ECOS DE ANCAP

El caso ANCAP ha generado comentarios de la más diversa especie y desde los ámbitos más variados. Hemos asistido a las sospechas de la oposición respecto de posibles irregularidades que ameritaban la conformación de una investigadora, hemos asistido a todo el proceso de la comisión, y finalmente a los informes y conclusiones de los partidos políticos y el debate sobre ellos en el Parlamento, y en medio de todo ese proceso la discusión abierta y apasionada a nivel de la ciudadanía. Y eso, desde mi punto de vista es positivo, le hace bien a la democracia, porque una ciudadanía informada es una ciudadanía más capacitada para tomar decisiones.
Claro que no a todo el mundo le gusta o le conviene este nivel de discusión pública; sobre todo al oficialismo, que es quien está bajo la lupa.
Hoy quisiera tomar algunas consideraciones hechas por la senadora Constanza Moreira, del Frente Amplio, porque dan pie sin duda a algunos comentarios.
Ha dicho Constanza Moreira que “se ha instalado un falso “sentido común” sobre Ancap, que es más lo que oculta que lo que sabemos. Dice por ejemplo que “el primer falso "sentido común" instalado es el de "la lata está vacía", al decir del Senador Delgado”.
Y no Moreira, no es un falso sentido común, es la realidad de lo que sucedió; si el gobierno no hubiera decidido recapitalizar la empresa, hoy estaríamos hablando de una empresa en quiebra, así de simple, porque no tendría dinero para enfrentar sus obligaciones ni acceso al crédito para hacerlo. Cuando una empresa tiene pérdidas, es porque hay dinero que no está, que se perdió (por eso es una pérdida), y por tanto lo de la lata vacía no es un falso sentido común, es la cruda realidad.
Moreira agrega que “La danza de los millones que ha salido en la prensa, ha dejado más que preocupados a muchos ciudadanos. La imagen del "vaciamiento" ha quedado allí, escrita en piedra, reforzada por la ley de "capitalización" de ANCAP por parte del Estado”.
Y tiene razón, los ciudadanos estamos preocupados, muy preocupados, y no es para menos. Lo que perdió ANCAP (y que los uruguayos tuvimos que poner para tapar el agujero), es el doble de lo que aumentó el presupuesto; cuántas cosas se podrían hacer en salud, en educación, en políticas sociales, con lo que dilapidaron quienes estaban a cargo de ANCAP?
“Es que había que invertir” -nos dicen- porque en 2005 ANCAP era una empresa inoperante. Bien, puede ser, no voy a defender acá las gestiones de los partidos tradicionales, pero cumplía con su función de producir combustibles, alcohol y portland y no daba pérdidas. Vino el FA, invirtió 1.200 millones de dólares en ella y consiguió hacerla perder 800 millones de dólares en poco tiempo. Unos genios. Es como si me prestaran un auto que está pinchado (inoperante), yo le invierto 5 mil dólares, le hago chapa y pintura y lo dejo como 0k, salvo que lo devuelvo con deuda de seguro y de patente y con el motor fundido. Cuando me increpan por el estado del vehículo, les contesto: ah, sí, pero ustedes me prestaron un vehículo pinchado. Tremendo.
Constanza Moreira reconoce que “ANCAP acumuló 600 millones de dólares de déficit en estos cinco años, y tiene 1.200 millones de dólares de deuda, a número gruesos. Es muchísimo dinero, sí. Pero nadie dice que ANCAP factura 3.200 millones de dólares por año. Algo así como 10 millones de dólares por día. Toda la inversión realizada en el período no llega a la tercera parte de la facturación de un año; 421 en la desulfurizadora, 251 en las plantas de cemento portland, 141 en los biocombustibles, y 147 en la planta de cal."
Y claro señora senadora!!! eh ahí justamente lo bochornoso del asunto: la administración de su partido logró algo insólito, fundir una empresa que vende combustibles y portland y que factura 3.200 millones de dólares, y lo logró en la época de mayor bonanza del país, cuando sus insumos (el petróleo) descendieron a precios históricos, cuando se batieron record de venta de combustibles y en medio de un boom de la construcción....pavada de méritos que tiene la administración de su fuerza política.
