miércoles, 15 de abril de 2015

EL IGNORADO TISA

Tal como lo consigna el economista Antonio Elías en uno de los primeros artículos que escribió sobre el TISA (¿Por qué Uruguay solicitó integrarse al TISA? – semanario Voces 10/7/2014), “El 2 de mayo la Agencia EFE informó, desde Bruselas, que el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht manifestó que "La Unión Europea celebra el interés de Uruguay por unirse a las negociaciones del TISA y respalda firmemente su participación de ahora en adelante".
Es decir, la solicitud de ingreso de nuestro país al TISA ya era un hecho público desde principios de mayo de 2014. Y si bien es posible que la central de trabajadores no se enterara en ese momento, es increíble que los legisladores no lo hicieran. Como es sabido, los uruguayos todos les pagamos a los señores legisladores suculentos viáticos para que puedan comprarse toda la prensa del mundo, y sendas tablets y acceso a internet, que debiéramos suponer que no son para jugar al tetris.
Por otra parte, desde el gobierno anterior se ha reiterado que el tema fue tratado en el Consejo de Ministros, y hasta ahora ningún ministro de ese entonces ha desmentido esa información. Como la mayoría de los sectores del FA están representados en los ministerios, es muy dudoso que no estuvieran informados de un hecho tan trascendente para el futuro del país. Y si lo estaban, es raro que los dirigentes sindicales de esos sectores no fueran alertados desde entonces de lo que se estaba gestando.
Admitamos la otra posibilidad: que nadie se enteró. Bien, estamos en problemas. Estamos gastando una enorme cantidad de dinero ($20 mil mensuales a c/u) para que nuestros legisladores estén informados y la estamos gastando al cuete. Y los dirigentes sindicales están muy mal informados. Ambas cosas muy malas.
Pero bien, supongamos entonces que no se enteraron de la noticia que difundió la agencia EFE.
¿Tampoco leyeron la nota que escribió Antonio Elías en Voces el 10 de julio de 2014?
Esto es aún menos creíble, ya que el semanario le llega religiosamente a todos los legisladores, posiblemente hasta en forma gratuita. ¿Lo reciben y no lo leen? ¿No leen una noticia que habla de un hecho que compromete la economía de nuestro país de la forma en que se está negociando en el TISA?
El PIT-CNT también recibe el semanario Voces religiosamente, y está allí para que lo lean todos los dirigentes sindicales que circulan a diario por la sede de la central. ¿A nadie le interesó el asunto? Permítanme dudar de esa posibilidad. Pero admitámosla por un instante.
¿Ni los legisladores del FA ni los dirigentes del PIT-CNT le dieron importancia a una nota de un economista de izquierda que estaba diciendo que nuestro país negociaba el comercio de servicios con los tiburones de la Unión Europea y EEUU en completo secreto...???
Prefiero no comentar esa posibilidad.
Una semana después, el 17 de julio de 2014, Natalia Ubal le hacía una entrevista al canciller Almagro en La Diaria, en la que intentaba contestar las preguntas que Antonio Elías se hacía sobre el TISA en la nota que mencionamos más arriba. En esa nota de La Diaria, el entonces ministro Luis Almagro explicaba la solicitud de ingreso de Uruguay, los senadores Enrique Rubio y Alberto Couriel se excusaban de opinar y Eduardo Lorier (secretario general del PCU) aseguraba confiar en Almagro.
Tanto los legisladores del FA como los dirigentes del PIT-CNT, reciben también La Diaria. ¿a ninguno le interesó lo que decía Almagro sobre un tema tan pero tan crucial para el país?
Dos semanas después, Antonio Elías publica un segundo artículo, esta vez comentando y polemizando con las respuestas que Almagro había dado a sus preguntas de la primera nota.
Y nuevamente nadie se enteró y nadie leyó el artículo, ni los dirigentes políticos del FA ni los dirigentes sindicales.
El tema no solo era ya público sino que se estaba discutiendo a través de la prensa por parte de destacados miembros del gobierno; un miembro tan destacado que era el que se había encargado de solicitar el ingreso al TISA, el propio canciller Almagro. Quien además sostiene que el tema se había hablado en el Consejo de Ministros y ahora también que el PIT-CNT no solo estaba enterado sino que hizo aportes sustanciales.
¿A qué se debe entonces que ni el Frente Amplio ni el PIT-CNT hubieran dicho una sola palabra hasta que el nuevo gobierno estuviera cómodamente instalado?
Las posibilidades son dos: 
1) Nadie leyó estos artículos (atentti La Diaria y Voces: no se gasten en llevar ejemplares a esta gente que solo lee Sábados Show); 
2) Sí leyeron estos artículos, sí se enteraron de lo que estaba pasando, pero eligieron callarse la boca.

