CARETAS



El editorial de Caras y Caretas del 27 de febrero, escrito por Alberto Grille, es un buen ejemplo de lo que ya es un clásico del punto de vista del progresismo. Se trata obviamente del caso Sendic, lo que Grille suele llamar “la batalla de Ancap”, pero es válido para todos los asuntos que surgen en la agenda pública.
NO ANALIZAR EL HECHO EN SÍ
Esta es una cuestión básica del punto de vista progre; no se debe analizar el hecho concreto, sino de donde provienen las acusaciones. Si hay una noticia en la prensa que da cuenta de algo mal hecho desde el gobierno, algo irregular, o una conducta inconveniente o dudosa de algún integrante del oficialismo, lo primero es ver que medio de prensa lo está diciendo. Si el que difunde el asunto es un medio “de la derecha”, entonces es falso. Además se tratará de una campaña maliciosa para destruir la imagen del gobernante o de un posible candidato y de una campaña electoral anticipada. 
Por eso en la última reunión del Secretariado del Frente Amplio se quiso emitir una declaración de apoyo al vicepresidente, y Ernesto Agazzi sostuvo que Sendic está padeciendo "un ataque sistemático" por parte de "la derecha" (poco importa que quien dijo que no hizo ninguna licenciatura haya sido el propio Sendic) y llamó a estar alerta ante esta situación.
Todo esto obviamente estará basado en un odio de la derecha hacia el gobierno progresista por las enormes conquistas logradas en favor de los más humildes. Aunque se muestren pruebas contundentes acerca del hecho denunciado, los progresistas seguirán insistiendo en lo mismo, y jamás abordarán -mas que tangencialmente- el hecho en cuestión. Si a raíz de lo denunciado alguien termina procesado, nadie hablará más del tema. “Respetamos las decisiones de la Justicia”, se dirá a lo sumo (como si hubiera la posibilidad de no respetarlas).
Dice Grille por ejemplo: Se me ocurre que lo más importante de los episodios que estamos viviendo...es el odio arrasador que muestra la derecha a través de su principal “poder fáctico”, que son los medios masivos, para atacar a las figuras de izquierda”.
Listo, no hay más nada de que hablar; el eje de la discusión pasa a ser el odio de la derecha hacia “nosotros” que somos los buenos, y por tanto no cabe otra cosa que unirnos ante esa amenaza.
Nos lo dice muy claramente Alberto Grille: “lo que asombra de este episodio es la tormenta arrasadora de odio que la derecha y sus sirvientes han mostrado sobre la figura del actual vicepresidente de la República, electo por el voto libre de sus conciudadanos”.
Esto es, es inexplicable que se ataque a alguien simplemente porque se lo odia, y nada menos que a alguien electo por el voto libre de sus conciudadanos!!! Hasta dónde puede llegar la maldad del enemigo!!
OTROS TAMBIÉN
La segunda estrategia es minimizar el hecho en cuestión adivirtiendo a la ciudadanía que antes otros (la derecha, los rosaditos) hicieron algo similar o aún peor. Incluso se dice: por qué no criticaron antes a fulanito que hizo lo mismo?, dando por descontado que quien ahora critica o acusa antes no lo hizo. El mensaje parece ser: qué tiene de malo si otros ya lo hicieron antes?
Y entonces nos dice Alberto Grille: “Más allá del hecho en sí, si Raúl Sendic es o no licenciado en algo (cosa que a la postre termina siendo menor, porque Luis Hierro López fue ministro del Interior y vicepresidente de la República firmando como profesor y no lo es, y Hugo Fernández Faingold fungía de licenciado en Sociología y tampoco)”.
Y por si eso no fuera suficiente le agrega algo que nada tiene que ver con el tema pero que sirve porque arrima un poco más culpas al enemigo y por tanto lo hace menos confiable aún en lo que dice: “Gonzalo Aguirre sí es abogado, pero se dedica a defender militares torturadores, etcétera, y Jorge Batlle, Julio Sanguinetti y Luis Lacalle ampararon la impunidad”.
SON MUY MALOS, PERO SI ME CONVIENE...
