miércoles, 25 de septiembre de 2013

EMPEZÓ LA CAMPAÑA DE GUANTE BLANCO

En enero de 2009, pasado el Congreso del Frente Amplio en el que se definieron el Programa y las precandidaturas para las elecciones internas, algunos connotados periodistas y analistas políticos decían cosas como estas: “:“La militancia de los comités de base, al menos ésta, la del siglo XXI, y no sólo los comunistas y tupamaros, no lo llevan a Danilo y parece evidente que prefieren perder con los blancos que votar a Astori” (Alberto Grille, en Caras y Caretas). Afirmación por demás irresponsable y desubicada (y por cierto dolorida, al no haber ganado el candidato que se apoyaba). Claro, la afirmación corriente en los meses previos al Congreso, era que había una candidatura “cantada” y “ganadora”, la de Danilo Astori. Quien se opusiera a esa candidatura, le hacía el juego a la derecha, y trabajaba por la derrota del FA.
Sin embargo, los frenteamplistas en el Congreso se inclinaron por otro candidato (José Mujica), y luego en las internas ratificaron esa elección. Los frenteamplistas no se dejaron arrear con el poncho, vieron que Astori era la continuidad de una política económica y de un proyecto de país que no querían, entendieron que había que dar un giro hacia la izquierda, modificaron el programa que venía propuesto y eligieron un candidato con un perfil más hacia la izquierda. Nada pasó; el FA volvió a ganar las elecciones y no se vino el mundo abajo. Es claro que el rumbo no viró necesariamente hacia la izquierda como la mayoría de los frenteamplistas quería, pero ese es otro cantar (que tiene que ver mucho con los acuerdos que se tejieron para conformar la fórmula) y no es el objetivo de esta nota. Ahora la historia parece repetirse.

OTRAS OPINIONES

También escribía por ese entonces, en Montevideo Portal, el publicista Esteban Valenti, quien manifestaba que se equivocó y feo, y decía: “Hace dos semanas escribí que “Tenía confianza” que, finalmente, los frenteamplistas encontraríamos el camino para buscar la mejor fórmula para ganar las elecciones en octubre del 2009”. Agregaba que -luego del Congreso- “ha quedado demostrado un divorcio extremadamente peligroso entre las estructuras y la sociedad...”. Valenti dijo también que se llegó a la elección de Mujica como candidato porque “se sabía perfectamente que del otro lado lo que había eran fuerzas y sentimientos auténticamente frenteamplistas y que nadie pondría en duda ni en peligro la unidad”
El planteo de Valenti era claro: 1) la mejor fórmula (algunos decían única) era la que él proponía, y si los frenteamplistas elegían otra, no era que habían elegido la mejor...era que él se había equivocado pensando que el Congreso iba a elegir la suya; 2) si las estructuras no eligen lo que él quiere, entonces hay un divorcio entre las estructuras y la sociedad (entendiéndose por sociedad a Valenti y todos los que apoyaban las otras candidaturas); 3) en el Congreso había dos lados, en uno de ellos se ubicaban fuerzas y sentimientos auténticamente frenteamplistas y unitarios (obviamente, los que apoyaban la candidatura de Astori), y en el otro los malos, los que apoyaban una candidatura diferente.
Claro que todo lo que dijo fue una sarta de disparates, no había ningún divorcio con la sociedad, puesto que la sociedad frenteamplista ratificó en las internas lo que había decidido el Congreso, pero Valenti nunca reconoció (ni reconocerá) que estaba equivocado. Cosa que no es de extrañar, claro.

AHORA CONTRA CONSTANZA

Ahora, Esteban Valenti la emprende contra quienes se atreven a desafiar una “candidatura cantada y ganadora”. Entre otras linduras sibilinas, Valenti tira la siguiente reflexión (artículo en Uypress, “Tenemos Papa y Papisa”): “Se podría decir que la senadora Moreira, tiene una aproximación directamente a la presidencia, primero del FA y ahora de la República. Nada que objetar, se lo habrá conquistado con sus méritos”.
Al parecer, sería un pecado aspirar a la presidencia de la República sin haber pasado no se sabe por cual calvario político. Habría que revisar archivos de muchos años hacia atrás, para ver si Valenti dijo lo mismo cuando en el 71 el Frente llevó como candidato a Liber Seregni, por ejemplo, ya que esa también sería una “aproximación directa a la presidencia”. O si dijo lo mismo cuando en el 84 el FA presentó la candidatura de Juan José Crottogini, otra “aproximación directa a la presidencia”. Seguramente que no, que no lo dijo, y que lo dice ahora con el simple objetivo de desmerecer la aspiración de dicha candidatura.
Por otro lado, Valenti sabe las intenciones de quienes apoyan la candidatura de Constanza Moreira. Dice que “Desde el grupo que lo apoya, (...) y la propia senadora Moreira, fundamentan su presentación en la necesidad de la renovación generacional, en el aporte de una visión diferente y de una experiencia diversa en la incorporación a la militancia. También se propone incorporar otras sensibilidades que no están de acuerdo con la candidatura de Vázquez”. Y agrega: “En realidad este es el argumento y la razón principal casi única. Aunque ahora todo es dulzura”.
Y en eso tiene algo de razón. Hay una enorme cantidad de frenteamplistas que no están en absoluto de acuerdo con la candidatura de Vázquez, y de hecho esa es la principal razón por la que surge una candidatura alternativa. ¿Eso está mal? No, es razonable, es bueno que suceda, y se diría que es imperioso que suceda. Porque existe una sensación muy difundida (y en muchos una certeza) de que el rumbo del FA se aleja cada vez más de sus objetivos originales, y de que una nueva candidatura de Vázquez sería un envión más hacia ese alejamiento.
Valenti se hace una pregunta: “¿Acaso todas las fuerzas políticas que apoyan a Vázquez, son iguales, piensan lo mismo sobre todos los temas, no han tenido y tendrán diferencias con Vázquez y entre ellas y tiene que venir alguien a expresar esas diferencias?”
Yo le respondo así: Las diferencias que puedan existir entre las fuerzas políticas que apoyan a Vázquez, si existen, son de matices, pero seguramente no tengan diferencias con Vázquez, al menos no diferencias radicales, si no, no lo apoyarían como candidato. Las diferencias que tienen con Vázquez quienes promueven una candidatura alternativa, son sustanciales, y por eso tiene que venir alguien a expresar esas diferencias, claro que sí.

