantes partidarios que se involucran en la vida activa de sus partidos, utilizan otros parámetros. Utilizan también la libreta del almacén, claro está, como forma de evaluar, pero tienen un proyecto de futuro al que apuntan, y en función de ello, se proponen programas, metas a corto y largo plazo, se trazan una estrategia y tienen una táctica, y no solo votan sino que luchan por lograr aquello que se proponen. De manera que la libreta les ayuda, pero es un elemento más, y no todo. De la libreta se extraen los elementos positivos, no para solazarse en su admiración, sino para ver si esos elementos pueden potenciarse aún más, y si sus bondades pueden ser trasladadas a otras cuestiones que tienen retrasos, etc...Mientras que los elementos negativos son analizados para ver como y por qué sucedieron, para evitar que vuelvan a suceder.
Lo que quiero decir es que no desconozco ni he negado nunca las cosas positivas que se hicieron en el primer gobierno del FA, y en el que está transcurriendo. Lo que digo es que así como se rescatan y se promueven esas cosas positivas, se debe hacer un análisis serio de las cosas negativas para que no vuelvan a suceder. Es lo que corresponde a una fuerza política que tiene en sus manos el gobierno, que pretende obtenerlo por tercera vez consecutiva y que representa prácticamente a la mitad del país.
Lo que haré de aquí en más es analizar los aspectos más negativos de la gestión de Vázquez, para demostrar la absoluta inconveniencia de su postulación como candidato nuevamente, a fin de que esas cosas negativas no vuelvan a suceder.

ALGUNAS VIOLACIONES

Una necesaria precisión: la mayoría de las cosas que señalaré, si bien fueron iniciativas de Vázquez, contaron con el voto mayoritario de los parlamentarios frenteamplistas (con honrosísimas excepciones). Eso no disminuye ni un ápice su responsabilidad; si las iniciativas no hubiesen surgido del ejecutivo, jamás habrían sido propuestas en el Parlamento, y muchas se aprobaron ante los hechos consumados y para no dejar aislado al presidente, lo que hubiera resultado fatal en un primer gobierno del FA.
En el primero año de gobierno de Vázquez hubo al menos tres iniciativas que se concretaron y que fueron violatorias de los documentos fundacionales del FA, que dicen por ejemplo que “La unidad del Frente Amplio exige el respeto estricto a las normas de conducta y disciplina comunes. Ellas comprenden en particular:
a) La aceptación y cumplimiento de la Declaración Constitutiva y las Bases Programáticas y la lucha por realizar en la práctica sus postulados así como el acatamiento a este Acuerdo Político y a las resoluciones de los organismos dirigentes.
b) La adopción bajo mandato imperativo por parte de los integrantes del Frente Amplio electos y de los que ocupen otros cargos de responsabilidad política, de aquellas resoluciones de los organismos”(1)
En ese primer año de gobierno, se realizaron las famosas maniobras UNITAS, con la marina de los EEUU, maniobras que siempre habíamos rechazado cuando éramos oposición, y que violan nuestra definición como fuerza antiimperialista. No se puede ser antiimperialistas y proponer maniobras conjuntas con el ejército imperialista. Vázquez no lo ignoraba, y sin embargo lo llevó adelante.
También se enviaron tropas a Haití, hecho por el cual renunció a su banca uno de los mejores y más honestos legisladores que tuvo el FA en esa legislatura, Guillermo Chifflet. Tropas de ocupación, que han ocasionado genocidios y etnocidios, y que los propios haitianos denominan como “tercerización del imperialismo”. Otra medida violatoria de los documentos fundacionales del FA.
Tal vez la medida más importante de ese primer año haya sido la firma del Tratado de Protección de Inversiones (TPI) con los EEUU. Una medida tremendamente violatoria de las definiciones antiimperialistas del FA. No se puede ser antiimperialista y simultáneamente protegerle las inversiones al imperio. Una medida de gobierno que además tiene sus agravantes, porque previamente se había hablado muy claro respecto a ese TPI, y lo había hecho el propio Vázquez.  Durante la campaña electoral de 2004, en una de las conferencias del ciclo “La transición responsable”, Tabaré Vázquez expresaba: “Quiero decirlo claramente: el EP-FA-NM no ha sido consultado sobre los contenidos de dicho acuerdo ni lo conoce (…) Un acuerdo de este tipo negociado unilateralmente, significa un desconocimiento al MERCOSUR y a la necesidad de encarar estos temas como región”. Sin embargo, diez meses después de asumir el gobierno, el Parlamento aprobaba el Tratado. Previamente había sido firmado por Vázquez y Bush en una cumbre en Mar del Plata donde se le daba sepultura al ALCA (Vázquez fue el único presidente que se reunió en privado con el genocida).
Una medida que además de contradecir los principios del FA, fue absolutamente innecesaria e inconducente, ya que como dijo hace pocos días el presidente Mujica: “Si nosotros hablamos de inversión del imperialismo en nuestro país nos da risa porque no invierte ni un peso hace años”.
En el primer año, entonces, por tres veces consecutivas, el Dr. Tabaré Vázquez violaba flagrantemente los principios antiimperialistas de su fuerza política y comprometía muchas de las definiciones programáticas que tenían que ver con la apuesta a la integración latinoamericana y al MERCOSUR. Solo por estas cuestiones, el Dr. Vázquez no debería ser tenido en cuenta de ninguna manera para una nueva candidatura. 

