jueves, 10 de marzo de 2011

EL ZORRO EN EL GALLINERO


En un comunicado difundido por el Ministerio de Defensa Nacional, el 22 de febrero, bajo el título: Rosadilla: "diálogo estratégico de Defensa con EEUU es importante para el país y la región", se dice lo siguiente: “El Ministro de Defensa, Luís Rosadilla, destacó la importancia estratégica que tiene el diálogo en materia de Defensa con los EEUU con la visita del sub. Secretario del Departamento de Defensa para asuntos hemisféricos, Frank Mora el próximo 16 de marzo. Consultado en rueda de prensa, sobre la visita de Frank Mora al Uruguay, dijo que es muy importante para el país, en un encuentro que está rodeado de toda la consideración necesaria, como se hace con todos las delegaciones que llegan a nuestro territorio, pero agregó que en este caso, se trata de un dialogo estratégico en materia de defensa con los EEUU. Sobre este punto añadió, que se trata de una contraparte ineludible para todos los países de la región, por el peso que en el mundo tiene en todos los ámbitos los EEUU y especialmente en materia de defensa.”
LA VISION DE LOS COMUNISTAS
En informes previos a nuestro Congreso, decíamos que estamos ante un período histórico de agudización de la lucha de clases, de confrontaciones entre Estados y enfrentamientos de índole económica en todo el mundo, cuya causa central es la agresividad inherente al imperialismo, agravada por la actual crisis.
El imperialismo yanqui y sus aliados –decíamos- persisten en sus planes de gendarmes del mundo como forma de resolver sus contradicciones, y la ofensiva norteamericana no desestima ninguna forma de agresión, a la hora de detener los avances en democracia y los intentos de soberanía nacional en cualquier parte del mundo.
El dominio de las zonas ricas en agua, hidrocarburos y biodiversidad es esencial en la estrategia de dominio imperial. Por ello no es casual el mantenimiento del control en Irak, el aumento de las tropas en Afganistán, que se busque controlar Pakistán mientras se amenaza a Irán, o que se ataque al gobierno de Chávez y se apoye al gobierno golpista de Honduras.
Obama, que tenía un discurso proclive al multilateralismo, al diálogo y a la negociación, a la vez que hablaba del retiro de las tropas de Irak, lo fue poco a poco abandonando. Envía más tropas a Afganistán, a Pakistán, sustituye algunos efectivos en Irak por mercenarios, instala bases en Colombia, reconoce al dictador hondureño mostrando su actitud imperialista.
El control de su “patio trasero” sigue siendo estratégico para EEUU, y las bases en Colombia y Panamá, Guantánamo, así como la base de hecho instalada en Haití cumplen el objetivo de controlar militarmente a Cuba y todos los procesos avanzados de América Latina de este siglo.
Las tácticas han ido variando, y tanto se utiliza la más antigua como el golpe de Estado (Venezuela, Honduras, Ecuador), como la financiación de la oposición (movimiento separatista en Bolivia, ahora damas de blanco en Cuba) o los procesos de desestabilización en Paraguay y la cooptación de dirigentes como Lucio Gutiérrez en Ecuador.
Tampoco se descartan las presiones económicas, y ante el fracaso del ALCA se intentaron acuerdos bilaterales como los TLC y sus sucedáneos, las ofensivas diplomáticas ni la agresión directa e indirecta (Comando Sur, maniobras UNITAS).
LA OPTICA DE UN NORTEAMERICANO
Según el New York Times, Noam Chomsky es "el intelectual, hoy, más importante del planeta". El año pasado, en la presentación de su último libro, en la sede de las Naciones Unidas, este destacado intelectual norteamericano decía por ejemplo que el gobierno de EEUU estaba dando por hecho que controlarían el petróleo de Oriente Medio: “no tienen dudas sobre esto, -decía Chomsky- y dependerá del control que ejerzan sobre el Atlántico, con las dictaduras en Africa y el hemisferio oeste. Esto será de lo que EEUU dependerá”. Y todos sabemos como le está yendo con las dictaduras que el imperio apoyaba en Africa.