CONSTANZA ES UN JUEGO

Valenti dice que apoya a Vázquez, pero si le preguntan “¿Por qué no apoyo a otra candidata? Voy a responder claro y fuerte: no me gusta juguetear con las cosas fundamentales de la política, las que tienen que ver con toda mi vida y la vida futura de los uruguayos. Quiero tener un candidato que haya demostrado con su trayectoria y su capacidad, su condición de dirigente y de presidente y lo apoyo en su complejidad, en su densidad y en la mayoría abrumadora de los acuerdos que tengo con él y también considerando los desacuerdos. (...) No voy a apoyar a otra opción porque no he comprobado en trayectorias políticas o parlamentarias, capacidades de dirección, experiencia mínima de encabezar y liderar algo tan importante como el Frente Amplio y menos al país. Y tampoco juego con esas cosas”.
Como queda meridianamente claro, si uno es serio, debe apoyar a Vázquez; si a uno le gusta juguetear con la política y con la vida de los uruguayos, apoya a Moreira. Por eso, le exige al candidato “trayectoria” en su condición de dirigente y de presidente. Esto es, un candidato a la presidencia, para Valenti, solo puede ser alguien que ya haya sido presidente (no se puede tener trayectoria como presidente sin haber sido presidente). Pero también me hago una pregunta similar a las que me hice más arriba: ¿Será que Valenti exigió trayectoria a Tabaré Vázquez cuando lo votó a la intendencia de Montevideo? ¿cuál era la trayectoria política de Vázquez en ese entonces? Ninguna, claro está. ¿Cuál era la trayectoria política o como presidente de Liber Seregni cuando Valenti lo votó en el 71? Ninguna, claro está, porque los militares no pueden participar en política. Ni que hablar de una “trayectoria parlamentaria”. Creo que salvo Mujica, ninguno de los candidatos a presidentes que ha tenido el FA en su historia tuvo una trayectoria parlamentaria previa. No la tuvo Seregni, ni Crotoggini, ni Vázquez. Sí la tiene Constanza Moreira.
Valenti finaliza su diarrea verbal acusando a los promotores de la candidatura de Consanza de engañar a la gente y de fabricar una operación políticasi por una de esas casualidades de la historia esa fuera nuestra candidata a la presidencia. ¿Alguien lo cree realmente? Y entonces ¿Por qué se lo queremos hacer creer a la gente, a los ciudadanos?(...) los que la promueven no tienen la menor intención de que sea la presidenta de la República. Eso si, es una operación de algunos grupos políticos que a falta de otro mecanismo para aparecer, se encontraron en el entrevero con una coartada”.
:


viernes, 20 de septiembre de 2013

EL PRESIDENTE MÁS HABLADOR DEL MUNDO

Como es archisabido, José “Pepe” Mujica es conocido internacionalmente como “el presidente más pobre del mundo”, cuestión de muy dudosa veracidad, desde luego, y que es desmentida por el propio Mujica.

Para los estándares uruguayos, alguien que gana alrededor de U$S 13.500 mensuales y que está casado con otra persona que gana una cifra similar mensualmente, no es considerado pobre, sino todo lo contrario. Menos aún si en su patrimonio se cuentan tres inmuebles por valor de más de U$S 200.000, dos vehículos (fuscas), tres tractores, etc...
Es verdad –y muy loable por cierto- que el presidente dona buena parte de su salario (no me consta que haga lo mismo su señora), pero aún en ese caso, la mayoría de los uruguayos quisieran tener al menos una parte de los ingresos con los que se quedan la pareja presidencial. De buena gana la mayoría de los uruguayos quisieran ganar lo que gana el presidente y su esposa juntos, aunque los obligaran a donar lo que donan. Sobre todo los más de 800 mil uruguayos que ganan menos de 14 mil pesos, o los más de 100 mil jubilados uruguayos que ganan menos de $7.800.

¿DE QUÉ HABLA UN PRESIDENTE?

Uno tiene la percepción de que los presidentes, acá y en todas partes del mundo, hablan de los problemas del país y de los problemas que afectan a su gente, así como de los problemas de carácter internacional que tienen que ver con las relaciones entre los países. Pero también uno tiene la percepción –yo al menos la tengo- de que los presidentes también aportan posibles soluciones, o sus ideas o las de sus gobiernos para solucionar dichos problemas, o de los intentos que hacen para solucionar esos problemas.
Sin embargo, el presidente uruguayo parece ser que se auto adjudicó una misión diferente. El considera, al parecer, que tiene que hablar de otras cosas más generales y de índole más filosófica; aunque no se siente en la obligación de aportar ni una mísera idea para cambiar esas cosas.
Pongo un ejemplo; el presidente Rafael Correa habló cierta vez en la ONU sobre los problemas de la contaminación ambiental; habló largamente sobre ello, puso al descubierto quienes son los mayores culpables de la contaminación mundial, y brindó ideas y soluciones reales que su país podía aportar para disminuir la contaminación. Ese discurso prácticamente no fue difundido por ninguna cadena mundial. El presidente Mujica habló sobre esos mismos temas, con frases rimbombantes y floridas, no ubicó el problema en donde debía ubicarlo ni aportó una sola idea sobre como empezar a solucionarlo. Su discurso ha sido difundido como “el mejor discurso de la historia”.

SOBRE LOS URUGUAYOS

Pero el presidente gusta también hablar de los uruguayos. No de sus problemas concretos, problemas para cuya resolución los uruguayos lo votaron a él. No, al presidente le gusta hablar sobre la forma de ser de los uruguayos, sobre sus gustos, sus actitudes o su moral, cuestiones para los cuales obviamente no lo votamos ni le pagamos el salario, porque además no son problemas sobre los cuales el pueda hacer algo.
En un encuentro con políticos y empresarios españoles en su gira por Madrid y ante un importante grupo de inversores, el presidente uruguayo dijo que los uruguayos "no nos caracterizamos por matarnos en el laburo".  "Somos medio atorrantes, no nos gusta tanto trabajar”. Afirmación que obviamente puede ser verdadera en algunos casos, pero que es absolutamente falsa para la mayoría de los casos, pero que ni es simpática ni aporta nada bueno al conocimiento o a la idea que en el mundo tengan sobre los uruguayos. Más bien todo lo contrario.
Hay uruguayos muy laburadores y hay de los que son medio atorrantes, sin duda, pero a mí no me gusta (y sospecho que a muchos uruguayos tampoco) que me incluyan en la generalización de vagos y atorrantes. En particular porque hace ya muchísimos años que trabajo más de 10 o 12 horas para sobrevivir.
Nos ha criticado cientos de veces por ser consumistas, y ahora de no ser solidarios. De acuerdo con el mandatario, las personas en Uruguay ya no son solidarias, salvo "en algunos pueblitos del interior" y entre algunos círculos de gente que tiene "muy poco", mientras que los adinerados e intelectuales no son solidarios."Nunca vimos la voluntad de señores intelectuales que tienen buenos ingresos y cobran al contado, ni para aportar un peso, y menos para levantar un balde de mezcla", indicó.
Sin embargo, días después de que dijera eso, llegaban a pueblitos del interior afectados por el temporal, toneladas de ropa donadas por montevideanos. El uruguayo sin duda es solidario, claro que lo es, tal vez menos que antes, puede ser, pero la pregunta es: ¿corresponde que el presidente de la república acuse a su pueblo de insolidario? Y en su tradicional incoherencia, días atrás había agradecido a los obreros de la construcción por su solidaridad en la construcción de viviendas para el plan juntos.
Como se ve, en esa misma sentencia acusa en particular a los intelectuales. Una definición al alcance de cualquiera en Wikipedia, dice que “Intelectual es el que se dedica al estudio y la reflexión crítica sobre la realidad, y comunica sus ideas con la pretensión de influir en ella, alcanzando cierto estatus de autoridad ante la opinión pública”. Desde este punto de vista, se puede decir que Mujica es un intelectual, y que lo ha sido la mayor parte de su vida. Dedicado a la actividad política desde muy jovencito (militante del Partido Nacional y secretario de Erro), con un interregno en el que se dedicó a guerrillero y después a preso de la dictadura, volvió a dedicarse a la actividad política desde hace 20 años. No es un obrero, digamos, por lo cual no se entiende demasiado por qué habla con esa ajenidad de los intelectuales.
Pero además, es sumamente extraño (o no tanto), puesto que en la campaña electoral del 2009 se deshacía en elogios hacia la intelectualidad diciendo cosas como estas:
- “La vida ha sido extraordinariamente generosa conmigo. Me ha dado un sinfín de satisfacciones más allá de lo que nunca me hubiera atrevido a soñar. Casi todas son inmerecidas. Pero ninguna más que la de hoy: encontrarme ahora aquí, en el corazón de la democracia uruguaya, rodeado de cientos de cabezas pensantes. ¡Cabezas pensantes! A diestra y siniestra”.  (*).
Claro, por ese entonces buscaba el voto de los intelectuales, y ahora ya está donde quería estar.