Por cierto, los medios de la derecha son malos, muy malos, son terribles, no hacen otra cosa que sembrar cizaña y propagar maldades; los medios y los integrantes de los partidos de la derecha. Todos integran “el eje del mal” doméstico. Ahora bien, si lo que dicen sirve a nuestros intereses, entonces lo utilizamos, faltaba más, aún dentro del mismo artículo en que los calificamos de malos, malísimos, odiosos. Y por eso Alberto Grille nos dice lo siguiente:
Cabe señalar que mientras el hijo del dictador se estremece y habla de denuncia penal, los constitucionalistas Ruben Correa Freitas (colorado) y Martín Risso (blanco) coinciden en que no hay delito aun cuando el título no existiera, y eso lo informa El País”.
En una sola frase Grille se desmiente a sí mismo, no toda la derecha ni todos los medios a su servicio dicen cosas malas, al parecer algunos integrantes de esa derecha dicen cosas buenas, y los medios de la derecha las difunden. Vaya, no todo está perdido.
Y es que para desmentir a Grille solo hay que recurrir a Grille.
Si Alberto Grille dice que los episodios que estamos viviendo...es el odio arrasador que muestra la derecha a través de su principal “poder fáctico”, que son los medios masivos, para atacar a las figuras de izquierda”, solo tenemos que leer al propio Alberto Grille, cuando en la misma revista Caras y Caretas decía en abril de 2004 refiriéndose al 26 de Marzo y a su líder Raúl Sendic (sí, el mismo que ahora defiende):
se quedó sin supermercados ni proyectos financiados desde Europa, sin restaurantes, sin quioscos, sin taxímetros, y se patinaron 7 millones de dólares que reventaron en cheques voladores, conformes falsos, juicios ejecutivos y laborales” . Y agregaba: “si al 26 de Marzo le deja de llegar la subvención ilegal del gobierno sueco no le queda nada”.


El director de Caras y Caretas dijo además que Sendic “tendrá que explicar cuántos años de caja de jubilaciones tiene en Industria y Comercio” porque “jamás laburó en su vida” y agregó que “si se hubiese llamado González de apellido nunca hubiera llegado a diputado”.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
EL VOTO DISCREPANTE
Por Hoenir Sarthou
Habría querido que este momento no llegara nunca, porque lo que voy a decir me resulta muy doloroso.
No voy a votar al Frente Amplio en la elección de octubre. Por primera vez, en más de cuarenta años, siento que no puedo ni debo hacerlo.Es una decisión individual e íntima (todas las decisiones lo son, en el fondo) pero no solitaria. Muchas personas de izquierda han decidido adoptar la misma actitud o la tienen en su horizonte y la están considerando. En mi caso, los motivos no son sorprendentes. Han sido anunciados con preocupación, desde hace años, en esta misma columna.Sintéticamente, no comparto las políticas que implican someter al país y a su población al modelo económico “global” de los capitales transnacionales, en el que, a pesar de los discursos, la mitad de los trabajadores gana menos de $15.000. Discrepo con el proceso de concentración y extranjerización de la propiedad de la tierra, que se ha permitido en estos años. No estoy de acuerdo con los privilegios abusivos (exoneraciones tributarias, puertos, zonas francas, leyes hechas a la medida) concedidos a la gran inversión extranjera y negada en cambio a la inversión y al trabajo nacional. No creo que un gobierno de izquierda deba condicionar al país, al grado en que lo han hecho los dos últimos gobiernos, a inversiones estratégicamente discutibles y ambientalmente peligrosas, como las de UPM, Montes del Plata o Aratirí. Me indigna la ley de bancarización obligatoria (hipócritamente denominada “de inclusión financiera”), que favorece el endeudamiento de la población de menos recursos y significa la intromisión inevitable del capital financiero (los bancos) en todas las transacciones económicas, incluido el pago de los sueldos.
En materia de políticas sociales, se ha incurrido en algo que es –y será todavía más, en pocos años- una verdadera tragedia social: permitir la decadencia de la enseñanza pública. Cuando uno se entera de que más del 60% de la población juvenil no completa la enseñanza secundaria, hay poco más para decir. Significa que más de la mitad de la población no estará en condiciones de acceder a puestos de trabajos medianamente bien remunerados. ¿En qué clase de sociedad viviremos, entonces?
Anónimo ha dicho que…
¿Alguien cree que se podrá seguir sobrellevando la marginalidad cultural creciente con subsidios del MIDES, internaciones en el INAU y más policía? Un gobierno que no jerarquiza a la enseñanza pública es, objetivamente, un gobierno reaccionario. Se diga lo que se diga.¿Alguien cree que se podrá seguir sobrellevando la marginalidad cultural creciente con subsidios del MIDES, internaciones en el INAU y más policía? Un gobierno que no jerarquiza a la enseñanza pública es, objetivamente, un gobierno reaccionario. Se diga lo que se diga.