OTRAS MEDIDAS DEPLORABLES

Ni bien comenzó el segundo año de gobierno, el mismo se lanzó a la búsqueda de un TLC con los EEUU, algo que específicamente el Programa se expresaba en contra. Si bien el TLC finalmente no se firmó debido a la oposición de las organizaciones sociales y sindicales e incluso a la oposición dentro del propio FA (que debió ser aún más contundente ante la violación del Programa), dejó heridas profundas y provocó discusiones y enfrentamientos innecesarios.
El hecho, además de configurar una nueva violación a las definiciones constitutivas (antiimperialistas y antioligárquicas) y al programa del FA, mostró a un Vázquez muy poco transparente y ambiguo, que un día afirmaba que un TLC era muy conveniente para el país y al día siguiente afirmaba lo contrario. Que mientras a unos les decía que de ninguna manera se firmaría un TLC, a otros les decía que sí. Y que ni siquiera fue capaz de decir la verdad cuando anunció que finalmente no se firmaría el mismo, adjudicando la negativa a que se había enterado pocos días antes de que EEUU quería un TLC como el que tenía con Perú; cuestión que no podía ignorar puesto que lo sabía todo el mundo desde un principio (2).
Estamos entonces ante la cuarta violación consecutiva de principios fundacionales del FA, al intento de violación del Programa, y a la muestra de una personalidad totalmente megalómana y autoritaria, personalidad que se mostraría aún más claramente en los dos vetos que vendrían luego.
En mayo de 2009, Vázquez vetó la ley sobre seguros de accidentes de trabajo, que favorecía a los trabajadores y que había tenido amplias mayorías. Un legislador del Nuevo Espacio manifestaba en ese momento: "algo absolutamente sorprendente y que va a ser motivo de un fuerte debate y tal vez de un fuerte encontronazo. Porque lo que se intentó hacer con esta ley, por la casi unanimidad del Parlamento, fue darle más protección a los trabajadores. Que haya primado sobre esta protección a los trabajadores, la opinión del Banco de Seguros del Estado (BSE) que tiene problemas con las pólizas, es una cosa que a uno lo hace pensar muchísimo" (3). Una nueva demostración de megalomanía y autoritarismo, al desconocer a la mayoría del Parlamento y a toda la bancada de la fuerza política que lo había llevado a la presidencia.
Pero el veto más conocido y destacado, fue el veto a la ley de salud sexual y reproductiva (más conocida como “ley del aborto”). Un veto que se llevó por delante la lucha incansable de años y años de mujeres y hombres de este país, que se llevó por delante la opinión y el voto de la fuerza política que lo llevó al sillón presidencial pero que además se llevó por delante la opinión mayoritaria de la ciudadanía, que en todas las encuestas se expresaba a favor de la ley.
Si bien es cierto que estos vetos no violaban el programa, sí violaban el Estatuto del FA, que también quienes ponemos en el gobierno (y más aún ellos) deben respetar. Porque el estatuto prevé formas para no participar de medidas que vayan contra principios políticos o filosóficos, y el Dr.Vázquez no utilizó esos mecanismos, sino que simplemente aplicó su derecho constitucional a vetar, mostrando una vez más su personalidad megalómana y autoritaria, cosa que por sí sola debería descalificarlo para una nueva candidatura.