LOS EMPLEADOS PÚBLICOS

También la emprende contra los empleados públicos, a quienes los acusa de ser “trabajadores con coronita”. La “coronita” parecería ser la seguridad en el trabajo, y su propuesta es quitarles esa seguridad, para que su trabajo sea tan inestable como el de los trabajadores de la actividad privada (eso además los haría disfrutar de la “aventura de la vida”, cosa que se estarían perdiendo). También dice de todos nosotros que queremos ser empleados públicos.
Ya la había emprendido hace bien poquito contra un grupo particular de empleados públicos, los docentes, diciendo que  “por cuatro libros más que leyeron, no son más que cualquier analfabeto que camina por la calle”.
Cuando critica a los empleados públicos, y los agrede diciendo que son “trabajadores con coronita”, ¿por qué habla como si fueran algo ajeno a él? ¿por qué no dice “nosotros los empleados públicos”? ¿no se considera un empleado público? Pues debería, porque es un empleado público, contratado por cinco años por nosotros, y cobrando el salario que le pagamos nosotros, todos los uruguayos.
En medio de su incoherencia característica, ahora felicitó a todo el personal del Hospital Maciel y valoró el esfuerzo realizado por todos los funcionarios de la salud, tal vez olvidando que eran empleados públicos, además de vagos y atorrantes.
Hay mucha gente sin duda que critica a los empleados públicos (es una crítica facilonga y que arranca aplausos inmediatamente), y tal vez algunos de ellos sean empleados de la actividad privada, y tal vez en muchos casos tengan razón en la crítica.
Pero ¿es aceptable que lo haga el presidente Mujica? ¿es aceptable que lo haga alguien que desde hace al menos 20 años vive de un salario del estado? ¿es aceptable que lo haga quien desde hace 20 años es empleado público ganando los máximos salarios que se pagan en el estado? Porque Mujica es un empleado del estado desde el año 94, como ministro, como diputado, como senador y ahora como presidente.
¿Qué hizo Mujica en estos 20 años que los uruguayos le hemos pagado el salario, para cambiar lo que tanto critica? Yo tengo una respuesta provisoria: nada, absolutamente nada.


(*) Palabras de José "Pepe" Mujica en el encuentro con los intelectuales, el miércoles 29 de abril de 2009, en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo de Uruguay.



miércoles, 18 de septiembre de 2013

LUCRANDO CON LA NIÑA BONITA?


La consigna enviada esta semana por el semanario VOCES, era la siguiente:

Días atrás el Presidente Mujica se refirió a ciertas prácticas comerciales con adolescentes llevadas a cabo por parte de agencias de viaje calificándolas como moralmente delictivas.
De inmediato surgieron reacciones, desde la gremial de las agencias de viaje se calificó la reflexión presidencial  como una barbaridad, mientras las redes sociales hervían de comentarios.
¿No asiste razón al Presidente y ciertas empresas utilizan técnicas que aprovechan las debilidades de los adolescentes para inducirlos a sentir la necesidad por determinados consumos?
¿Tiene lógica que se presione a una familia a que se endeude disparatadamente para festejar los quince años de su hija? ¿Dónde deben estar los límites y quién debe administrarlos?                     
¿Pueden permitir los centros educativos estas prácticas que muchas veces comienzan dentro de ellos? 
¿Sólo lo ilegal es condenable o puede existir la condena moral de la que habla el Presidente?
.....................................................................................................

Este es mi artículo, publicado en VOCES

UNA GALOPANTE CONTRADICCIÓN

Sin duda existen conductas que, sin ser ilegales, la sociedad puede considerar inmorales. Y sin duda existen empresas que utilizan técnicas que aprovechan las debilidades de niños y adolescentes para inducirlos a sentir la necesidad por determinados consumos, y eso no es ilegal.
Tampoco es ilegal que el presidente trate de vagos o de ignorantes a los uruguayos, o que diga que los docentes "se creen superiores porque leyeron cuatro libritos", o que los empleados públicos son “trabajadores con coronita”, etc. Eso tampoco es ilegal.
¿Qué la conducta de esas agencias de viaje es condenable? Sí, lo será para algunos, para otros será muy interesante y digno de imitación, y a otros les será indiferente. Si al presidente le parece condenable puede legislar al respecto.
Pero lo que el presidente debería saber, es que lo que él critica reiteradamente desde hace tiempo -el consumismo- es un producto del sistema capitalista, capitalismo que su gobierno promueve y defiende (en su forma neodesarrollista) –aunque quiera adosarle el rótulo “con rostro humano”-.
El factor clave en el sistema capitalista es el consumo, elemento vital del sistema. En el capitalismo no tiene sentido producir si no se consume lo producido. Es el capitalismo de consumo. El consumo es, por tanto, una necesidad básica para el buen funcionamiento del sistema. Y la publicidad juega un papel central en todo esto: es la encargada de desarrollar nuevas necesidades en el individuo, mediante el componente simbólico-social que va asociado al producto.
El consumismo es una forma de pensar según la cual el sentido de la vida consiste en comprar objetos o servicios. Esta forma de pensar se ha convertido en la principal ideología que sostiene al sistema capitalista. Es una sociedad que necesita más consumidores que trabajadores. Una sociedad donde un mismo trabajador, y aún los no trabajadores, deben ser personas que consuman el mayor número de productos posibles, así como servicios y cualquier otra cosa que pueda ser puesta en circulación y venta en el mercado por los poseedores de los medios de producción capitalistas.

La galopante contradicción es que el presidente hace su continua perorata contra el consumismo, pero su gobierno –a través del BROU- habilitó a los jóvenes entre 14 y 17 años a abrir cuentas, disponer de una tarjeta de débito y realizar pagos contra la misma por sí solos. El presidente despotrica contra el consumismo pero promueve la bancarización y las tarjetas de débito. El presidente duda de la moralidad de algunas agencias de viaje, pero su ministra de turismo dice –sobre el mismo tema- que “es bueno saber que nuestro Ministerio valora y mucho el rol de las agencias de viaje y los demás actores del turismo, cuyo rol beneficia a la economía en su conjunto con su importante contribución en la generación de mayores niveles de ingresos de divisas y también en la creación de empleos”. Esto es, el gobierno valora su rol capitalista de promover el consumo del turismo para generar divisas y empleos con lo cual generar más y más consumo.