Anónimo ha dicho que…
A esas dos grandes discrepancias sustanciales (con el modelo económico y con las políticas sociales) se suma el abuso del secreto y la mentira, o el grosero maquillaje de la realidad.
Lo que pasó en PLUNA, lo que pasa en ASSE,(LO QUE PASA EN ANCAP ) lo que sigue pasando en el SIRPA, no habría sido posible si no se cultivara el secreto, la práctica de “barrer hacia adentro”. Tampoco son casos aislados. El secreto y la distorsión de la realidad, practicados desde el poder, son la antesala y el caldo de cultivo de la corrupción. Hay demasiados secretos y reservas en la gestión de gobierno. Los acuerdos con Montes del Plata y con Aratirí, los propósitos y la adjudicación de las obras de la regasificadora, su relación con el proyecto de Aratirí, lo que realmente pasará con Aratirí, las nuevas mega inversiones en curso, las transacciones para traer al país a presos ilegítimos de los EEUU, el enorme crecimiento de la deuda externa del país, las tratativas con organismos internacionales, como la OCDE, para salir de las listas negras y grises, son temas de los que no se habla lo suficiente y sobre los que no se dispone de la información necesaria.
La exposición clara de la realidad, el planteamiento sincero de los problemas y de las estrategias propuestas para enfrentarlos, es, desde mi punto de vista, un requisito esencial para un gobierno democrático y popular. Todo problema, por grave que sea, todo error, por inexcusable que parezca, puede ser entendido y disculpados por una población a la que se le habla claro, con respeto, valor y honestidad intelectual. Los secretos, las ocultaciones, las verdades a medias, las estadísticas maquilladas, las simplificaciones abusivas, la publicidad aturdidora, en cambio, podrán engañar a los ilusos o ingenuos durante un tiempo. Pero a la larga caen y generan el descrédito de los gobernantes y la desmoralización de la sociedad.
Anónimo ha dicho que…
Yo votaré en blanco en las elecciones de octubre, y si el FA pierde las elecciones, será por lo que hizo y por lo que no hizo durante estos 10 años. Si el FA, por su accionar conservador, mediocre y pro capitalista durante estos 10 años, pierde la mayoría de los votos que tenía, el único culpable es el propio FA. No se puede trasladar la responsabilidad de la debacle a los votantes.Si el FA pierde las mayorías parlamentarias y tal vez el gobierno, será porque su presidente vetó la ley del aborto, porque firmó un tratado protegiendo las inversiones del imperialismo yanqui, porque envió tropas a Haití, porque pidió ayuda a Bush para asustar a los vecinos, porque extranjerizó y concentró la propiedad de la tierra como nunca en la historia, porque trajo la mega industria de celulosa, la megaminería, los transgénicos y todo lo demás, porque no tuvo el valor de terminar con la impunidad, porque su presidente fue al parlamento a decirle a los legisladores del FA que no votaran la ley que anulaba la ley de caducidad, por los actos de corrupción y por un sinnúmero de causas más. Será por su propia responsabilidad, y no por culpa de quienes queremos al menos conservar nuestra dignidad y decir que eso no lo aceptamos de ninguna manera, que no seremos cómplices, que con nosotros no cuenten para tanta basura.
Anónimo ha dicho que…
El legado de Mujica: Te dije una cosa e hice otra
Semanario Voces, Montevideo
Se va José “Pepe” Mujica, conocido internacionalmente como “el presidente más pobre del mundo”, cuestión desmentida por el propio Mujica. Alguien que gana alrededor de U$S 13.500 mensuales y que está casado con otra persona que gana una cifra parecida mensualmente, no es pobre, todo lo contrario. Menos aún si en su patrimonio se cuentan tres inmuebles por valor de más de U$S 200.000, dos vehículos, tres tractores y más de 2 millones de pesos en tres cuentas bancarias (según su propia declaración jurada).
Y es muy difícil juzgar a alguien que en el imaginario popular es prácticamente un santo. Se dedicó a promocionarse él y le salió bien. Tal vez por su vida austera, su desprendimiento del dinero, su aporte al Plan Juntos, su prédica anti consumismo y su aspecto y léxico campechanos. Lo cual es loable, sin duda, pero no fue para eso que lo votamos, sino para que actuara como presidente de la República, y eso sería lo que habría que juzgar.