Dice Constanza que “El proceso de la Investigadora se transformó en un drama público” (y sí, no se transformó, lo es, porque sus consecuencias nos afectan a todos, porque hubo que aumentar las tarifas de UTE para tapar el agujero fiscal que dejó el desastre que su fuerza política hizo en Ancap, porque los comubustibles no bajan por esa misma razón, lo cual afecta a toda la economía del país, y claro que es un drama!!), dice también que ese drama tenía “centro en ANCAP, con un agonista (protagonista) que fue el Vicepresidente Raúl Sendic y los gobiernos del FA” (y sí, claro, quien quiere usted que sean los agonistas...) y un coro compuesto por los medios de comunicación, las redes sociales (sí, por suerte no quedaron estos desaguisados entre cuatro paredes, y todos pudimos enterarnos a través de los medios de comunicación y compartir la información discutirla y analizarla a través de las redes sociales; las mismas redes sociales que le sirvieron a usted para estar sentada en el senado), las declaraciones públicas, y la exhibición cuasi-pornográfica de los entredichos del gobierno -anterior y actual- sobre las razones del déficit y endeudamiento (los actores y actrices de las películas pornográficas en general no se lamentan de que sus films sean exhibidos al público,´pero tiene razón, algunos entredichos del propio oficialismo debieron ser divulgados en horario de protección al menor).
Dice Constanza “El Partido Nacional, por su parte, mantuvo las mismas denuncias que presentara a la Comisión, luego de larguísimas comparecencias y más de cinco meses de debate, como si allí, nada hubiera pasado. Ninguna explicación sirvió, ningún argumento”.
Y bien, eso no es válido también para el FA? El día que se habilitó la formación de la comisión investigadora, el senador Oteguy dijo: “ se habilitó la instancia pero no por asumir que hubo irregularidades ya que del pedido de informes del senador nacionalista Álvaro Delgado no se desprende ningún indicio . Y luego de cinco meses de debates, del cúmulo de informaciones que se fueron agregando, de las declaraciones de múltiples implicados en todo el proceso, no sirvió de nada? El FA continúa diciendo que aquí no pasó nada. No es ciertamente vergonzosa esa actitud de defender lo indefendible? Por qué la oposición debería variar su posición original y el oficialismo no?
Y dice también la senadora Constanza Moreira: “Pero la confianza es un intangible. Y aunque lo actuado haya sido conforme a la norma, se incurre en un mecanismo de sospecha más amplio. ¿Hubo integridad en todas las decisiones? ¿Hubo cuidado con el "bien común"? Estas son las preguntas que quedan en el aire. Este es el espíritu que dominó la Investigadora, y entre las declaraciones públicas de unos y otros, se empezó a ejercer la organización de la desconfianza. No sólo contra ANCAP, sino y principalmente contra un gobierno legítimo (éste, cuyo Vicepresidente ha sido tan maltratado). La pregunta que se instaló es: ¿es éste un gobierno confiable? Sin duda es legítimo, pero ¿es confiable?"
La respuesta a su pregunta es no. No es confiable como administrador de los recursos del pueblo. Es a todas luces evidente que no hubo cuidado del bien común, que se utilizaron los mismos oscuros recursos que quienes gobernaban antes, aunque con resultados más desastrosos. Ahora se dice que las colaterales que actúan en el derecho privado no las creó el FA sino que ya existían. Bien, pero está bien o está mal el uso de ese tipo de empresas? Si está mal, qué hicieron para cambiarlo? Si está bien, por qué todo es tan oscuro y por qué todo termina en pérdidas para el Estado? Deberíamos confiar en quienes le dan dinero a un correligionario para propaganda en una radio que no existe? Deberíamos estar tranquilos que están cuidando el “bien común” quienes organizan fiestas a 5 mil dólares por cabeza en un barrio humilde como La Teja para inaugurar una planta.