LA UNIDAD COMO PINCEL

En política, la unidad es un bien muy preciado, porque es lo que permite llevar a cabo cosas en común en grupos heterogéneos. En función de intereses comunes, los grupos políticos se unen para actuar en conjunto y llevar a cabo determinados postulados sobre los cuales están de acuerdo. Es decir que la unidad en sí misma no es ni buena ni mala; o dicho de otra manera: la unidad puede servir para hacer cosas muy buenas, muy malas o mediocres; todo depende.
Sin ir más lejos, el Partido Nacional y el Partido Colorado han llegado a la unidad como forma de desalojar al Frente Amplio del gobierno de la capital (ya lo habían hecho, no tan explícitamente, en un departamento del interior). Y eso puede ser bueno, malo o regular, según el cristal de cada quien.

LA UNIDAD DE LA IZQUIERDA

Cuando las fuerzas de izquierda llegaron a la unidad en el año 71, les permitió crecer y ser una fuerza real con la que enfrentar electoralmente a los partidos tradicionales. Y esa unidad no surgió por generación espontánea, sino que fue una búsqueda paciente y trabajosa de dirigentes políticos que tenían claro que era la única forma de llegar algún día a disputar el gobierno a blancos y colorados.
Y esa unidad estuvo sustentada en algunos objetivos e ideas sobre los cuales estaban dispuestos a trabajar en conjunto. Ese conjunto de elementos comunes quedó estampado en un conjunto de documentos fundacionales, como la “Declaración Constitutiva”, el “Compromiso Político”, o las “Primeras 30 medidas de gobierno”, y fundamentalmente las “Bases programáticas de la unidad”.
Los documentos están al alcance de quien quiera leerlos, pero básicamente la unidad de la izquierda estaba basada en superar los escollos que impedían al país librarse de la dependencia del imperialismo (objetivos antiimperialistas), y una transformación radical de la estructura agraria basada en el latifundio (objetivos antilatifundistas y antioligárquicos).
Sin duda el PCU fue un partido clave en la búsqueda de la unidad. Se trataba de unir, en torno a la clase obrera –la clase revolucionaria por su condición de explotada- a todos aquellos sectores y capas de la sociedad (capas medias de la ciudad y el campo, estudiantes, intelectuales, pequeña burguesía emprendedora, etc…) objetivamente aliadas en buena parte del camino a recorrer, concretamente en una primera etapa liberadora, con objetivos claramente antiimperialistas, antioligárquicos y antilatifundistas. Hoy diríamos, objetivos antisistema; subjetivamente socialistas, o si se quiere democrático avanzados.
Pero la unidad era la estrategia para lograr determinados objetivos, ¿estos objetivos se lograron? Y si no se lograron más de medio siglo después, ¿hemos avanzado al menos algo hacia esa meta? ¿Seguiremos festejando y defendiendo a toda costa y eternamente la unidad como si la unidad fuera el objetivo y no parte de la estrategia?
En la carta que en 1955 el PCU enviara al Partido Socialista, haciendo un fraternal llamado a la unidad, les decía que “El monopolio de la tierra por una pequeña minoría, agrava todos los elementos de la crisis que se acentúa en la economía nacional”. Cincuenta y ocho años después, y en parte gracias a un gobierno en el que están juntos, codo con codo, comunistas y socialistas, junto a otros que empuñaron las armas con la consigna “por la tierra”, la minoría que detenta la propiedad de la tierra es todavía más pequeña, y además extranjera.
Cincuenta y ocho años después, comunistas y socialistas integramos un gobierno que favorece la concentración de la tierra y a los potentados del gran capital trasnacional que siguen acumulando formidables ganancias, condenando a una doble explotación nacional y social, gracias a las exenciones impositivas, zonas francas y otras medidas que los favorecen.
En 2010, la REDIU mostraba que entre 2003 y 2009 los terratenientes de este país se habían enriquecido, por concepto de renta de la tierra y aumento del valor de sus campos en más de 30 mil millones de dólares. Actualizado ese dato, luego del último Censo Agropecuario, da que entre 2003 y 2013, por concepto de aumento del precio de la tierra los terratenientes de más de 200 hectáreas se enriquecieron en 46.451 (cuarenta y seis mil cuatrocientos cincuenta y uno) millones de dólares. Si se le agrega la renta de la tierra, lo hicieron en 13.631 (trece mil seiscientos treinta uno) millones de dólares. Por lo cual la suma total en la que se enriquecieron los terratenientes en este país en los últimos 10 años es de 60.082 millones de dólares. En buena medida gracias a los gobiernos de nuestro FA.
Para colmo, el pago de impuestos sobre la tierra (contribución inmobiliaria, aportes patronales al BPS e impuesto al patrimonio) entre 2003 y 2012 alcanzó a unos 665 millones de dólares. Esto representa prácticamente el 1% del enriquecimiento en el período. Y si se calcula la proporción del total de los impuestos pagados por el sector, (1.711 millones de dólares) es menos del 3%.
En cuanto a los objetivos antiimperialistas, es claro que tanto el primer gobierno del FA, como el que está transcurriendo, no solo no han siquiera intentado oponerse al imperialismo, ni a la oligarquía ni a nada, sino que, muy por el contrario, hicieron algo que hasta ahora no se había hecho por parte de los gobiernos burgueses y ni siquiera por parte de la dictadura: protegerles las inversiones a los yanquis mediante un Tratado.
Y no llegamos a hacer un Tratado de Libre Comercio, gracias a la denodada lucha del PIT-CNT, de organizaciones sociales de variada índole, del PCU y de otros compañeros de izquierda, pero está claro que nuestro gobierno (los máximos exponentes, Tabaré Vázquez, Astori, Lepra, Gonzalo Fernández, etc…) trabajaron intensamente para lograrlo. Creo no equivocarme si digo que algunas señales están indicando que el gobierno del FA volverá a intentar los caminos de un TLC y sin duda hay declaradas intenciones de ingresar a la Alianza del Pacífico.