¿Razones? A mi solo se me ocurre una: 2014, año electoral, difundir una entrega como la del TISA era condenar al FA al fracaso electoral. Cuestión que es crucial para los legisladores que tienen que cuidar sus poltronas, pero que no se entiende demasiado en dirigentes sindicales que deberían estar velando por los intereses de los trabajadores y del país y no por los intereses electorales de sus sectores políticos.
Los sorprendidos de ahora (dirigentes políticos y sindicales que se dicen de izquierda) son realmente patéticos.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

estupenso articulo todos
de boquita cerrada

Anónimo dijo...

parece que seguimos viviendo en el pais de los distraidos

Anónimo dijo...

¿Tampoco leyeron la nota que escribió Antonio Elías en Voces el 10 de julio de 2014? Esto es aún menos creíble, ya que el semanario le llega religiosamente a todos los legisladores, posiblemente hasta en forma GRATUITA . ¿Lo reciben y no lo leen? ¿No leen una noticia que habla de un hecho que compromete la economía de nuestro país de la forma en que se está negociando en el TISA? El PIT-CNT también recibe el semanario Voces religiosamente, y está allí para que lo lean todos los dirigentes sindicales que circulan a diario por la sede de la central.

Anónimo dijo...

¿A nadie le interesó el asunto? Permítanme dudar de esa posibilidad. Pero admitámosla por un instante.¿Ni los legisladores del FA ni los dirigentes del PIT-CNT le dieron importancia a una nota de un economista de izquierda que estaba diciendo que nuestro país negociaba el comercio de servicios con los tiburones de la Unión Europea y EEUU en completo secreto...??? Prefiero no comentar esa posibilidad. Una semana después, el 17 de julio de 2014, Natalia Ubal le hacía una entrevista al canciller Almagro en La Diaria, en la que intentaba contestar las preguntas que Antonio Elías se hacía sobre el TISA en la nota que mencionamos más arriba. En esa nota de La Diaria, el entonces ministro Luis Almagro explicaba la solicitud de ingreso de Uruguay, los senadores Enrique Rubio y Alberto Couriel se excusaban de opinar y Eduardo Lorier (secretario general del PCU) aseguraba confiar en Almagro. Tanto los legisladores del FA como los dirigentes del PIT-CNT, reciben también La Diaria. ¿a ninguno le interesó lo que decía Almagro sobre un tema tan pero tan crucial para el país?
Dos semanas después, Antonio Elías publica un segundo artículo, esta vez comentando y polemizando con las respuestas que Almagro había dado a sus preguntas de la primera nota.
Y nuevamente nadie se enteró y nadie leyó el artículo, ni los dirigentes políticos del FA ni los dirigentes sindicales.
El tema no solo era ya público sino que se estaba discutiendo a través de la prensa por parte de destacados miembros del gobierno; un miembro tan destacado que era el que se había encargado de solicitar el ingreso al TISA, el propio canciller Almagro. Quien además sostiene que el tema se había hablado en el Consejo de Ministros y ahora también que el PIT-CNT no solo estaba enterado sino que hizo aportes sustanciales. ¿A qué se debe entonces que ni el Frente Amplio ni el PIT-CNT hubieran dicho una sola palabra hasta que el nuevo gobierno estuviera cómodamente instalado? Las posibilidades son dos: 1) Nadie leyó estos artículos (atentti La Diaria y Voces: no se gasten en llevar ejemplares a esta gente que solo lee Sábados Show); 2) Sí leyeron estos artículos, sí se enteraron de lo que estaba pasando, pero eligieron callarse la boca.
¿Razones? A mi solo se me ocurre una: 2014, año electoral, difundir una entrega como la del TISA era condenar al FA al FRACASO ELECTORAL . Cuestión que es crucial para los legisladores que tienen que cuidar sus poltronas, pero que no se entiende demasiado en dirigentes sindicales que deberían estar velando por los intereses de los trabajadores y del país y no por los intereses electorales de sus sectores políticos. Los sorprendidos de ahora (dirigentes políticos y sindicales que se SE DICEN DE IZQUIERA CON REALMENTE PATETICOS
creado por José Luis Perera a las 20:08 del 15-abr-2015

Anónimo dijo...

ME HACE ACORDAR AHI ESTA LA MADRE DEL BORREGO QUE LE ESCRIBIS A CONSTANZA MOREIRA LA TENGO POR AHI GUARDADA

Anónimo dijo...