También dijo Constanza cosas valiosas, aunque parecen dichas por otra persona en otro contexto, o tal vez sea que el “como te digo una cosa te digo la otra” prendió fuerte entre los progresistas. Dijo por ejemplo: “Exijamos una gestión más democrática, participativa, descentralizada y con el mayor control social posible. No queremos más "pactos" entre partidos para determinar dónde empieza y dónde termina lo público. No queremos que la renta petrolera sea decidida por un puñado de ex Presidentes. La clave de una política de izquierda es involucrar a la ciudadanía en la decisión sobre los temas que importan. Y la ciudadanía debe opinar sobre las empresas públicas. Y sobre el petróleo. Deben opinar la academia, las organizaciones sociales, los gobiernos locales, las comunidades”.

De eso se trata, y para eso sirven también estas comisiones investigadoras que el FA ha negado constantemente, como lo negó en el caso Pluna o en el tema de ASSE, ambos terminados con procesamientos.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
perdon por copiarte
Y no Moreira, no es un falso sentido común, es la realidad de lo que sucedió; si el gobierno no hubiera decidido recapitalizar la empresa, hoy estaríamos hablando de una empresa en quiebra, así de simple, porque no tendría dinero para enfrentar sus obligaciones ni acceso al crédito para hacerlo. Cuando una empresa tiene pérdidas, es porque hay dinero que no está, que se perdió (por eso es una pérdida), y por tanto lo de la lata vacía no es un falso sentido común, es la cruda realidad.
Moreira agrega que “La danza de los millones que ha salido en la prensa, ha dejado más que preocupados a muchos ciudadanos.
Anónimo ha dicho que…
La imagen del "vaciamiento" ha quedado allí, escrita en piedra, reforzada por la ley de "capitalización" de ANCAP por parte del Estado”.Y tiene razón, los ciudadanos estamos preocupados, muy preocupados, y no es para menos. Lo que perdió ANCAP (y que los uruguayos tuvimos que poner para tapar el agujero), es el doble de lo que aumentó el presupuesto; cuántas cosas se podrían hacer en salud, en educación, en políticas sociales, con lo que dilapidaron quienes estaban a cargo de ANCAP?“Es que había que invertir” -nos dicen- porque en 2005 ANCAP era una empresa inoperante. Bien, puede ser, no voy a defender acá las gestiones de los partidos tradicionales, pero cumplía con su función de producir combustibles, alcohol y portland y no daba pérdidas. Vino el FA, invirtió 1.200 millones de dólares en ella y consiguió hacerla perder 800 millones de dólares en poco tiempo. Unos genios. Es como si me prestaran un auto que está pinchado (inoperante), yo le invierto 5 mil dólares, le hago chapa y pintura y lo dejo como 0k, salvo que lo devuelvo con deuda de seguro y de patente y con el motor fundido. Cuando me increpan por el estado del vehículo, les contesto: ah, sí, pero ustedes me prestaron un vehículo pinchado. Tremendo.
Constanza Moreira reconoce que “ANCAP acumuló 600 millones de dólares de déficit en estos cinco años, y tiene 1.200 millones de dólares de deuda, a número gruesos. es muchisimo dinero , sí. Pero nadie dice que ANCAP factura 3.200 millones de dólares por año. Algo así como 10 millones de dólares por día. Toda la inversión realizada en el período no llega a la tercera parte de la facturación de un año; 421 en la desulfurizadora, 251 en las plantas de cemento portland, 141 en los biocombustibles, y 147 en la planta de cal."Y claro señora senadora!!! eh ahí justamente lo bochornoso del asunto: la administración de su partido logró algo insólito, fundir una empresa que vende combustibles y portland y que factura 3.200 millones de dólares, y lo logró en la época de mayor bonanza del país, cuando sus insumos (el petróleo) descendieron a precios históricos, cuando se batieron record de venta de combustibles y en medio de un boom de la construcción....pavada de méritos que tiene la administración de su fuerza política.