LA UNIDAD NO ES UN TÓTEM

Hace unos días, en un acto de un nuevo agrupamiento frenteamplista, Tabaré Vázquez se preguntaba en forma retórica si la unidad estaba en peligro, y se respondía: “No puede estar en peligro porque estamos enamorados de nuestra unidad y de nuestro proyecto político”. Las preguntas que corresponden son: cuando Vázquez habla de “nuestro proyecto político”, ¿a qué proyecto político se refiere? ¿es el mismo proyecto político que todos tenemos en mente? Porque al servicio de ese proyecto estará la unidad. 
Levantar banderas de unidad y símbolos místicos está muy bien, sirve para elevar y templar el ánimo para la lucha por los objetivos. Pero con eso solo no se llega a ninguna parte, y además lo hacen todos, quienes van por un rumbo y quienes quieren ir por otro.
Quienes aún mantienen vivos los objetivos democrático avanzados del 71, deberían hacer un repaso de lo logrado, en función de aquellos objetivos. Costó demasiado sacrificio, demasiadas vidas de compañeros y compañeras para construir la escalera, peldaño a peldaño y llegar arriba. Hay que detenerse justamente ahora y revisar, mirar el balde, no sea cosa que nos hayan cambiado la pintura. Más aún, cuidado con que no nos hayan sacado la escalera y estemos colgados de un pincel llamado “unidad”.

viernes, 13 de septiembre de 2013

BIEN POR EL PARTIDO POR LA VICTORIA DEL PUEBLO

El Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) propondrá a la senadora del Espacio 609, Constanza Moreira, como alternativa a la candidatura de Tabaré Vázquez, en el encuentro nacional consultivo que se realizará este sábado, según informó a la prensa el diputado del sector, Luis Puig.
Más allá del resultado final que pueda tener esta decisión del PVP finalmente, es decir, más allá del resultado de la compulsa interna electoral entre los precandidatos, Vázquez y Moreira, me interesa destacar la actitud de ese sector minoritario del Frente Amplio.
Y lo quiero destacar porque marca algo distinto en el panorama absolutamente chato y abúlico de una fuerza política que se quedó estancada en la defensa de un status quo que considera inmodificable, pero peor aún, considera inútil cualquier intento de modificarlo.
Y desde luego que no se trata de un hecho aislado. El PVP ha mantenido una conducta coherente sobre el tema derechos humanos, por ejemplo. Y también ha mantenido una conducta consecuentemente antiimperialista, cosa que corrobora con su decisión de no apoyar la candidatura de Vázquez, un declarado amigo de los EEUU y ferviente partidario de aumentar aún más el acercamiento al imperio.
A principios de este año, policías uruguayos en vehículos de la embajada de EE.UU. abordaron en la noche a un joven en el barrio de Carrasco para pedirle documentos. Luego del revuelo que se armó ante tamaño atropello, el viceministro del Interior, Jorge Vázquez, reconoció que desde hace más de 20 años la Embajada de EE.UU realiza estos procedimientos. Dirigentes que uno suponía de izquierda, algunos hasta se levantaron en armas con consignas antiimperialistas por la liberación nacional, justificaron tamaño atropello o metieron violín en bolsa y se callaron la boca; los únicos dirigentes que opinaron en contra, se preocuparon por esto y públicamente lo expresaron, fueron los dirigentes del PVP.
También han sido los legisladores del PVP quienes han propuesto volver a cobrar a los productores rurales el impuesto a primaria, una exención vergonzosa, en momentos en que las empresas agropecuarias están teniendo ganancias jamás conocidas en la historia del país, iniciativa que como era de esperar quedará encajonada por ahí.
Fue el único sector, a su vez, que se mantuvo coherente con los mandatos del Congreso, que por ejemplo ordena el retiro progresivo de tropas de Haití. Y la propia Constanza Moreira no votó el nuevo envío de tropas.
Y ahora ha decidido nada menos que enfrentar la “candidatura natural” de Tabaré Vázquez. Decisión por demás coherente, puesto que Tabaré Vázquez es el fiel representante de todo lo que el PVP ha rechazado. No se puede estar en contra del envío de tropas a Haití y promover como candidato a quien fue el primer responsable de que Uruguay esté allí; no se puede ser antiimperialista y promover la candidatura de quien le protegió las inversiones al imperio con un tratado; no se puede ser antiimperialista y aceptar calladamente que el candidato sea quien buscó afanosamente un TLC con el imperio, en contra de una resolución expresa de la fuerza política; no se puede ser antiimperialista y aceptar como si nada la candidatura de quien le pidió ayuda al imperio contra un hermano latinoamericano; no se puede tener como bandera los derechos humanos y el fin de la impunidad y digerir la candidatura de quien promovió contra viento y marea al generalato al asesino de Nibia Sabalzagaray, a quien puso al frente de las investigaciones sobre los desaparecidos a uno de los responsables del crímen de Aldo Perrini; no se puede defender las decisiones colectivas y simultáneamente promover la candidatura de quien ha demostrado no tener ningún problema en pasárselas por las partes.
Esto no significa un apoyo total a la candidatura de Moreira, con quien tengo muchas coincidencias y también diferencias. Es simplemente el reconocimiento a lo que sostengo que debe ser un partido de izquierda, que en lo sustancial significa ser coherente entre lo que se dice y lo que se hace. Puede ser mucho o poco, depende, en la situación actual del Frente Amplio, actitudes como las del PVP son una curita para el corazón a la izquierda.



viernes, 6 de septiembre de 2013

QUE FALTA DE RESPETO

La embajadora de EEUU en nuestro país, Julissa Reynoso, habló en Río Negro sobre el conflicto Sirio, y sus declaraciones reflejan sin duda su opinión sobre el referido conflicto, pero también sobre los uruguayos: nos considera estúpidos.
La embajadora dijo que “El presidente (por Barak Obama) ha tomado una posición, en el sentido de que ha dicho al mundo de que está consultando con nuestro Congreso para ver cómo podemos tomar una decisión democrática dentro de las instituciones relevantes de mi gobierno", dijo Reynoso.
Julissa Reynoso les habla a los uruguayos y les dice que su gobierno va “a tomar una decisión democrática dentro de las instituciones relevantes” de su gobierno, claro, una decisión sobre el futuro de otro país en donde nada tiene que hacer el gobierno de la señora Reynoso. La decisión que tome el gobierno de los EEUU, puede seguir todos los pasos institucionales que su sistema establece, pero si lo que decide es un ataque a otro país, es un acto arbitrario, prepotente, nada democrático, y en contra de la organización que nuclea a todos los países del mundo.
Luego nos dice que “los eventos en Siria, se producen de manera extrema y deben crear en el mundo cierto nivel de shock, dado que las normas internacionales, que fueron creadas después de la Primera Guerra Mundial, establecen la manera en la que ciertas armas pueden ser usadas o no”. Es cierto, y su país, Sra. Reynoso, es posiblemente el país que más ha violado esas normas internacionales establecidas. ¿O quizás el NAPALM que su país utilizó por toneladas en Vietnam es un arma convencional, por poner solo un ejemplo?
Luego la embajadora nos toma por estúpidos nuevamente cuando dice: “Es obvio dado la evidencia y la inteligencia que nosotros tenemos que el gobierno de Siria ha estado detrás de estos ataques” y manifestó que otros gobiernos aseguran lo mismo después de que sus respectivos sistemas de inteligencia corroboraran la situación.
Evidencias que solo conoce su gobierno, que no han presentado ante la ONU ni ante nadie, evidencias similares a las que tenían sobre armas químicas en Irak, e involucra a otros gobiernos que corroborarían esas evidencias, sin decir cuales son porque no existen tales gobiernos.
Dijo también Reynoso que actualmente la Organización de Naciones Unidas “está haciendo su análisis”, mientras “los rusos están bloqueando el voto en el Consejo de Seguridad, entonces nosotros tenemos cierta obligación dado el crimen contra inocentes, de tomar una decisión que creemos que es para el mejor interés de los Estados Unidos y de la humanidad”.
Y justamente, Rusia está bloqueando cualquier intento de intervención en Siria porque hasta el momento no hay ni una sola prueba de que el gobierno sirio haya sido quien utilizó las armas químicas, y todo parece apuntar a que fueron los mercenarios fabricados y armados por el propio gobierno de Julissa Reynoso.
Y como es costumbre en los norteamericanos, confunden sus intereses con los de la humanidad. Debería saber la Sra. Julissa Reynoso que el interés de la humanidad no es la guerra que quiere desatar su país, sino que es la paz, esa paz que hasta el día de hoy ha sido imposible justamente por causa de su gobierno, que no dejado de estar en una guerra constante con el resto del planeta desde su nacimiento como nación.
Finalmente, fue consultada acerca de las nuevas víctimas inocentes que puede dejar como efecto colateral la incursión militar estadounidense en Siria, a lo que la diplomática respondió que “eso son especulaciones, no puedo decir de una manera u otra sin saber qué tipo de iniciativa se va a tomar” explicó.
Especulaciones por cierto más fácil de comprobar que las supuestas evidencias sobre el uso de armas químicas por parte del gobierno sirio. Porque las guerras siempre provocan víctimas inocentes, lo que al parecer es lo que menos preocupa a Julissa Reynoso, puesto que es lo único para lo que no tiene respuesta.