TABARE
¿En cuál de tus medidas de gobierno está la Verdad y la Justicia?
¿Por qué dejaste de lado, la creación de un Juzgado Especializado en Crímenes de Lesa Humanidad con la Dra. Mariana Mota de jueza?
¿En cuál de tus diez medidas colocaste la violencia policial y carcelaria, la que denuncia el Instituto Nacional de Derechos Humanos ?
¿Qué la policía del tercer gobierno tendra vedado el abuso de autoridad en los barrios periféricos?
¿Qué clase de sociedad represiva nos estás proponiendo?
¿En qué lugar dejaste el retiro de las tropas uruguayas de Haití, el respeto a la autodeterminación de los pueblos?
¿Qué clase de pueblo libre y fraterno somos cuando estamos ocupando militarmente el territorio de un pueblo hermano?
¿Qué clase de mercenarios somos?
¿Dónde están los ochocientos mil trabajadores que cobran menos de catorce mil pesos o los diez mil pesistas ¿
¿Dónde están los trescientos mil jubilados cuyos ingresos no llegan a cubrir la tercera parte de la canasta básica ?
¿Seguirán sacando por la fuerza de las veredas a los no tienen un techo bajo el cual dormir?
¿Seguirán persiguiendo a los que hacen el mango en los semáforos, vendiendo panchos y tortas fritas?
¿Esa será la cara de tu gobierno hacia los más pobres?
Las corporaciones internacionales continuaran desarrollando el mismo modelo económico y social, de la devastación de los recursos por las corporaciones extranjeras y el envenenamiento con agrotóxicos de los ríos, las tierras .
Pero vos, Tabaré…
¿Por qué nunca hablas de la BRECHA SOCIAL ?
¿De qué lado de ella estás?
Los votantes frenteamplistas dijeron que esperaban otra cosa de ustedes, los hacedores de política…no les hagas caso
Seguí tu ruta de: Soberbia, y autosuficiencia da un paso adelante al borde del abismo
Democracia con impunidad para los criminales es democracia cercenada, bajo tutela.
Desde el Pacto del Club Naval los mandos militares mantienen su estrategia de silencio y ocultamiento y, como se paran con firmeza en su posición, arrastran a los que no se atreven a meterlos en vereda y pregonan el olvido y el perdón al igual que José Mujica, Eleuterio Fernández Huidobro, Rosadilla, etc.………
¿Podemos advertirte algo, Tabaré?
Eso no se resuelve regalando a los jubilados tablets que paga el pueblo y llenan el bolsillo de alguien.

Anónimo dijo...

SEMANARIO BRECHA La posibilidad de la construcción bases en Uruguay no fue un invento caprichoso de Brecha: está expresamente consignado en el “Capítulo II. Definiciones, del acuerdo sobre suministros y servicios”, firmado por ambas partes en noviembre de 2012 . El documento define qué se debe entender por “apoyo logístico, suministros y servicios”, y expresamente establece el “apoyo a operaciones en bases (y la construcción correspondiente a ese apoyo)“— No tenemos ningún plan, ninguna intención y ninguna idea secreta de poner ninguna base militar en Uruguay. Ninguna, cero, ni una chiquita, ni mediana, ni grande. Nada. ¿De dónde sacan ustedes eso?
—Está en el anexo del acuerdo.
—El acuerdo de suministro es un acuerdo marco que usamos con quintales de países del mundo. No es particular para Uruguay.Y el gobierno lo firmó. Si no se sienten cómodos con esos términos, los pueden quitar.”
Hay una cierta irritación de la embajadora REYNOSO con algunos sectores del gobierno, pero no se trata de “sentirse cómodos” con el término; la construcción bases está allí, en el documento, y la EMBAJADORA no elimina la contradicción entre sus afirmaciones y las afirmaciones del acuerdo El argumento de que el texto es un documento-tipo es una manera de menospreciar y tomarnos por ZONZOS Mañana lo que tendrá validez es la palabra escrita, no las afirmaciones a la prensa de una diplomática. Y por menos de lo que se afirma en el documento, Estados Unidos tomó represalias en el pasado, reciente como lejano, lo que indica una coherencia perversa, cualquiera fuera el color de sus gobiernos. A favor de la embajadora hay que decir que, más allá de la debilidad de su argumento (tanto su desmentido como la sugerencia de que se elimine el término, así de fácil), se expuso públicamente.Decididamente, la máquina de guerra de Estados Unidos no necesita un tornillo uruguayo, pero sí puede necesitar nuestros puertos o nuestras instalaciones militares, o nuestras instalaciones de almacenamiento, en sus aventuras bélicas.Y esos puertos, esas instalaciones, están ofrecidas en el documento, aunque la embajadora lo reduzca a un tornillo Más que las explicaciones inconsistentes de la embajadora de EEUU, disfrazadas de desmentidos tajantes, lo que ensordece es el silencio oficial.
La firma del acuerdo de suministros y servicios, QUE EL PODER EJECUTIVO CONVALIDO enviando el documento para su ratificación por la Asamblea General, en principio AVALA LA ACEPTACION Habrá que definir hasta dónde estamos dispuestos a resistir la hipoteca de la independencia en materia militar.El ministro de Defensa, ELEUTERIO FERNANDEZ HUIDOBRO no ha hecho ningún comentario,La carta-desmentido de la SEÑORA REYNSO pasa por alto la consideración de la fuente de la información; cuando afirma que “no existe posibilidad alguna de instalar bases militares estadounidense en el país”, ¿acaso la embajadora está desmintiendo el documento firmado por los dos gobiernos, está desmintiendo al general DOUGLAS FRASER QUIEN RUBRICO EL ACUERDO EN NOMBRE DEL DEPARTAMENTO DE DEFENSA DE EEUU