Anónimo ha dicho que…
JOSE LUIS HAY OTRO ARTICULO TUYO QUE SE REFIERE A CONSTANZA Y DICE ALGO ASI
AHI ESTA LA MADRE DEL BORREGO
LO RECUERDAS ?
Anónimo ha dicho que…
http://contratapapopular.blogspot.com.uy/2014_07_01_archive.html

Me vienen a convidar a arrepentirme,me vienen a convidar a que no pierda,mi vienen a convidar a indefinirme,me vienen a convidar a tanta mierda.
(Silvio Rodríguez)
He leído con atención un interesante artículo de Constanza Moreira, al que tituló “El voto perdido” (http://www.pvp.org.uy/?p=5200), y que está dirigido obviamente hacia los que la senadora considera “rebeldes, desilusionados y disconformes”. Como me considero uno de los tantos rebeldes, desilusionados y disconformes, haré algunas consideraciones sobre su contenido.
ESTA DEMOCRACIA
Constanza dice que “Cuando una democracia funciona bien, la ciudadanía siente que su voto ayuda a cambiar las cosas”, mientras que cuando esta funciona mal, “la gente difícilmente tenga la percepción de que su opinión importe y se vuelve apática (desinteresada) o refractaria (desconfiada, negativa) respecto de la política”.
Esto nos pone ante una primera cuestión: nuestra democracia...¿funciona? la ciudadanía ¿siente que su voto es útil? ¿o por el contrario percibe que su opinión poco importa y por tanto está apática, desinteresada, desconfiada respecto a la política?
Si uno tiene en cuenta el grado de participación política en las distintas instancias, y si uno mira el caso concreto del voto –en especial el caso de las elecciones internas, único en el que puede medirse el grado de interés puesto que no son obligatorias- podemos concluir que si bien la confianza en la política (o en los políticos) no está por el piso, viene en franco descenso. Estas internas fueron las que tuvieron menor participación desde que se realizan, pero el dato nada menor, es que el descenso progresivo y precipitado afecta en mayor medida justamente al conglomerado progresista: el Frente Amplio.Por lo tanto, la primera conclusión a la que habría que llegar es que, en función de la participación a través del voto, nuestra democracia no estaría funcionando del todo bien, y que la desconfianza y la apatía hacia la influencia que pueda tener el voto afectan, en particular y severamente, a las fuerzas progresistas.En cuanto a las causas de que esto suceda, Moreira apunta al interés que la derecha tiene en esto, pero nada dice acerca de la izquierda. Dice que “Todas las derechas del mundo, desde el principio de los tiempos, han buscando la “incompetencia política” de las masas; antes, privándolas del voto sin mas, y hoy, haciéndoles sentir que es “inútil”, y que al final, todos somos lo mismo”.Eso, que sin duda es cierto, no es toda la verdad. También sucede que la ciudadanía siente que su participación es inútil y que al final todos son lo mismo, porque lo comprueba en los hechos puros y duros. Algunos luego de haber militado fuertemente en filas de la propia izquierda, otros simplemente leyendo los diarios. Cuando la izquierda llega al gobierno y hace las mismas cosas que criticaba a la derecha, e incluso profundiza algunas de las peores cosas de los gobiernos de derecha, la ciudadanía se desilusiona, y no es culpa de la derecha.
Anónimo ha dicho que…
¿DOS BLOQUES?Constanza habla luego de las próximas elecciones de octubre, y dice que “Por un lado compite el Frente Amplio, y por otro, los partidos tradicionales. Con todos los matices y precisiones que se quieran hacer, son dos grandes bloques: el “progresismo”, y el "conservador". Y en función de esto, agrega que “La elección debiera ser moderadamente simple: quienes participen de una visión del mundo identificada desde el “progresismo” hacia la izquierda, deberían votar al Frente Amplio. Quienes participen de una visión del mundo identificada con el “conservadurismo” deberían votar a blancos y a colorados”.Este –para Constanza- sería “el fin de la ideología”: simplificar elecciones que debieran ser mucho más complejas. Si sos progresistas, votás Frente Amplio, y si sos conservador, votás blancos y colorados.Más allá de que la simplificación es brutal –y para mí inesperada, proviniendo de una politóloga (tal vez la politóloga esté dando paso a la política partidaria)-, deja de lado cualquier otra opción que no sea el voto por estos grupos políticos. Lo cual tiene un grave inconveniente, si tenemos en cuenta que el abstencionismo –en las pasadas internas- superó ampliamente a todos los partidos políticos juntos.