martes, 3 de septiembre de 2013

CHOCOLATE POR LA NOTICIA, WIKILEAKS

A quienes venimos analizando el primer gobierno del Frente Amplio desde hace mucho tiempo, y su giro hacia el centro de la mano de Tabaré Vázquez, nos produce sensaciones encontradas leer ahora los cables dados a conocer por wikileaks (se pueden leer en http://elmuertoquehabla.blogspot.nl/2013/09/wikileaks-deschava-tabare-vazquez.html#.UiY8So1aDcY.facebook).
Y es que hay una coincidencia casi total entre los análisis que venimos haciendo y el de la embajada de los Estados Unidos. Claro, la coincidencia se termina en cuanto a la valoración que hacemos de ese gobierno. Mientras nosotros deploramos los hechos que allí se relatan, la embajada se congratula de la grata sorpresa del gobierno de Vázquez.
Dice por ejemplo en encargado de negocios James D. Nealon en 2006, comentando el primer año de gobierno:
Mirando atrás, la promesa de campaña de Vázquez de "sacudir el árbol hasta las raíces" ha significado más en términos de rechazar el pensamiento socialista pasado de moda que cualquier otra cosa. Los moderados se han impuesto, y Vázquez ha sido más desafiado por los radicales de su coalición FA que por los dos desacreditados partidos de oposición (Blancos y Colorados) que gobernaron el país durante el siglo pasado”.
Esto es ni más ni menos lo que hemos dicho. El primer año de gobierno, seguramente blancos y colorados miraban estupefactos como el Frente Amplio en el gobierno hacía exactamente lo mismo que hubieran hecho ellos (Tratado de Protección de Inversiones, maniobras Unitas, envío de tropas a Haití, papelera, etc).

POLÍTICA EXTERIOR

“Después de flirtear con Cuba y Venezuela (para establecer sus credenciales "izquierdistas"), Vázquez ha tendido a ejercer una influencia moderadora sobre sus contrapartes regionales, incluyendo a Hugo Chávez, que ha hecho ya dos visitas al país. Vázquez parece seguir el modelo del ex presidente de Chile Ricardo Lagos, y su estilo de liderazgo suave establece un agudo contraste con los de Hugo Chávez, Néstor Kirchner y Evo Morales”, dice Nealon. Y era exactamente así, ni más ni menos, un discurso izquierdista en lo previo, para después en el gobierno seguir el modelo de centro derecha de Ricardo Lagos.
“Aunque gran parte de la región haya dado un bandazo hacia la izquierda, Vázquez se ha apartado de este camino al buscar buenas relaciones con Estados Unidos” señalaba el diplomático, y luego agregaba: “ En un encuentro reciente con el Encargado el 7 de marzo, oímos decir al propio presidente que busca un acuerdo ALCA (de libre comercio) con nosotros. Los esfuerzos de Vázquez por ampliar el comercio con Estados Unidos le ofrece al gobierno de Estados Unidos una oportunidad dorada de enviar un mensaje a la región de que favorecemos los gobiernos democráticos pragmáticos, sin importar su etiqueta política”.
Es exactamente lo que decíamos, que mientras Vázquez sostenía públicamente que no buscaba un TLC, evidentemente lo estaba gestionando, y la “oportunidad dorada” que señala el yanqui, cosa que también señalábamos como intención del imperio, es decir, establecer una cuña en los gobiernos de izquierda antiimperialistas.
Dice también que “Ya en las primeras etapas, Vázquez se apartó de su camino para manifestar en público y en privado que deseaba tener buenas relaciones con Estados Unidos, a pesar de la oposición ideológica de los elementos más radicales de su coalición”y menciona algunos elementos para corroborarlo: “Vázquez dio varios pasos para traducir sus declaraciones en acción. El Acuerdo de Cielos Abiertos firmado bajo la administración anterior, fue unánimemente ratificado en julio de 2005. Más tarde, (...) convenció a los radicales de apoyar los ejercicios navales UNITAS con Estados Unidos. Después de permitir que un acalorado debate sobre la ratificación del Tratado de Inversión Bilateral (TIB) siguiera su curso, Vázquez se comprometió en persona durante su viaje a Estados Unidos en septiembre, cuando propuso que varios artículos polémicos fueran reformados. El acuerdo siguiente con estos cambios cosméticos al TIB permitieron a Vázquez firmar el documento en Mar del Plata en noviembre y hacerlo ratificar por el Parlamento en diciembre” (el subrayado es mío).
Nada que no hayamos dicho en su momento, y hasta el reconocimiento por parte de los EEUU de que los cambios efectuados al TIB original -y que fueron presentados como claves para aprobar el Tratado-, eran simplemente cambios cosméticos que no modificaban un ápice lo sustancial.
Luego el diplomático es más preciso en cuanto al TLC, y relata lo siguiente: “Después de regresar de Estados Unidos en septiembre, Vázquez envió un globo de ensayo, diciendo que el TIB debía ser seguido por conversaciones comerciales más amplias con Estados Unidos. Esto fue seguido en enero de 2006 por una entrevista de primera plana con el Ministro de Economía Astori, en la cual defendía (creemos que en nombre de Vázquez) que Uruguay debía negociar un Acuerdo de Libre Comercio (ALCA) con Estados Unidos. (Nota: el Embajador uruguayo en Washington, Carlos Gianelli, le había dicho antes al Encargado que era esa la dirección que Vázquez quería seguir”.
Ni más ni menos que lo que hemos venido señalando desde hace muchísimo tiempo, que el principal promotor del TLC no era otro que Vázquez, mientras que nos decía que no se estaba gestionando.