Anónimo dijo...

INDISCIPLINA PARTIDARIA, la columna de Hoenir Sarthou: “UN CAMBIO DE RUMBO”
SE EQUIVOCO LA PALOMA
Se conocía el resultado, y por eso el Plenario del Frente Amplio (FA) duró sólo 40 minutos y aprobó dos resoluciones por unanimidad. La primera, proclamar como precandidatos a la presidencia de la República a Tabaré Vázquez y a Constanza Moreira.
La segunda, no adoptar una decisión respecto de quien completaría la fórmula, que se definiría después de las elecciones internas.
El ex presidente opinó que la candidatura de la senadora del Espacio 609 será “importantísima” para que el FA triunfe.
“Si alguien desde afuera pensaba o piensa que va a ser una competencia entre Constanza y quien habla, una vez más decirle que se equivocó la paloma”, indicó.
Moreira, quien en sus primeros discursos marcó distancia de Vázquez en cuestiones programáticas y señaló que la candidatura de éste dificulta la renovación, ayer aclaró que su campaña no será “contra Tabaré, sino con él”, y que lo más importante es lograr la mayoría parlamentaria
http://ladiaria.com.uy/articulo/2013/11/que-sume-y-no-reste/

Anónimo dijo...

1ro tuvimos
El “controvertido acuerdo de cooperación en defensa entre la Armada uruguaya y los marines Navy Seals norteamericanos que se concretó, por expresas órdenes del gobierno de José Mujica, bajo un gran secretismo ya que la prensa tuvo vedado el acceso al ejercicio final conjunto

Anónimo dijo...

Y ahora el :Segundo diálogo estratégico Uruguay-EEUU con Frank Mora
El ex tupamaro Fernández Huidrobo, muy orondo y suelto de huesos anunciaba que el gobierno que preside Mujica, otro ex tupamaro, tiene toda la buena voluntad del mundo para establecer un mecanismo permanente de diálogo en el área de la Defensa a partir de la identificación de objetivos comunes.
Por su parte, el subsecretario de Defensa estadounidense para América Latina, Frank Mora, expresó su agradecimiento con Uruguay por el compromiso con la seguridad regional, y destacó que la República Oriental será sede de la X Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas (CDMA) que se celebrará en Punta del Este
Los ex guerrilleros destacaron los esfuerzos hechos para la transformación de la Defensa y la cooperación regional.
Uruguay y Estados Unidos señalaron la importancia de la participación en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas, siendo Estados Unidos el mayor contribuyente financiero, mientras que Uruguay el mayor contribuyente de tropas per cápita.¿Qué “diálogo estratégico de cooperación de Defensa” puede concebirse con el imperio?La reflexión básica es que entre nuestras patrias y Estados Unidos no hay diálogo estratégico posible porque el imperio es el que históricamente ha impuesto las reglas del juego, y esto lo sabían muy bien los tupamaros parece que en el Ministerio de Defensa del Uruguay se olvidaron se olvidaron, de la “Doctrina de Seguridad Nacional, instrumentada por medio del Plan Cóndor que asoló sin piedad a los pueblos del sur de Nuestra América. Se olvidaron que la “defensa estratégica” imperialista estuvo presente en todos los golpes de Estado del subcontinente y que las escuelas del Pentágono formaron a la mayor parte de los más tenebrosos dictadores que impusieron a los principales jefes de los ejércitos de ocupación de sus propios pueblos.Entonces habría que preguntar a Mora el delegado del imperio, ¿Cuáles son las amenazas externas para América Latina y, en especial para Uruguay? ¿Quién le amenaza a Uruguay? Todos saben o debían saber que la mayor amenaza para nuestra Patria Grande es Estados Unidos de Norteamérica que recurre a todas las argucias políticas, al poder militar y económico para someter a pueblos y naciones a sus designios de dominación imperial.Naturalmente siempre se pretende dorar la píldora y por eso Frank Mora destacó el papel que cumplen las Fuerzas Armadas de Uruguay en las misiones de mantenimiento de la paz decididas por las Naciones Unidas. EL ACUERDO ESTA SUSCRIPTO
Pero existen voces que se levantan con toda energía para rechazar el entreguismo de los ex tupamaros en el gobierno de Uruguay y para repudiar la presencia del delegado del imperio en nuestra América.
El Gobierno debe aclarar sobre los "acuerdos y diálogos estratégicos" con el Pentágono que ciertamente se han llevado con hermetismo digno de mejor causa.El alto jerarca de la administración de Barack Obama, Frank Mora, sostuvo en Montevideo que su gobierno quiere cooperar con el Poder Ejecutivo que dirige José Mujica, quien ha superado ’absolutamente’ el pasado tupamaro.En esto no se equivoca, así debe ser para que su gobierno ande en coqueteos con el imperio
Según Brecha:
“Los antecedentes cercanos ya dan una idea de por dónde se rumbea:
Primero, la participación en las maniobras navales Unitas, que el Frente Amplio siempre condenó y cuya aceptación indujo al diputado socialista Guillermo Chifflet a renunciar a su banca por cuestiones de principios
. Después, la participación de tropas uruguayas en Haití, con el argumento de que se desplaza a Estados Unidos en tareas de gendarmes”. LUEGO, se podría agregar la asociación con marines expertos en guerra sucia (Seals) e intervenciones de desestabilización en el extranjero”.¿Qué política estratégica de defensa pretende promover el gobierno del Frente Amplio?