Anónimo ha dicho que…
También concluye Constanza que “ todo “voto castigo” al FA, es un voto –indirecto- a Lacalle Pou, figura sobresaliente del bloque conservador”.
No estoy de acuerdo, y rechazo terminantemente y con desagrado la afirmación de que el voto castigo al FA sea considerado un voto indirecto a Lacalle Pou. Yo votaré en blanco en las elecciones de octubre, y si el FA pierde las elecciones, será por lo que hizo y por lo que no hizo durante estos 10 años. Si el FA, por su accionar conservador, mediocre y pro capitalista durante estos 10 años, pierde la mayoría de los votos que tenía, el único culpable es el propio FA. No se puede trasladar la responsabilidad de la debacle a los votantes.
Si el FA pierde las mayorías parlamentarias y tal vez el gobierno, será porque su presidente vetó la ley del aborto, porque firmó un tratado protegiendo las inversiones del imperialismo yanqui, porque envió tropas a Haití, porque pidió ayuda a Bush para asustar a los vecinos, porque extranjerizó y concentró la propiedad de la tierra como nunca en la historia, porque trajo la mega industria de celulosa, la megaminería, los transgénicos y todo lo demás, porque no tuvo el valor de terminar con la impunidad, porque su presidente fue al parlamento a decirle a los legisladores del FA que no votaran la ley que anulaba la ley de caducidad, por los actos de corrupción y por un sinnúmero de causas más. Será por su propia responsabilidad, y no por culpa de quienes queremos al menos conservar nuestra dignidad y decir que eso no lo aceptamos de ninguna manera, que no seremos cómplices, que con nosotros no cuenten para tanta basura.
Anónimo ha dicho que…
http://contratapapopular.blogspot.com.uy/2014/11/giro-hacia-donde-y-por-que.html
Ahora lo que tendremos es un parlamento oficialista sin variantes significativas, pero con un presidente más conservador, un vice tan conservador como el anterior, un ministro de economía conservador, con varios ministros que se repetirán en el gabineteSi la bonanza económica continuara, a lo sumo podrá esperarse una mayor cantidad de políticas sociales. Si en cambio, el viento cambiara (como muchos preven), si los precios de las materias primas que exportamos bajaran y la crisis en los países vecinos se agudizaran, lo que cabe esperar es un apriete a los de siempre, esto es, un giro más a la derecha.En suma, quien espere un giro a la izquierda en el próximo gobierno, puede esperar también a Papá Noel y a los Reyes Magos.No habrá –sin dudas- “patria para todos”; a lo sumo, habrá “tablets para jubilados”
Anónimo ha dicho que…
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=151551
"El Pepe" fue el regalo con el que la derecha nunca se había atrevido a soñar

Alma Bolón
http://rebelion.org/noticia.php?id=148047
http://contratapapopular.blogspot.com.uy/2014_07_01_archive.html
Anónimo ha dicho que…
Me vienen a convidar a arrepentirme,me vienen a convidar a que no pierda,mi vienen a convidar a indefinirme,me vienen a convidar a tanta mierda.
(Silvio Rodríguez)
He leído con atención un interesante artículo de Constanza Moreira, al que tituló “El voto perdido” (http://www.pvp.org.uy/?p=5200), y que está dirigido obviamente hacia los que la senadora considera “rebeldes, desilusionados y disconformes”. Como me considero uno de los tantos rebeldes, desilusionados y disconformes, haré algunas consideraciones sobre su contenido.ESTA DEMOCRACIA Constanza dice que “Cuando una democracia funciona bien, la ciudadanía siente que su voto ayuda a cambiar las cosas”, mientras que cuando esta funciona mal, “la gente difícilmente tenga la percepción de que su opinión importe y se vuelve apática (desinteresada) o refractaria (desconfiada, negativa) respecto de la política”.Esto nos pone ante una primera cuestión: nuestra democracia...¿funciona? la ciudadanía ¿siente que su voto es útil? ¿o por el contrario percibe que su opinión poco importa y por tanto está apática, desinteresada, desconfiada respecto a la política?