La esperanza de muchos que lo votamos estaba puesta en un “giro a la izquierda”, cosa que no sucedió. Si tenemos en cuenta el cumplimiento del programa, veremos que dos de los aspectos que podían significar un giro a la izquierda fueron expresamente desechados y frenados por el propio Mujica: la instalación de una constituyente y el frigorífico multimodal. Tampoco se cumplió con el retiro progresivo de las tropas de Haití, algo muy sentido por la izquierda frenteamplista, y su papel en el bochornoso proceso de la anulación de la ley de impunidad (yendo al Parlamento a convencer a los parlamentarios del FA que no votaran la anulación de la ley –contra lo decidido en todas las instancias orgánicas del FA) fue lamentable y patético.
En el exterior cumplió un papel dual; si bien estuvo cerca de los latinoamericanos, también siguió su acercamiento con los EEUU (rol que había jugado en el gobierno de Vázquez según lo demuestran los cables de wikileaks), y con los grandes magnates e inversores extranjeros.
Anónimo ha dicho que…
Extranjerizó más aún la tierra, nos llenó de transgénicos y pesticidas que están contaminando el agua y el aire y metió capitales privados como nunca aún a costa de contaminar nuestro suelo y fuentes acuíferas...pasteras, forestación, minería, etc.
En cuanto a algún logro en lo económico, difícilmente pueda ser adjudicado al presidente -así como tampoco los errores- aunque posiblemente haya jugado un papel importante en la desastrosa salida de PLUNA.
Y sus caballitos de batalla: el Plan Juntos (muy lejos de cumplir con lo planeado) y su famoso “educación, educación, educación”, fueron un fiasco.
Uno tiene la percepción de que su principal acción como gobernante fue hablar, y hablar mucho, y de cualquier cosa que se le viniera a la mente. Sin embargo, pocas veces aportó alguna idea o posibles soluciones a los problemas planteados.
Pero el presidente habló también de los uruguayos. No de sus problemas concretos, problemas para cuya resolución los uruguayos lo votaron a él. No, al presidente le gusta hablar sobre la forma de ser de los uruguayos, sobre sus gustos, sus actitudes o su moral.
En un encuentro con políticos y empresarios españoles dijo que "no nos caracterizamos por matarnos en el laburo"; "Somos medio atorrantes, no nos gusta tanto trabajar”. Nos ha criticado cientos de veces por ser consumistas, y de no ser solidarios. Se ha ensañado con los intelectuales, los mismos a los que elogió hasta el hartazgo en la Universidad, antes de las elecciones. La emprendió reiteradas veces contra los empleados públicos, a quienes los acusó de ser “trabajadores con coronita”. En particular con los docentes, diciendo que “por cuatro libros más que leyeron, no son más que cualquier analfabeto que camina por la calle”. Por cierto, Mujica no es otra cosa que un empleado público desde el año 94, desde hace 21 años, como ministro, como diputado, como senador y luego presidente. Y seguirá siéndolo por otros cinco años más -al igual que su esposa- con los salarios más altos que paga el estado.
¿Qué hizo Mujica en estos 20 años que los uruguayos le hemos pagado el salario, para cambiar lo que tanto critica? Yo tengo una respuesta provisoria: nada, absolutamente nada.
http://www.voces.com.uy
Nancy ha dicho que…
El pez por la boca muere, así es como Grille se está ahogando por culpa del anzuelo de sus propias contradicciones .- Un abrazo
Anónimo ha dicho que…
GRILE TIENE ANTIOJERAS NADA HABLAR DEL TRATADO DE PROTECCION FIRMADO CON EE.UU DE LAS BESES QUE HAY EN URUGUAY
DE LAS TROPAS EN HAITI TAN CRITICADAS ANTERIORMENTE POR EL FA
PO LO CUAL RENUNCION CHIFLLETT
PARECE QUE HA GRILLE LE QUEDARON COSAS EN EL TINTERO O ANDA MUY DISTRAIDO
NADA DICE DE LAS ZONAS FRANCAS
NADA DICE DE QUE EL GOBIERNRO DE FRENTE A FAVORECIDO A LAS MULTINACINALES Y MEJOR NO SEGUIR

Entradas populares de este blog

CORRUPCIÓN Y PARTIDOS (publicado hoy en Semanario VOCES)

IMPUNES IMPARTIENDO VALORES (como el Uruguay no hay)

CERO AUTOCRÍTICA