Anónimo dijo...

SI SERAN PATETICOS
BRILLANTE JOSE LUIS
LA MADRE DEL BORREGO
¡¡Y claro!! Ahí está la madre del borrego Constanza!! Un progresismo timorato, que insinúa pero no hace, que DECLAMA pero para la tribuna, que se preocupa más en proteger los intereses del capital que del trabajo, que descarga una carga impositiva sobre el trabajo y rebaja impuestos, les otorga zonas francas y franquicias y exoneraciones de todo tipo al gran capital. Votar en blanco en las elecciones de octubre, será por lo que hizo y por lo que no hizo durante estos 10 años. Si el FA, por su accionar conservador, mediocre y pro capitalista durante estos 10 años, pierde la mayoría de los votos que tenía, el único culpable es el propio FA. No se puede trasladar la responsabilidad de la debacle a los votantesSerá por su propia responsabilidad, y no por culpa de quienes queremos al menos conservar nuestra DIGNIDAD y decir que eso no lo aceptamos de ninguna manera, que no seremos COMPLICES, que con nosotros no cuenten para tanta basura.

Anónimo dijo...

APRETARSE EL CINTURON
http://ladiaria.com.uy/tags/parlamento/#content
“La verdad es que estamos ante un panorama muy complejo”, comenzó diciendo Astori respecto del contexto internacional y regional. Sin embargo, fronteras adentro, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, afirmó ante la Comisión de Hacienda de Diputados que la situación es prometedora.

Anónimo dijo...

¿Cómo puede creer en la utilidad de su voto un ciudadano de izquierda que se hizo de izquierda sosteniendo la bandera de la reforma agraria, si el gobierno que votó extranjerizó y concentró la propiedad de la tierra como nunca en la historia de este país?

Anónimo dijo...

Los dirigentes políticos y sindicales que se SE DICEN DE IZQUIERA CON REALMENTE PATETICOS

Anónimo dijo...

INDISCIPLINA PARTIDARIA, la columna de Honeir Sarthou: la vida está en otra parte
publicado a la‎(s)‎ 16 de abr. de 2015 17:21 por Semanario Voces
En pocas semanas, las elecciones departamentales y municipales pondrán fin a la edición “2014-2015” del larguísimo ciclo electoral que nos infligimos los uruguayos cada cinco años.
Más de un año de campaña, fortunas invertidas en publicidad, el derroche de imágenes y el sonsonete de los “jingles” saturándonos los ojos y los oídos, actos, discursos, caravanas, la totalidad de la “clase política” dedicada a obtener o renovar sus cargos y sus cuotas de poder.
¿Eso es malo?Si las campañas, los discursos, los programas y los escasos debates versaran sobre los asuntos centrales de la vida social y propusieran soluciones serias, difíciles, costosas y discutibles, como son en general las verdaderas soluciones, seguramente el esfuerzo valdría la pena.Pero eso no es lo que ocurre. De hecho, sobre los asuntos que más preocupan a la población (enseñanza, seguridad pública, etc.) rara vez se hace algo más que anunciar soluciones mágicas, del tipo “reformaremos la enseñanza para asegurar una educación de calidad para todos y todas”, o “profesionalizaremos y dignificaremos a la policía para combatir con eficacia al delito”. Frases huecas, buenos deseos, adormecedora música de supermercado para endulzar y anestesiar a los votantes.
Los discursos electorales parecen referirse a un falso país, un país de utilería, apto para recibir soluciones de engrudo y papel pintado.