Si uno tiene en cuenta el grado de participación política en las distintas instancias, y si uno mira el caso concreto del voto –en especial el caso de las elecciones internas, único en el que puede medirse el grado de interés puesto que no son obligatorias- podemos concluir que si bien la confianza en la política (o en los políticos) no está por el piso, viene en franco descenso. Estas internas fueron las que tuvieron menor participación desde que se realizan, pero el dato nada menor, es que el descenso progresivo y precipitado afecta en mayor medida justamente al conglomerado progresista: el Frente Amplio.
Anónimo ha dicho que…
Por lo tanto, la primera conclusión a la que habría que llegar es que, en función de la participación a través del voto, nuestra democracia no estaría funcionando del todo bien, y que la desconfianza y la apatía hacia la influencia que pueda tener el voto afectan, en particular y severamente, a las fuerzas progresistas.En cuanto a las causas de que esto suceda, Moreira apunta al interés que la derecha tiene en esto, pero nada dice acerca de la izquierda. Dice que “Todas las derechas del mundo, desde el principio de los tiempos, han buscando la “incompetencia política” de las masas; antes, privándolas del voto sin mas, y hoy, haciéndoles sentir que es “inútil”, y que al final, todos somos lo mismo”.
Anónimo ha dicho que…
También sucede que la ciudadanía siente que su participación es inútil y que al final todos son lo mismo, porque lo comprueba en los hechos puros y duros.También sucede que la ciudadanía siente que su participación es inútil y que al final todos son lo mismo, porque lo comprueba en los hechos puros y duros. Algunos luego de haber militado fuertemente en filas de la propia izquierda, otros simplemente leyendo los diarios. Cuando la izquierda llega al gobierno y hace las mismas cosas que criticaba a la derecha, e incluso profundiza algunas de las peores cosas de los gobiernos de derecha, la ciudadanía se desilusiona, y no es culpa de la derecha.¿DOS BLOQUES?Constanza habla luego de las próximas elecciones de octubre, y dice que “Por un lado compite el Frente Amplio, y por otro, los partidos tradicionales. Con todos los matices y precisiones que se quieran hacer, son dos grandes bloques: el “progresismo”, y el "conservador". Y en función de esto, agrega que “La elección debiera ser moderadamente simple: quienes participen de una visión del mundo identificada desde el “progresismo” hacia la izquierda, deberían votar al Frente Amplio. Quienes participen de una visión del mundo identificada con el “conservadurismo” deberían votar a blancos y a colorados”.Este –para Constanza- sería “el fin de la ideología”: simplificar elecciones que debieran ser mucho más complejas. Si sos progresistas, votás Frente Amplio, y si sos conservador, votás blancos y colorados.Más allá de que la simplificación es brutal –y para mí inesperada, proviniendo de una politóloga (tal vez la politóloga esté dando paso a la política partidaria)-, deja de lado cualquier otra opción que no sea el voto por estos grupos políticos. Lo cual tiene un grave inconveniente, si tenemos en cuenta que el abstencionismo –en las pasadas internas- superó ampliamente a todos los partidos políticos juntos. Y ni que hablar si le sumamos los votos en blancos, los anulados y los votos por el resto de los partidos que participaron en esa elección. Lo cual estaría indicando que la gran mayoría de la población es ajena a esa simplificación brutal.IZQUIERDA Y DERECHA Pero la prueba más contundente de que esa simplificación es brutal y además irreal, la da la propia Constanza inmediatamente después, cuando intenta definir y separar a la izquierda de la derecha.Moreira dice que nadie debiera confundirse, que la derecha puede parecer moderna “pero se oponen con ferocidad a todo lo que es avance en materia de derechos: rechazan el voto en el exterior, obligan a que la ley de cuotas para mujeres sólo se aplique con un período, desechan el derecho internacional para quedarse con leyes “domésticas” que como la Ley de Caducidad, generan impunidades de todo tipo, reaccionan contra las pretensiones del FA de buscar alianzas con los países de América Latina, rechazan la despenalización del aborto y el matrimonio igualitario”.Sobre la ley de caducidad sin dudas, pero también sobre las alianzas con los países de América Latina (junto a quienes prefieren acercarse al imperialismo yanqui); si el rechazo a la despenalización del aborto es un símbolo de pertenencia a la derecha, no debería olvidar que su candidato fue el que vetó la ley que lo despenalizaba, y que trabajó junto a la derecha para anular la nueva ley mediante un referéndum; y sin dudas está poniendo en filas de la derecha a muchos sectores del FA QUE NO ENSOBRARON A PAPELETA DEL SI ROSADO en 2009 y obviamente al 62% de la población que no aprobó el voto en el exterior.