Pero Chomsky agregaba además que lo que está pasando en América Latina amenaza esos planes, ya que por primera vez en su historia, desde la colonización española, se está moviendo hacia un grado de integración e independencia, “y los Estados Unidos están horrorizados” –dice Chomsky-.
“Si vemos el tema del petróleo –nos recuerda- el productor más grande de energía en el hemisferio es Venezuela. Los EEUU sacaron a los británicos de Venezuela cuando la era del petróleo empezó, porque sabían que Venezuela tenía inmensas reservas de petróleo. Y tuvieron que respaldar muchas dictaduras brutales, y Venezuela se convirtió en el año 1928, en el mayor exportador de petróleo en el mundo. Y como Venezuela va rumbo poco a poco a su independencia, EEUU está horrorizado. Y por eso toda esa histeria hacia Chàvez”. Clarito.
También nos recuerda Chomsky que el segundo productor de energía más importante en la zona es Bolivia, y que allí también se están moviendo hacia su independencia, como toda la zona hasta Argentina. Y luego agrega incluso algo sobre Cuba: “Más de 170000 latinoamericanos en los últimos años han sido tratados en hospitales cubanos bajo programas humanitarios de Cuba y Venezuela. Muchas personas ciegas en dependencias de EEUU están siendo mandadas a Cuba y regresan sanos (Chomsky está hablando de ese país que supuestamente ya no tiene nada para repartir). El gobierno de Venezuela no para de crecer en popularidad desde 1998, y dice Chomsky que “esto lleva a los EEUU a enfurecerse. Es por eso que tenemos esta clase de histeria por parte del gobierno de EEUU y de los medios de comunicación americanos acerca de las “cosas terribles” que pasan en Venezuela y Bolivia”.
“Los EEUU han usado dos mecanismos fundamentales para controlar América Latina: uno la violencia, y el otro, la estrangulación económica” dice el intelectual norteamericano. “La última vez que utilizaron la violencia fue en el 2002, cuando en su “promoción a la democracia”, los EEUU respaldaron un golpe militar para sacar del poder al gobierno electo de Venezuela”. Para Chomsky, esto no les dio resultado por la movilización popular en Venezuela y por la reacción de América Latina.
Pero luego Noam Chomsky nos advierte sobre algo muy serio: “Ahora los EEUU se están preparando para un mayor uso de la violencia, si miramos las bases militares estadounidenses en América Latina se están incrementando, al igual que el entrenamiento de oficiales latinos, y todo lo están haciendo muy inteligentemente. De hecho, actualmente hay más personal militar estadounidense en América Latina que personal de las organizaciones federales de ayuda. Esto no había pasado desde la guerra fría. Y también el entrenamiento militar de oficiales latinoamericanos está siendo cambiado del Departamento de Estado hacia el Pentágono”. Esto último lo explica Chomsky porque el Departamento de Estado está sujeto a controles (en materia de derechos humanos y democracia) que el Pentágono puede evadir sin problemas: “pueden hacer lo que quieran” –dice Chomsky-.
“Toda la región está rodeada de bases militares, y sospecho que habrá movimientos separatistas en Venezuela y Bolivia, y posiblemente en Irán. Entonces la opción militar no ha sido abandonada para nada”, comentó.
Hace un año atrás, el ministro de Defensa viajó a los Estados Unidos y estuvo reunido con este señor Frank Mora que ahora nos visitará, y a su regreso el portal Montevideo.com decía: “El ministro Rosadilla confirmó además que José Mujica analiza firmar un acuerdo de defensa con los Estados Unidos, tras participar en Washington de un encuentro con altos funcionarios del área”.

¿Estaremos por contratar al zorro para que cuide el gallinero?

No hay comentarios:

ES LO QUE SOMOS (publicado esta semana en VOCES)

Me resisto a analizar el episodio de las bicicletas en términos de quien tuvo razón (ninguno la tiene). Nuestra sociedad se parece ca...