Anónimo dijo...

Los discursos electorales parecen referirse a un falso país, un país de utilería, apto para recibir soluciones de engrudo y papel pintado. Para confirmarlo, basta ver que durante esta campaña electoral estaban ocurriendo cosas como la negociación del ingreso de Uruguay al TISA, los incumplimientos de las empresas encargadas de la regasificadora y de otras obras públicas, situaciones intolerables en instituciones de salud pública, la contaminación del agua potable y la paralización del Poder Judicial, que desde hace casi seis meses no practica la mayoría de las notificaciones. Sin embargo, ninguno de esos temas fue seriamente abordado durante la campaña electoral. El oficialismo los ocultó, jugando a la reiteración machacona de sus supuestos logros, traducidos en estadísticas. Y la principal fuerza opositora guardó silencio porque se jugó a “la positiva”, a la imagen de niño bueno, de opositor de guante blanco. Resultado: nadie dijo la verdad sobre cosas que importan mucho y la campaña electoral versó sobre un país de fantasía.
Esta situación trasciende a los partidos políticos. Mejor dicho: es multipartidaria, porque involucra a todos los partidos. Pero, ¿es culpa de los partidos?
Treinta años de vida formalmente democrática, desde la última dictadura, impondrían realizar alguna clase de balance sobre el tipo de democracia que tenemos y sobre su capacidad o incapacidad para abordar los problemas colectivos. Semejante balance excede las posibilidades de este artículo, pero eso no nos impide hacer algunas consideraciones primarias.
¿Qué cambios estructurales, profundos y sistémicos, ha realizado la democracia uruguaya en estos treinta años?
Entre los principales mencionaría algunas reformas realizadas por el gobierno de Luis Alberto Lacalle (por ejemplo, ley de puertos), la reforma de la seguridad social con la creación de las AFAPs durante el segundo gobierno de Sanguinetti , y las reformas tributaria y del sistema de salud durante los gobiernos del Frente Amplio.
Si se analizan las constantes de esas reformas, no costará mucho descubir que todas ellas han recurrido a la privatización y/o han beneficiado a intereses económicos poderosos nacionales o transnacionales. El carácter privatizador de las reformas de Lacalle padre está fuera de cuestión. Lo mismo puede decirse de la reforma jubilatoria de Sanguinetti (la de las AFAPs), perjudicial para quienes hoy aspiran a jubilarse y beneficiosa para una cantidad de instituciones financieras (las AFAPs y las aseguradoras) que operan bajo el derecho privado. Tampoco puede negarse que la reforma del sistema de salud se basó en una enorme transferencia de afiliados y de recursos al sistema privado de salud.
Respecto a la reforma tributaria, no yo, sino los técnicos y asesores del PIT-CNT y la Red de Economistas de Izquierda, han señalado que implica porcentualmente un alivio de la carga tributaria del sector empresarial y un aumento de la carga tributaria del sector asalariado.
Cabe preguntarse: ¿existió antes o existe ahora una fuerte demanda popular por la privatización de actividades o por la exoneración de impuestos y la transferencia de recursos al sector empresarial privado? ¿Cómo se explica esa línea constante de la democracia uruguaya? ¿Cómo se la concilia con los reiterados pronunciamientos plebiscitarios antiprivatizadores que ha hecho el cuerpo electoral en los últimos treinta años cuando ha sido consultado? ¿De quién es la voluntad que cumple el sistema político cuando adopta ese tipo de medidas?
Las respuestas a esas preguntas no son fáciles. Quizá haya que considerar que el sistema político uruguayo opera en el marco de un cierto vacío de voluntad de la sociedad uruguaya. Un vacío o hueco de la voluntad ciudadana que puede traducirse en el vago mandato de “hagan algo” para resolver tal o cual problema, pero que no define qué se debe hacer. Eso tiene importantes consecuencias.

Anónimo dijo...