Anónimo ha dicho que…
Luego Constanza dice que la izquierda, en cambio, nunca consigue estar a la altura de sus aspiraciones, que serían “cambiar el mundo”. Por eso “elabora una ley de medios (que toda la derecha rechaza), pero recién la vota después de las elecciones” (después de las elecciones hablamos), “elabora una política de aumento de los salarios de los trabajadores, pero la limita a las metas inflacionarias, vota la cuota y presiona por más mujeres en política, pero nunca llega a poner tantas mujeres como hombres en el gabinete, defiende a los más pobres, pero le cuesta desafiar el poder de los más ricos La izquierda oscila, como todas las izquierdas, entre las exigencias de gobernar el orden, y la inquietante tarea de cambiarlo”.Y Constanza razona: “Y bien, justamente eso es lo quedesmotiva, desilusiona y fastidia a la ciudadanía de izquierda”. ¡¡¡bingo!!!LA MADRE DEL BORREGO¡¡Y claro!! Ahí está la madre del borrego
Anónimo ha dicho que…
Si el FA pierde las elecciones, será por lo que hizo y por lo que no hizo durante estos 10 años.
Si el FA, por su accionar conservador, mediocre y pro capitalista durante estos 10 años, pierde la mayoría de los votos que tenía, el único culpable es el propio FA. No se puede trasladar la responsabilidad de la debacle a los votantes.Si el FA pierde las mayorías parlamentarias y tal vez el gobierno, será porque su presidente vetó la ley del aborto, porque firmó un tratado protegiendo las inversiones del imperialismo yanqui, porque envió tropas a Haití, porque pidió ayuda a Bush para asustar a los vecinos, porque extranjerizó y concentró la propiedad de la tierra como nunca en la historia, porque trajo la mega industria de celulosa, la megaminería, los transgénicos y todo lo demás, porque no tuvo el valor de terminar con la impunidad, porque su presidente fue al parlamento a decirle a los legisladores del FA que no votaran la ley que anulaba la ley de caducidad, por los actos de corrupción y por un sin número de causas más. Será por su propia responsabilidad, y no por culpa de quienes queremos al menos conservar nuestra dignidad y decir que eso no lo aceptamos de ninguna manera, que no seremos cómplices, que con nosotros no cuenten para tanta basura.
Anónimo ha dicho que…
"Y claro señora senadora!!! eh ahí justamente lo bochornoso del asunto: la administración de su partido logró algo insólito, fundir una empresa que vende combustibles y portland y que factura 3.200 millones de dólares, y lo logró en la época de mayor bonanza del país, cuando sus insumos (el petróleo) descendieron a precios históricos, cuando se batieron record de venta de combustibles y en medio de un boom de la construcción....pavada de méritos que tiene la administración de su fuerza política.

Entradas populares de este blog

CORRUPCIÓN Y PARTIDOS (publicado hoy en Semanario VOCES)

IMPUNES IMPARTIENDO VALORES (como el Uruguay no hay)

CERO AUTOCRÍTICA