AUN DESPUÉS

Cada una de las cosas relatadas más arriba, merecerían por sí solas ser motivos de descalificación para una nueva candidatura. Juntas, ya conforman un verdadero prontuario que lo haría merecedor de pasar por el Tribunal de Conducta Política. Pero la cuestión no termina allí, porque luego de dejar la presidencia continuó haciendo méritos para ser descalificado como futuro candidato.
Hace dos años, confesaba ante los alumnos de un colegio del Opus Dei que pensó en la posibilidad de un conflicto armado con la Argentina por el diferendo que generó la instalación de la pastera UPM -ex Botnia- a orillas del río Uruguay. Relató que viajó a Estados Unidos a sondear un eventual apoyo para ese caso de la administración de George W. Bush.
Luego del escándalo que tal revelación provocó en toda la opinión pública del país, Vázquez dio a conocer un breve comunicado en el que admitió que "a pesar de haber hecho un relato de lo realmente acontecido", sus revelaciones fueron "inoportunas", al punto que, reconoció, podían "dañar" el proyecto del Frente Amplio, y anunció su "retiro de la actividad política pública". Esto es, pidió disculpas no por lo que hizo, sino por haberlo dado a conocer.
Esto hecho es sin duda uno de los que tiene mayor relevancia en toda la actividad pública de Vázquez, y el que lo descalifica sin más, no solo para una nueva candidatura del FA, sino para seguir en la actividad política. Porque no solo volvió a violar los principios fundacionales del FA groseramente, sino que lo hizo a escondidas, sin siquiera comentarlo con los miembros del gobierno, ni con la fuerza política, y haciéndolo público ante los alumnos de un colegio. Y luego de hacerlo público, no se arrepintió de hacerlo sino de darlo a conocer.
Confieso que yo creí firmemente que su "retiro de la actividad política pública" era sincero, permanente e inevitable. Creí que nadie que hubiera hecho semejante barbaridad política podía volver a la actividad como si nada. Aposté que jamás volvería, que sentiría vergüenza de lo que hizo. Y me equivoqué, claro está, no solo que volvió, sino que volvió para seguir actuando en contra de su fuerza política.
A poco de volver a la actividad como si nada hubiese pasado, firmó para que hubiera plebiscito contra la nueva ley de aborto. Una campaña llevada adelante por la derecha política, y a la que luego Vázquez aportaría su granito de arena participando del lanzamiento de un libro suyo en contra del aborto, junto a la derecha más rancia y reaccionaria de este país. Luego puso otro granito yendo a votar para que hubiera plebiscito contra le ley, granito que se sumó a un puñado apenas, como era de prever.