Por un lado, hace posible que lleguen al poder político personas sin ideas claras respecto de qué hacer. Por otro, deja a los representantes políticos las manos demasiado libres para seguir los consejos de quienes sí tienen claro lo que les conviene.
Lo que quiero decir es que la centralidad y la responsabilidad asignadas al sistema político por la sociedad uruguaya probablemente sean excesivas.
El sistema democrático representativo, es decir fundado en la noción de representación política, sólo puede funcionar bien si existe una ciudadanía fuerte, informada y clara en su voluntad. De lo contrario, sus representantes se vuelven poleas sueltas, sin dirección ni engranaje adecuado con ningún proyecto político populary se vuelven vulnerables a los intereses y consejos interesados de empresarios y tecnócratas nacionales e internacionales.
Algo anda mal en nosotros si elegimos como representantes a modestos recolectores de votos, artesanos de la política, y esperamos de ellos liderazgos mesiánicos e iluminados. Sólo muy de cuando en cuando, la democracia produce el tipo de dirigentes capaces de concebir un proyecto de futuro y de obtener los apoyos políticos para llevarlo a cabo.
Esa clase de líderes puede, a la vez, crear un sueño colectivo, seducir con él a sus conciudadanos y ejecutarlo. Pero, reitero, eso ocurre muy rara vez. La vida ordinaria, en democracia, requiere de una ciudadanía que asuma su cuota de responsabilidad, que se forme, se informe, discuta y decida. Si no lo hace –si no lo hacemos- , si nos limitamos a votar y a mirar televisión, ocurre lo que nos está ocurriendo: los representantes políticos terminan guiándose por sus propios intereses o, peor aún, por los intereses de quienes tienen los medios para convencerlos, engañarlos, adularlos o comprarlos.

Anónimo dijo...

En pocas semanas, las elecciones departamentales y municipales pondrán fin a la edición “2014-2015” del larguísimo ciclo electoral que nos infligimos los uruguayos cada cinco años.
Más de un año de campaña, fortunas invertidas en publicidad, el derroche de imágenes y el sonsonete de los “jingles” saturándonos los ojos y los oídos, actos, discursos, caravanas, la totalidad de la “clase política” dedicada a obtener o renovar sus cargos y sus cuotas de poder.

Anónimo dijo...

Si las campañas, los discursos, los programas y los escasos debates versaran sobre los asuntos centrales de la vida social y propusieran soluciones serias, difíciles, costosas y discutibles, como son en general las verdaderas soluciones, seguramente el esfuerzo valdría la pena.
Pero eso no es lo que ocurre. De hecho, sobre los asuntos que más preocupan a la población (enseñanza, seguridad pública, etc.) rara vez se hace algo más que anunciar soluciones mágicas, del tipo “reformaremos la enseñanza para asegurar una educación de calidad para todos y todas”, o “profesionalizaremos y dignificaremos a la policía para combatir con eficacia al delito”. Frases huecas, buenos deseos, adormecedora música de supermercado para endulzar y anestesiar a los votantes.
Los discursos electorales parecen referirse a un falso país, un país de utilería, apto para recibir soluciones de engrudo y papel pintado. Para confirmarlo, basta ver que durante esta campaña electoral estaban ocurriendo cosas como la negociación del ingreso de Uruguay al TISA, los incumplimientos de las empresas encargadas de la regasificadora y de otras obras públicas, situaciones intolerables en instituciones de salud pública, la contaminación del agua potable y la paralización del Poder Judicial, que desde hace casi seis meses no practica la mayoría de las notificaciones. Sin embargo, ninguno de esos temas fue seriamente abordado durante la campaña electoral. El oficialismo los ocultó, jugando a la reiteración machacona de sus supuestos logros, traducidos en estadísticas. Y la principal fuerza opositora guardó silencio porque se jugó a “la positiva”, a la imagen de niño bueno, de opositor de guante blanco. Resultado: nadie dijo la verdad sobre cosas que importan mucho y la campaña electoral versó sobre un país de fantasía.
Esta situación trasciende a los partidos políticos. Mejor dicho: es multipartidaria, porque involucra a todos los partidos. Pero, ¿es culpa de los partidos?
Treinta años de vida formalmente democrática, desde la última dictadura, impondrían realizar alguna clase de balance sobre el tipo de democracia que tenemos y sobre su capacidad o incapacidad para abordar los problemas colectivos. Semejante balance excede las posibilidades de este artículo, pero eso no nos impide hacer algunas consideraciones primarias.
¿Qué cambios estructurales, profundos y sistémicos, ha realizado la democracia uruguaya en estos treinta años?

Anónimo dijo...

Si las campañas, los discursos, los programas y los escasos debates versaran sobre los asuntos centrales de la vida social y propusieran soluciones serias, difíciles, costosas y discutibles, como son en general las verdaderas soluciones, seguramente el esfuerzo valdría la pena.Pero eso no es lo que ocurre. De hecho, sobre los asuntos que más preocupan a la población (enseñanza, seguridad pública, etc.) rara vez se hace algo más que anunciar soluciones mágicas, del tipo “reformaremos la enseñanza para asegurar una educación de calidad para todos y todas”, . Frases huecas, buenos deseos, adormecedora música de supermercado para endulzar y anestesiar a los votantes.
Los discursos electorales parecen referirse a un falso país, un país de utilería, apto para recibir soluciones de engrudo y papel pintado.

