jueves, 5 de marzo de 2009

QUERIDO HERMANO:


Que ¿cómo está el país? Lo que me preguntas no es muy fácil de contestar, como te imaginarás. Todo depende con referencia a qué. Se me ocurre que hay dos formas interesantes de mirar al país, al menos para quienes formamos parte de la fuerza política que está en el gobierno (el Frente Amplio): 1) Comparándolo con como estaba antes de asumir nosotros el gobierno, y 2) Viendo lo que nos propusimos y lo que realmente hicimos. Veamos lo primero. Cuando el Frente Amplio asumió el gobierno en el país había más de un millón de pobres. Veníamos de la crisis del 2002, una crisis que nos había sumergido en una miseria pocas veces vista en nuestro país (recordarás tal vez aquellas noticias de niños comiendo pasto). De manera que estábamos en un pozo muy profundo, si bien en 2005 (cuando asume el Frente) comenzábamos apenas a salir del mismo. La lista de las cosas que se hicieron en nuestro gobierno es muy larga, y tal vez te aburra un poco con los números, pero es inevitable darlos para que se vea claramente la situación y los avances. Uno de los problemas claves que había que resolver era el tema del empleo. No hay otra forma de solucionar el hambre que no sea con empleo, y para que te hagas una idea, en sólo 4 años se crearon cerca de 200.000 empleos, récord en toda la historia del país. Imagínate que en Estados Unidos se hubieran creado, en ese mismo período, 20 millones 200 mil nuevos empleos (en relación con la población, esa sería la cifra para EEUU). Sin duda que es una cifra espectacular. Fijate que Obama se propone un gran esfuerzo nacional para salir de la crisis, y su meta es, en dos años, crear 2,5 millones de nuevos puestos de trabajo. Es decir que nosotros, partiendo de un punto muchos más bajo, con una economía infinitamente más débil que la estadounidense, en tres años, creamos casi 10 veces los empleos que se propone Obama para EEUU. Lo digo para que te hagas una idea de lo que la cifra significa. La desocupación cayó del 13% en 2004 a 7% al día de hoy. La tasa de actividad (que muestra la intensidad de la participación de la población en el mercado laboral porque reúne la información sobre quienes tienen empleo y quienes lo salen a buscar), pasó del 58,5% en 2004 al 62,5% actualmente, siendo el registro más alto de personas que participan activamente en la economía que se conoce en nuestro país. Pero además, hay que tener en cuenta que estos avances se dieron en un marco en el que ya no se aplicaba la receta de los gobiernos anteriores, que era “flexibilizar y desregular” el trabajo, como forma de generar oportunidades de empleo, sino que se dieron en el marco de un desarrollo positivo de nuestra regulación laboral, en donde además de volver a la aplicación de los Consejos de Salarios (los trabajadores negocian sus salarios y condiciones de trabajos con los patrones y con el Estado) se aprobaron leyes laborales muy importantes como las de "Fuero Sindical", "Regulación y Control de la Tercerización", "Ampliación y Protección de los Créditos Laborales" y las que hoy amparan a dos grupos eternamente olvidados y excluidos: los trabajadores rurales y el servicio doméstico. Fíjate que finalmente, después de 93 años de espera, los peones de las estancias, tienen derecho a una jornada de ocho horas de trabajo, como el resto de los trabajadores rurales del arroz, de las granjas, caña de azúcar, forestales, y de la actividad privada y pública. El salario real de los trabajadores creció, recuperando todo lo perdido en el gobierno anterior, producto de los Consejos de Salarios y de una mayor protección del salario por parte del gobierno. Las jubilaciones crecieron al mismo ritmo que los salarios, y recuperaron también el poder adquisitivo perdido en el período anterior. Aumentaron sensiblemente los ingresos de la familia, y el ingreso de los hogares creció un 27% real en solo tres años y medio de gestión del Frente Amplio. Otro tema que tiene que ver con la lucha por superar la pobreza, es el Plan de Emergencia. Nuestro gobierno asignó una clara prioridad a sus políticas sociales. Se creó el Ministerio de Desarrollo Social y a partir del mismo, toda una batería de programas de políticas