Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2017

PROGRESISMO POR DECRETO

Imagen
(publicado esta semana en VOCES)

Ya hemos dicho más de una vez que el progresismo esgrime la única arma que a esta altura de su recorrido puede utilizar con (cada vez menos) relativa eficacia: asustar con el cuco de la derecha. “Somos nosotros o la derecha”, dicen, y la gente tiembla pensando en tarifazos, en salarios que no alcanzan, en el país pasando al bando de los amigos de EEUU, en represión a la protesta social, etc. Pero mientras algunos se asustan y otros asustan, esas cosas ya están instaladas desde hace rato, y por lo tanto el cuco cada vez surte menos efecto. Cambian las personas pero la ideología es la misma (la de la clase dominante), y aunque cambie el collar el perro sigue siendo el mismo. El lenguaje se modifica y los ajustes fiscales ahora son adecuaciones; las reacciones cambian, y aunque las tarifas aumentan el sindicalismo no se moviliza ni le llama tarifazos y solo dice que “le hubiera gustado que fuera diferente”; cientos de miles de trabajadores y jubilados tie…

CORRUPCIÓN Y PARTIDOS (publicado hoy en Semanario VOCES)

Imagen
Los hechos tozudos no le quieren dar la razón a Daisy Tourné cuando dijo: “todos coincidimos en que Uruguay no tiene problemas serios de corrupción en este momento, ni siquiera sospechas. Por más que existan problemas en la región no son de impacto directo y que involucren al país”. El caso del cambio Nelson, que involucra al político colorado Francisco Sanabria y su entorno, amenaza con convertirse en uno de los casos más grandes de corrupción en el país. Y cada vez son más los puntos de contacto de Uruguay con los casos “lavajato” y con lo que se conoce como “la ruta del dinero K”. Por lo que parece, lo que se ve hasta ahora es apenas la punta de un iceberg importante, con mucho para investigar. Entre otras cosas, implica esclarecer como logró aquel pequeño tambero de nombre Wilson Sanabria, construir una fortuna en tan solo diez años, para que la heredara el actual prófugo, su hijo Francisco. Seguramente terminar definitivamente con la corrupción es imposible, y a lo que podemos aspir…