ALGUNOS CHUSMERIOS

Otros pormenores, como por ejemplo el señalamiento que hace de cuales eran los funcionarios claves proclives a un acercamiento más estrecho con los EEUU, son significativos: “Integrantes clave del grupo de colaboradores inmediatos de Vázquez (el Ministro de Economía Astori, el Ministro de Industria Lepra y el Ministro de Agricultura Mujica) han abogado continuamente por relaciones más estrechas con Estados Unidos y presionaron por el desarrollo de una relación fluida, de tono comercial. Mientras que el FA estaba presionando para demandar a Estados Unidos en la Organización Mundial de Comercio por sus subsidios al arroz, Lepra y Mujica se impusieron al convencer a los exportadores de arroz uruguayos de contenerse y tratar de resolver el tema bilateralmente”.
Respecto de las relaciones con los vecinos, Nealon explicaba: “Incluso antes del conflicto con Argentina y el distanciamiento con el Mercosur, el gobierno uruguayo ya estaba mostrando una inclinación decidida hacia la acción independiente respecto al bloque” (no votó por el candidato brasileño para el BID y apoyó al candidato colombiano respaldado por el Gobierno de Estados Unidos)...Vázquez ha desarrollado una excelente relación personal con el presidente Uribe cuando visitó Colombia en su viaje de regreso de Estados Unidos. Sus declaraciones públicas tanto en Nueva York como en Bogotá fueron moderadas y constructivas”.
Es muy interesante lo que señala respecto del rechazo al ALCA: “Como presidente transitorio del Mercosur, Vázquez expuso el rechazo del ALCA por parte del Mercosur, pero los consejeros presidenciales nos dijeron que Vázquez se sintió emboscado por los argentinos quienes le presentaron la declaración expresada con fuerza a último momento, por lo que Uruguay no tuvo parte en su elaboración. Vázquez atemperó este rechazo agregando que las condiciones para el ALCA no eran adecuadas por el momento. En desafío al llamado de Chávez a rechazar al presidente Bush, Vázquez eligió la Cumbre para firmar el Tratado de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones con Estados Unidos y trabajó mucho para reunirse con el presidente de Estados Unidos en las actividades suplementarias de la Cumbre”.  Sin duda una de las referencias más claras y contundentes respecto de las relaciones carnales que Vázquez ha deseado y buscado a toda costa.

LA ECONOMÍA

También habla sobre la política económica, elogiando al ministro Astori: “Muy temprano, el ministro de Economía Astori negoció acuerdos con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, en tiempo récord. (...) Un año después, los últimos informes del FMI indican una evolución positiva continuada de la economía y apuntan que Uruguay está alineado con los elementos más importantes de su programa con el Fondo”. “Astori siguió implementando las políticas macroeconómicas de la administración anterior. La administración de la deuda ha sido excelente, con el pago sostenido y en fecha de las obligaciones”. (...) “El hecho que este gobierno de centro-izquierda continúe básicamente las políticas comenzadas en el gobierno anterior muestra el comienzo de un consenso público general sobre política económica sólida, como es el caso en Chile”. Ni más ni menos que lo que dijimos en su momento, que la política económica era continuista de la de los gobiernos anteriores.

VAZQUEZ Y EL FA

Sobre Vázquez dice: “Vázquez proyecta una imparcialidad reflexiva que hasta ahora ha aplacado las expectativas de los ciudadanos impacientes a quienes se les había prometido un cambio rápido”. Aquí el diplomático se queda corto...no solo aplacó las expectativas de los ciudadanos, sino fundamentalmente la de los dirigentes y los sectores del FA.
Y acerca del FA: “Bajo el liderazgo de Vázquez, la izquierda moderada ahora abarca a todas las partes salvo los radicales extremos (el 26 de marzo), los comunistas, y un pequeño sector del partido Socialista. En vez de enfrentarse a los radicales extremos, Vázquez los conserva dentro de la coalición del FA donde puede mantenerlos vigilados. Gran parte del liderazgo de la izquierda tiene más de 60 años. Solo unos pocos tienen la energía y la experiencia para seguir a Vázquez con entusiasmo, pero la gran mayoría consiente la nueva dirección del FA. El liderazgo actual del gobierno uruguayo descansa en un grupo moderado y pragmático de ministros cercanos incluyendo al ministro de Economía Astori, el ministro de Industria Lepra, y el ministro de Ganadería Mujica”
Acerca de Mujica: “José Mujica, un ex guerrillero, ha demostrado ser pragmático, responsable, y un socio confiable de Vázquez en varios temas críticos. Mujica ha mantenido su MPP en línea con el curso moderado del FA y desempeña un papel fundamental en moderar a la izquierda. Esto le ha dado a Vázquez un margen significativo para dirigir a la coalición del Frente Amplio sin distracciones políticas serias. Creemos que estos desarrollos están creando cambios duraderos dentro de la izquierda uruguaya. El MPP entró en línea con rapidez detrás del liderazgo moderado de Mujica porque se descubrieron incapaces de organizar o gobernar basados puramente en la ideología, y varios líderes socialistas nos dijeron que el futuro de su partido descansa más en Vázquez que en los ideólogos de las generaciones anteriores”.
¿Y ENTONCES?
Reitero, las sensaciones son encontradas; uno se encuentra coincidiendo plenamente con el análisis del diplomático norteamericano, y uno no sabe si alegrarse por haber entendido la realidad tal cual era en su momento, o lamentarse por
no haber estado equivocado.
Pero la sensación más difícil de incorporar, es esa que nos dice: “eso que tu viste y que no podías dejar de ver porque era evidente, y que vio la embajada yanqui, la vieron también todos los dirigentes del FA, y lo saben de sobra”.
Y es la más difícil de incorporar y de sobrellevar, porque significa que, a pesar de saberlo perfectamente bien, esos dirigentes no tienen ningún problema en llamar al mismo personaje para que represente la misma comedia por todos conocida. Eso es muy fuerte, porque no es ni más ni menos que el réquiem para una fuerza política que nació llamada a transformaciones profundas y terminará su historia ignominiosamente.