sociales: el Plan de Atención Nacional a la Emergencia Social (Panes), Plan de Equidad, Trabajo Por Uruguay, Programa de Alfabetización "En el país de Varela yo sí puedo", Plan Alimentario Nacional con la implementación de la "Tarjeta Alimentaria" , Plan Uruguay trabaja. Todas estas políticas sociales, junto al desempeño general de la economía y en particular, la generación de nuevos empleos, hicieron posible que la pobreza descendiera del 32% al 21%. Son más de 350.000 personas que recuperaron dignidad, poder adquisitivo y calidad de vida. También disminuyó la indigencia del 4% en 2004, a 1,7% en el presente. En educación (que también tiene que ver con el combate a la pobreza, aunque sea a más largo plazo), se triplicaron los recursos, pasando de 450 millones de dólares en 2004, a 1.500 millones de dólares en 2009. Y junto a esto, nuestro gobierno desarrolló, el PLAN CEIBAL, que consiste en la entrega gratuita por parte del Estado de una computadora por niño en todas las escuelas públicas del territorio nacional (Uruguay es el primer país del mundo en implementar un programa de esta magnitud). En lo que tiene que ver con la salud, nuestro gobierno creó el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) que ampara con cobertura de salud a todos los ciudadanos del país. Se han mejorado las prestaciones de salud, sobre todo en los niños, incorporándolos al sistema mutual. Estos avances colocaron a Uruguay en el primer lugar de América Latina en materia de protección social.
Llevaría mucho tiempo detallar todos los avances en energía, saneamiento, turismo, obras publicas, puerto, agropecuaria, seguridad ciudadana, reforma tributaria, y más. Incluso avances en materia democrática y de derechos humanos. Muchos olvidan que hasta que asumió el Frente Amplio, seguíamos como en dictadura, con las razias, en las que te podían llevar preso por andar sin documentos, por ejemplo, y que tuvimos que esperar veinte años después de la dictadura para terminar con eso. Y el mismo tiempo hubo que esperar para que empezaran a investigarse los delitos cometidos en la dictadura y marcharan presos los Goyo Alvarez, los Bordaberry y otros delincuentes. Sin duda que los resultados obtenidos son muy importantes, y que hoy nuestro país está, tanto en lo económico como en lo social muchísimo mejor que como lo dejaron los gobiernos blanquicolorados. Ahora... ¿todo está bien? No, claro que no. Este crecimiento (inédito en la historia del país) no se distribuyó en forma equitativa. Se podía haber avanzado mucho más, sin duda. Tal vez si se hubiera renegociado la deuda externa (como estaba en el programa del FA), se podía haber tenido más margen de recursos para invertir en políticas sociales y en empleo, en educación, en obras de infraestructura, en vivienda, etc. Si de alguna forma (mediante mejores salarios, apoyo a las pequeñas empresas, desarrollo del mercado de la vivienda, etc.) hubiéramos mejorado el perfil del mercado interno, no estaríamos hoy tan expuestos a los vaivenes de la economía internacional. Si tuviera que hacerte un resumen, te diría: el país está mucho mejor que como estaba cuando lo entregó el gobierno colorado. En ello tiene que ver tanto lo hecho por nuestro gobierno como la situación internacional favorable. Hicimos mucho de lo que nos propusimos, pero podíamos haber hecho más. Pero lo hecho demuestra que es posible un país mejor, y que blancos y colorados no deberían volver a gobernar nunca más. El balance es positivo, y los cambios que se iniciaron en este gobierno habrá que profundizarlos en el próximo período. Tenemos que ganar nuevamente y en primera vuelta, y las condiciones están: lo hecho, el programa que elaboramos entre todos, y en junio al candidato. Me gustaría que vinieras en octubre a votar. En las próximas seguramente lo podrás hacer vía epistolar o consular, pero por ahora no te queda otra que acercarte al pago. Si vienes en octubre te reservo la lista (la 1001, claro, es la mejor forma que tenés de votar a Mujica presidente). Un abrazo a toda la flia.

No hay comentarios:

HERIDAS DE CONSIDERACIÓN

(publicado esta semana en VOCES) Finalmente Sendic le abarató los costos políticos del berenjenal en el cual él mismo hab...