CANDIDATURA INACEPTABLE

Con los antecedentes relatados, en mi opinión la candidatura del Dr.Vázquez es inaceptable desde todo punto de vista.
Es inaceptable porque no se puede premiar al autor de tantos desatinos y actitudes autoritarias y contrarias al FA, con una nueva candidatura; antes bien debería ser llevado ante el Tribunal de Conducta Política, como han sido llevados quienes han hecho cosa menores que esas.
Es inaceptable porque da señales negativas hacia la población en su conjunto y hacia la interna de la propia fuerza política. Se le está diciendo a la población que el Frente Amplio puede presentar el mejor programa del espectro político del país, pero llevará al Poder Ejecutivo a quien ha demostrado en los hechos que lo cumplirá siempre y cuando lo crea conveniente. Se le está diciendo que esta fuerza política, al igual que los partidos tradicionales, no está demasiado interesada en cuestiones éticas, y que lo importante y relevante es ganar el gobierno, pagando los peajes que sea para lograrlo.
Y a los militantes del FA se les está diciendo que no importa lo que resuelvan en las instancias orgánicas, en los comités, en las coordinadoras, en las mesas políticas, en los Plenarios, en los Congresos; nada de eso importa, porque llevaremos como candidato a quien ha demostrado fehacientemente que le importan muy poco esas resoluciones, ya que él hará lo que se le ocurra. Y que si su fuerza política resolviera votar algo que no le gusta, directamente lo vetará.
Se le está diciendo a todo el mundo que, si bien el Frente Amplio se define como antiimperialista, no es consecuente con esa definición, y lleva como candidato a quien ha demostrado hasta la saciedad su voluntad de llevar al país a una estrecha sociedad con el imperialismo yanqui, mientras fue presidente y en la actualidad, cuando hace llamamientos a olvidar el “pasado imperialista” y a elaborar una agenda común con los EEUU.
Se le está diciendo a todo el mundo que el FA es una fuerza política de izquierda, antiimperialista y antioligárquica, pero no se tiene consecuencia con esas definiciones y se llevaría como candidato al más conservador de sus actores políticos, al que ha manifestado recientemente que ya no hay derechas ni izquierdas, mientras él mismo se hamaca hacia un lado y hacia el otro.
Una candidatura de Vázquez, es no solo inaceptable, sino que además es inconveniente e innecesaria. Y es inconveniente porque ejerce una fuerza centrípeta sobre aquellos votantes de izquierda que todavía permanecen en el Frente Amplio. Muchos votantes de izquierda abandonaron la fuerza política en el primer gobierno de Vázquez por los hechos relatados más arriba; de hecho, hubo desprendimientos de sectores y personalidades históricas que se fueron para sus casas decepcionados, pero además fue notorio por los propios resultados electorales siguientes. No se pudo ganar en primera vuelta y se estuvo a punto de perder las mayorías parlamentarias, y luego se perdieron varias intendencias que se habían logrado.
Una nueva candidatura de Vázquez, terminaría de confirmar al electorado de izquierda que aún confía en los posibles avances de un nuevo gobierno del FA, que el rumbo venidero no será de viraje a la izquierda sino que en el mejor de los casos será de defensa del status quo, de permanencia de los privilegios del capital, de postergación indefinida de la tan ansiada distribución de la riqueza y de los históricos reclamos de los más infelices. No solo porque Vázquez sería el candidato, sino porque estaría apoyado por la mayoría de los sectores del FA, que es de suponer que si lo respaldan es porque los representa.
Y si eso es así, el FA tal vez logre un nuevo gobierno en segunda vuelta, pero el mismo será sin mayorías parlamentarias, por lo que el conservadurismo del Dr. Vázquez se verá respaldado por la necesaria negociación que tendrá que llevar a cabo con la oposición si es que quiere llevar algo adelante en su gobierno.
Una candidatura de Vázquez, es además innecesaria, porque Vázquez es perfectamente sustituible. Si el FA es realmente una fuerza de izquierda, solo tiene que llevar adelante un programa de izquierda, con un candidato de izquierda. Como dijera alguna vez Rodney Arismendi, “...necesitamos un Frente en la calle; un Frente que nació en el 71 como opción transformadora, revolucionaria, con un compromiso político, una declaración de principios y un programa, y que no apareció como fuerza integrable al sistema y dispuesta a entrar en la sala de la buena sociedad”.
De esto dependerá en buena medida la actitud decidida de las bases y de los sectores que aún no se han definido. Pero esas definiciones no se pueden postergar eternamente. De aquí en más, Tabaré Vázquez estará de continuo en los grandes medios (muchos de ellos, de la derecha, ya actúan desembozadamente apoyando su candidatura), y las posibilidades de revertir su imposición irán disminuyendo con el transcurrir de los días. Las responsabilidades son ineludibles, y tarde o temprano hay que asumirlas.