Anónimo dijo...

Para confirmarlo, basta ver que durante esta campaña electoral estaban ocurriendo cosas como la negociación del ingreso de Uruguay al TISA, los incumplimientos de las empresas encargadas de la regasificadora y de otras obras públicas, situaciones intolerables en instituciones de salud pública, la contaminación del agua potable y la paralización del Poder Judicial, que desde hace casi seis meses no practica la mayoría de las notificaciones. Sin embargo, ninguno de esos temas fue seriamente abordado durante la campaña electoral. El oficialismo los ocultó, jugando a la reiteración machacona de sus supuestos logros, traducidos en estadísticas.. Resultado: nadie dijo la verdad sobre cosas que importan mucho y la campaña electoral versó sobre un país de fantasía.Esta situación trasciende a los partidos políticos. Mejor dicho: es multipartidaria, porque involucra a todos los partidos. Treinta años de vida formalmente democrática, desde la última dictadura, impondrían realizar alguna clase de balance sobre el tipo de democracia que tenemos y sobre su capacidad o incapacidad para abordar los problemas colectivos. Semejante balance excede las posibilidades de este artículo, pero eso no nos impide hacer algunas consideraciones primarias. ¿Qué cambios estructurales, profundos y sistémicos, ha realizado la democracia uruguaya en estos treinta años?Las reforma tributaria y del sistema de salud durante los gobiernos del Frente Amplio.

Anónimo dijo...

Si se analizan las constantes de esas reformas, no costará mucho descubir que todas ellas han recurrido a la privatización y/o han beneficiado a intereses económicos poderosos nacionales o transnacionales. El carácter privatizador de las reformas de Lacalle padre está fuera de cuestión. Lo mismo puede decirse de la reforma jubilatoria de Sanguinetti (la de las AFAPs), perjudicial para quienes hoy aspiran a jubilarse y beneficiosa para una cantidad de instituciones financieras (las AFAPs y las aseguradoras) que operan bajo el derecho privado. Tampoco puede negarse que la reforma del sistema de salud se basó en una enorme transferencia de afiliados y de recursos al sistema privado de salud.
Respecto a la reforma tributaria, no yo, sino los técnicos y asesores del PIT-CNT y la Red de Economistas de Izquierda, han señalado que implica porcentualmente un alivio de la carga tributaria del sector empresarial y un aumento de la carga tributaria del sector asalariado.Cabe preguntarse: ¿existió antes o existe ahora una fuerte demanda popular por la privatización de actividades o por la exoneración de impuestos y la transferencia de recursos al sector empresarial privado? ¿Cómo se explica esa línea constante de la democracia uruguaya? ¿Cómo se la concilia con los reiterados pronunciamientos plebiscitarios antiprivatizadores que ha hecho el cuerpo electoral en los últimos treinta años cuando ha sido consultado? ¿De quién es la voluntad que cumple el sistema político cuando adopta ese tipo de medidas?Las respuestas a esas preguntas no son fáciles. Quizá haya que considerar que el sistema político uruguayo opera en el marco de un cierto vacío de voluntad de la sociedad uruguaya. Un vacío o hueco de la voluntad ciudadana que puede traducirse en el vago mandato de “hagan algo” para resolver tal o cual problema, pero que no define qué se debe hacer. Eso tiene importantes consecuencias.
Por un lado, hace posible que lleguen al poder político personas sin ideas claras respecto de qué hacer. Por otro, deja a los representantes políticos las manos demasiado libres para seguir los consejos de quienes sí tienen claro lo que les conviene. Lo que quiero decir es que la centralidad y la responsabilidad asignadas al sistema político por la sociedad uruguaya probablemente sean excesivas. El sistema democrático representativo, es decir fundado en la noción de representación política, sólo puede funcionar bien si existe una ciudadanía fuerte, informada y clara en su voluntad. De lo contrario, sus representantes se vuelven poleas sueltas, sin dirección ni engranaje adecuado con ningún proyecto político populary se vuelven vulnerables a los intereses y consejos interesados de empresarios y tecnócratas nacionales e internacionales.
Algo anda mal en nosotros si elegimos como representantes a modestos recolectores de votos, artesanos de la política, y esperamos de ellos liderazgos mesiánicos e iluminados. Sólo muy de cuando en cuando, la democracia produce el tipo de dirigentes capaces de concebir un proyecto de futuro y de obtener los apoyos políticos para llevarlo a cabo. .

NI MITO NI LEYENDA (publicado esta semana en VOCES, en el 50 aniversario del asesinato del Che)

Si un mito es una historia imaginaria que altera las verdaderas cualidades de una persona o de una cosa y les da más valor del que ti...