lunes, 2 de septiembre de 2013

EL GOLPE FASCISTA EN CHILE Y LOS PREMIO NOBEL DE LA PAZ


Barack Obama es el cuarto presidente de Estados Unidos que recibe el Premio Nobel de la Paz. El primero fue Teodoro Roosevelt, en 1906, quizás como premio por establecer para América Latina la política del ''Gran Garrote'' que inauguró una época de intervenciones militares de Estados Unidos en el Caribe. Entre ellas, la invasión a Cuba en 1902 y la instalación de la Enmienda Platt en la Constitución cubana con la cual se pretendía legalizar la intervención de Estados Unidos en los asuntos internos de la isla.
Roosevelt adjuntó a la Doctrina Monroe el corolario que lleva su nombre y que permitía a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos actuar como ''policía internacional'' ante cualquier conflicto que surgiera en América Latina. Así, además de Cuba, apoyó la intervención imperialista europea contra el gobierno de Cipriano Castro en Venezuela en 1902, y ordenó la invasión de la armada de Estados Unidos en República Dominicana en 1905, entre otras importantes acciones por la paz.
Después de Roosevelt, el premio fue adjudicado a Woodrow Wilson en 1919. Entre sus méritos se encuentra la firma con Nicaragua el Tratado Bryan-Chamorro, que vulneraba la soberanía nicaragüense, y también la intervención militar en Haití, en 1915. sometiéndolo a este país a una situación colonial por 18 años, y provocando la muerte de miles de haitianos por la represión desatada. Además, y al igual que Roosevelt ocupó militarmente República Dominicana en 1916. Pareciera que esta es una condición para obtener el Premio Nobel de la Paz.
En 1973, ya no lo recibe un presidente, sino Henry Kissinger, Secretario de Estado en el gobierno de Richard Nixon. Entre las acciones más destacadas de Kissinger están su colaboración y apoyo para las violaciones de los derechos humanos por la dictadura militar que se entronizó en Argentina en 1976, la organización, dirección y financiamiento del golpe de estado contra Salvador Allende en Chile en 1973 y el posterior sustento político internacional de la dictadura de Pinochet. Además se conoce su papel como soporte de la dictadura de Suharto en Indonesia y la autorización para el bombardeo sobre población civil en Vietnam, Laos y Camboya durante la guerra de liberación de esos pueblos en los años 70.
En 2002 también fue distinguido Jimmy Carter,  el gran generador de las tensiones planetarias que elevaron las ventas de armas en todo el mundo durante este período; el que se negó a ratificar los Tratados SALT-2 con la Unión Soviética para reducir el arsenal nuclear, y por el contrario jugó un papel destacado en la renovación del arsenal nuclear de Estados Unidos y de la OTAN, razones que lo deben haber hecho merecedor del Premio.
Finalmente lo obtiene Obama, en momentos en que EEUU ocupaba Afganistán e Irak, y preparaba nuevos atropellos a escala planetaria.
EL GOLPE FASCISTA EN CHILE
El proximo 11 de setiembre se conmemoran los 40 años del golpe militar fascista en el hermano país. Si Augusto Pinochet merecía ser detenido, enjuiciado y castigado por asesinato en masa, ¿por qué no aquellos que lo prohijaron, lo controlaron y lo protegieron? ¿Por qué Henry Kissinger, el entonces director de la CIA Richard Helms, y otros oficiales del gobierno de los E.E.U.U., los cuales inspiraron, dirigieron y apoyaron el golpe de estado militar en Chile en 1973 siguen –y posiblemente seguirán- impunes?
Apenas Pinochet fue detenido Londres, y solicitada su extradición a España, la administración de Clinton se opuso a su extradición, seguramente por su preocupación de que un proceso público en España sacara a la luz la extensa implicación de las agencias de inteligencia de los E.E.U.U. en las acciones sangrientas de Pinochet.
La toma del poder por Pinochet el 11 de septiembre de 1973 fue el producto de una prolongada campaña de los E.E.U.U., de manipulación política y desestabilización en Chile. En 1964 la administración de Johnson invirtió diez millones de dólares en una campaña secreta para asegurar la elección del demócrata cristiano, Eduardo Frei, como presidente contra el candidato del Partido Socialista, Salvador Allende.
En 1970, con Frei inelegible para sucederse a sí mismo y Allende el favorito para ganar las siguientes elecciones, Chile se convirtió en un problema para la administración de Nixon.
La implicacncia de los E.E.U.U. en el planeamiento del golpe, comenzó incluso antes de la victoria de Allende en las elecciones, con planes de acción preparados para la consideración de Kissinger. Un grupo de oficiales que trabajaban bajo la dirección de la CIA llevó a cabo el asesinato de general Rene Schneider, un oficial pro-Allende, en una tentativa fracasada de provocar un pleno golpe antes de que Allende pudiera alcanzar el poder.
El Embajador de los E.E.U.U., Edward Korry, recomendó una urgente operación secreta de la CIA para preparar un preventivo golpe de estado militar. Kissinger declaró, "no veo porqué tenemos que mantenernos al márgen y observar a un país convertirse en comunista debido a la irresponsabilidad de su propio pueblo." Pero él y el director de la CIA, Helms, bloquearon el propuesto golpe por considerarlo irrealizable antes de las elecciones; necesitaban más tiempo.
Allende ganó las elecciones y su victoria precipitó un movimiento masivo de la clase obrera y de los campesinos pobres de inmenso potencial revolucionario. En los siguientes tres años, hubo seis tentativas fracasadas de golpe por parte de la derecha, la mayoría de ellas con ayuda directa americana.
Un cable de la CIA del 16 de octubre de 1970, explica los objetivos del gobierno de los E.E.U.U.: "es la firme y contínua política que Allende sea derrocado por un golpe .... Debemos continuar generando la presión máxima hacia este fin utilizando todos los recurso apropiados. Es imprescindible que estas acciones sean ejecutadas clandestinamente y bajo seguridad para ocultar bien la mano americana y del USG."
La CIA estableció una organización fascista, Patria y Libertad, dirigida por un antiguo empleado en relaciones públicas de Ford Motor Company, Federico Willoughby McDonald, que se convirtió en secretario de prensa de Pinochet después del golpe. Patrocinó la operación Djakarta, un plan para el asesinato sistemático de líderes del Gobierno de Unidad Popular de Allende. La organización fue así nombrada en honor al éxito más sangriento de la CIA, el golpe militar en Indonesia en 1965, durante el cual un millón de personas fueron asesinadas.
Como lo había hecho anteriormente en Indonesia, la CIA ayudó a los militares en Chile a componer listas de gente a ser exterminada. El 10 de septiembre de 1973, día antes de que la junta atacara, los nombres de 3.000 líderes de alto nivel y 20.000 de nivel medio de organizaciones populares -sindicatos, grupos estudiantiles, grupos de arrendatarios, comités campesinos, grupos de derechos y libertades civiles, partidos políticos izquierdistas- fueron distribuidas a los escuadrones de la muerte. Prácticamente todo aquél que no huyó del país fue cazado y asesinado.
En testimonio posterior ante un comité del congreso a puerta cerrada, el antiguo director de la CIA, Guillermo Colby, dijo que las ejecuciones en masa habían logrado "algún bien" al hacer la guerra civil en Chile inverosímil. Colby había seguido una lógica semejante en Vietnam, supervisando el programa Phoenix bajo el cual 20.000 sospechosos de resistir la intervención militar de los E.E.U.U. fueron asesinados.
En su biografía, Kissinger negó que el gobierno de los E.E.U.U. desempeñara papel alguno en el golpe de estado, descartando descaradamente este bien documentado hecho como "un mito de inspiración comunista." Aun así no pudo evitar el solidarizarse con el régimen de Pinochet, escribiendo: "Los militares chilenos habían salvado a Chile de un régimen totalitario y a los Estados Unidos de un enemigo."
Lo cierto que la impunidad de estos Premio Nobel, o la impunidad de los genocidas como Bush, dejan abiertas las puertas para que nuevos Premio Nobel, también genocidas, sigan apestando este mundo. No es de descartar que un nuevo genocidio sea iniciado por el Nobel Obama cuando se conmemore el golpe fascista en Chile.

NI MITO NI LEYENDA (publicado esta semana en VOCES, en el 50 aniversario del asesinato del Che)

Si un mito es una historia imaginaria que altera las verdaderas cualidades de una persona o de una cosa y les da más valor del que ti...