Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

ECONOMÍA E IDEOLOGÍA

Imagen
En una reciente entrevista en el semanario Búsqueda, el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, dijo algunas cosas que merecerían figurar en lo más alto del podio de las frases del año, en su afán por justificar la pretensión del gobierno de firmar TLCs y de ingresar a la Alianza del Pacífico y otros tratados por el estilo. Por ejemplo dijo: “La asunción del presidente Macri y su equipo muestra que es un gobierno que en lo económico no pone ideología”. Como si las políticas del consenso de Washington, los dictados del FMI o del BM y las presiones de los poderosos del mundo fueran del todo carentes de ideología. Dijo también que “sin duda se debe dejar de analizar los temas comerciales desde lo ideológico. Eso tiene que cambiar, si no, nos vamos a quedar aislados. Las nuevas tendencias comerciales en el mundo nos obligan a analizar este asunto y asumir las situación con realismo”. Y más adelante: “ Me considero un hombre de izquierda, pero miro el mundo con realismo. Mirando la realidad…

Memorias y desmemorias (publicado hoy en semanario VOCES)

Imagen
Sin duda el hecho más notorio en lo político, en nuestro país durante el 2015, fue el traspaso de mando. Al menos el más recordado. Lo que registrarán las memorias será que se fue Pepe Mujica, conocido internacionalmente como “el presidente más pobre del mundo”, un pobre que ganaba alrededor de U$S 13.500 mensuales, casado con alguien que gana una cifra parecida, y que cuenta en su patrimonio tres inmuebles por valor de más de U$S 200.000, dos vehículos, tres tractores y más de 2 millones de pesos en tres cuentas bancarias (según su propia declaración jurada). Aquel que les dijo a los docentes que si querían ganar más laburaran más, mientras se reunía con Soros y los grandes magnates e inversores extranjeros. El que extranjerizó más aún la tierra, nos llenó de transgénicos y pesticidas, el que nos quería ensartar con la megaminería y con el TISA, el que hizo de su frase “educación, educación, educación” una mera fantochada, como tantas otras. Y la gente tiene bien presente que le entre…

¿PARTIDO, QUÉ PARTIDO? (por Andrés Figari)

Imagen
En las postrimerías de la revolución francesa, algunos descubrieron que la tan ansiada Revolución había sido un fiasco; que sólo había servido para sustituir a unos poderosos por otros, que el pueblo llano, los que no eran propietarios, el “proletariado”, seguía tan pobre y oprimido como siempre. No tenían discrepancias con los “ideales” de la revolución (Libertad, Igualdad y Fraternidad), tampoco con sus motivos profundos (mejor distribución de la riqueza). Así que no se conformaron y resolvieron modificar la situación de la manera que les parecía más acertada: organizarse como un “partido” que apoderándose del Estado, les permitiera imponer su gobierno. A pesar de que la conspiración fue descubierta y que la “revolución de los iguales”-como así se llamaba- no se llevó a cabo, no impidió que algunas de sus ideas básicas – vía marxismo primero y leninismo después- pasaran a formar parte de las “verdades reveladas” del pensamiento revolucionario. Entre esas verdades (o premisas) s…

ARGENTINA, VENEZUELA Y EL TITANIC (por Andrés Figari)

Imagen
Entre las tantas lecciones que dejan los resultados electorales de Argentina y de Venezuela hay una que se destaca sin lugar a dudas: la gente no vota al que frustra sus expectativas económicas o dicho más campechanamente, al que la amenaza con hacerla pasar mal. Que esto no es ninguna novedad es cosa sabida, que “el bolsillo es la víscera más sensible”, tampoco.  Lo nuevo e interesante de esta archisabida lección, es la consecuencia que esto genera en una eventual estrategia que tenga por objetivo una verdadera transformación social, cuando el “desarrollo” entendido como crecimiento económico (más de todo para todos) es inviable. Durante un siglo y medio, tirios y troyanos; los apologistas de la propiedad privada y del libre mercado por un lado, y los partidarios del colectivismo y la revolución social por el otro, coincidieron en dos cosas: 1) que la pobreza era el mal universal y 2) que esa “injusticia” se resolvía con más y mejor producción.  Sea porque se lo dejaba en manos del mer…