(1)   Declaración Constitutiva, 1971
(2)   Yo mismo había escrito un artículo que comenzaba así: “A esta altura del partido, tenemos que hacer un esfuerzo por bajar a tierra la discusión sobre el TLC, para que la misma se democratice y se haga transparente. Lo que se está discutiendo ¿es un TLC o es otra cosa? Lo único concreto es que Estados Unidos pretende un TLC como el que firmó con el Perú” (http://contratapapopular.blogspot.com/2008/06/tlc-para-principiantes-dnde-va-el-tren.html).  Es poco creíble que un carpintero de Solymar supiera exactamente lo que quería negociar EEUU y el presidente de la República, que hacía un año y medio venía negociando con el gobierno yanqui, lo ignorara.

viernes, 2 de agosto de 2013

LA IRA INEXPRESADA DEL COMPAÑERO

Hace muy poquito tiempo, la mayor parte de la dirigencia del FA, y de sus sectores, venía diciendo que todavía no es tiempo de hablar de candidaturas, y que en todo caso, ese tema había que discutirlo en los ámbitos orgánicos de la fuerza política.
Simultáneamente, y no en la orgánica sino a través de los medios, esos mismos dirigentes iban instalando y promoviendo la candidatura de Tabaré Vázquez.
Esta actitud incoherente y ambigua, desató un vasto movimiento desde las bases, y fundamentalmente en las redes sociales, de oposición a esa candidatura que ya no representa más que a la parte más conservadora del status quo del progresismo.
De ese movimiento contestatario, surge cada vez más fuerte la propuesta de una candidatura alternativa y el nombre de la senadora Constanza Moreira como posible candidata, aunque ella misma no ha dado el sí.
La primera reunión formal de dicho movimiento, para plantear el tema candidaturas y posibles alternativas, se realizó días pasados en el local de una coordinadora del FA, desbordado de frenteamplistas y que contó con la presencia de destacados dirigentes de la fuerza política, e incluso de personalidades del gobierno.
Expusieron allí sus puntos de vista el dirigente socialista Daniel Martínez, el vicepresidente del FA Juan Castillo, y la propia senadora Constanza Moreira.
En los días siguientes, lo que se pudo apreciar en todos los medios de prensa, y a través de las redes sociales, fue una catarata de críticas desmedidas e inmerecidas hacia Constanza Moreira. Y digo desmedidas e inmerecidas porque no están basadas en ninguna acusación concreta.
Se habló de “agravios gratuitos”, de un “feroz ataque” a Tabaré Vázquez, se hicieron pomposas declaraciones “separándose de los dichos” de Constanza Moreira (cual si pudieran ser poco menos que contagiosos), se dijo que “ninguna candidatura se construyó criticando al otro”, se dijo “no deterioremos figuras con el insulto”, pero nadie mostró ningún elemento que demostrara ese “feroz” ataque, ni nadie mencionó a que “insulto” se refería.
Toda esa movida desde la dirigencia del FA, no parece tener otro sentido que hacerle los mandados a un Tabaré Vázquez que, en reuniones privadas con sus amanuenses más cercanos, se ha quejado de que lo critican. Como si un dirigente político pudiera estar exento de críticas políticas, algo así como un intocable. No está mal cumplir con las ordenes del jefe, pero se puede hacer de buena forma, y no tirando palos de ciego para ver si se le emboca algún golpe a alguien.

EL MENTADO “FEROZ ATAQUE” Y LOS “INSULTOS”

¿Cuáles fueron los insultos que conformaron ese feroz ataque al que fue sometido el intocable ex presidente?
Dijo por ejemplo Constanza Morerira: "Vázquez ya nos gobernó, tiene 75 años; yo quiero otra cosa". ¿Es o no es cierto que ya nos gobernó, y tiene o no tiene 75 años? ¿se puede o no se puede querer otra cosa? ¿dónde está el insulto o el ataque feroz?
Dijo “Quiero alguien que me represente antes que un jefe que me gobierne”. ¿cuál es el ataque feroz, dónde está el insulto?
Dijo también Constanza: “Hay desconfianza, un temor y una resistencia a dos cosas que se conjugan en la figura de Tabaré (…) la postura en relación a ciertos temas: el aborto, Bush, decir que Estados Unidos no tiene una actitud imperialista como antes, que no todo es izquierda y derecha. Ahí, hay cierta resistencia de la parte más izquierda del Frente Amplio y después de los jóvenes que no le gusta lo del aborto o alguna declaración de Tabaré sobre la marihuana”. ¿Es o no cierto que Vázquez ha tenido esas posturas y que esas posturas han generado resistencia y temor en buena parte de los frenteamplistas? ¿dónde está el ataque feroz o el insulto?
Dijo también Constanza: . “Yo creo que es el candidato pero podría haberlo hecho explícito. Da la impresión que quiere que se lo vayan a pedir”, ¿es o no cierto que esa es la impresión que tienen el 99,9% de los uruguayos? Y si solo fuera la impresión de Constanza Moreira...no tiene derecho a manifestarla? ¿dónde está el ataque feroz o el insulto?
Dijo además que “hay 300 mil personas que están sacando su credencial por primera vez para concurrir a esta elección. Tienen entre 18 y 22 años. Para estos jóvenes desde que eran niños gobierna el Frente Amplio. No es el partido del cambio. Es el partido de gobierno y si viven en Montevideo están bajo la intendencia frenteamplista desde que nacieron”. ¿No son hechos innegables y a analizar a la hora de pensar una candidatura? ¿dónde está el ataque feroz y el insulto?

CAVANDO FOSOS ALREDEDOR

La intervención de Constanza Moreira en ese acto, no fue más que una brillante exposición de por qué es negativa la candidatura de Tabaré Vázquez, y la necesidad de la búsqueda imperiosa de una candidatura alternativa. Podrá gustar o no gustar eso a la mayoría de los dirigentes sectoriales del FA, pero es una posición muy extendida en las bases frenteamplistas y que Constanza no hizo más que resumir de excelente manera.
Mientras muchos dirigentes se explayan y repiten en cuanto lugar puedan hacerlo, sobre la necesaria renovación del Frente Amplio, de una renovación ideológica, generacional y de género, en los hechos apoyan la candidatura de un macho de 75 años, masón, que representa lo más conservador del status quo de la fuerza política.
Algunos sectores incluso, van un paso más adelante en esa renovación de género y generacional, y además de proponer a Vázquez como candidato a la presidencia, adelantan que sus listas al senado serán encabezadas por el actual presidente de la república, que en ese entonces tendrá ya 80 añitos. Toda una renovación!!!
La desaforada defensa de quien no ha sido atacado ni insultado, y los furibundos ataques a quien se atreva a cuestionar el orden establecido por esa dirigencia anquilosada, no es más que la profundización de la fosa alrededor de la fortaleza que han construido para proteger al príncipe, a su séquito y a ellos mismos. Pronto pondrán allí algunos cocodrilos.
Lo que no perciben –pero percibirán a corto plazo- es que esa fosa los separa de sus votantes. Lo que no perciben es que han desatado molestias que estaban ocultas y que esperaban la oportunidad de salir a la luz. Han desatado –al decir de Alfredo Zitarrosa- “la ira inexpresada del compañero”. Y se tendrán que hacer cargo.


EL OPORTUNISMO POLÍTICO

Cuando salió a la luz pública la mentira de Sendic acerca del ya famoso célebre título adornado con medallas de oro, fuimos muchos los qu...