jueves, 9 de noviembre de 2017

CONTRADICCIONES


Transcribo una publicación en las redes sociales por parte de un amigo comunista, ya que me servirá de pie para hacer algunos comentarios:

“Los revolucionarios de sobaco..siempre están, nunca faltan a la cita.. y por mi parte redoblo la apuesta.. porque acá no se trata de justificar o no justificar.. se trata de que los mismos que corren presurosos a comprarse un coche.. aunque sea viejo y descangallado como dice el tango.. y llenan su tanque con nafta o gasoil sin interpelarse sobre la contaminación que genera el combustible fósil.. son los mismos que ponen el grito en el cielo por la contaminación probable de la extracción de petróleo (si se concreta algún dia) en el Uruguay. Son los mismos que utilizan marcas de ropa o calzado sin interpelarse sobre el trabajo esclavo que hay detrás.. son los mismos que ahora descubren lo negativo de una ley de riego.. veinte años después de su aprobación.. pues es ley desde 1997. Son los mismos que hablan de la bancarizacion como algo terrible para los trabajadores cuando hace décadas que este proceso se viene dando.. son los mismos que hablan de la extranjerizacion de la tierra como si hubieran descubierto la pólvora.etc. etc. El tema es que todas estas cuestiones y muchas más forman parte de las "bondades" del capitalismo.. y "descubrirlas" ahora desatando una ofensiva contra este gobierno por sus responsabilidades en esto me suena a oportunismo del más rastrero. Utilizar esto como una forma de demostrar lo pernicioso que es este gobierno es jugar objetivamente en la trinchera del enemigo.. y no me vengan con blablabla para intentar demostrar lo contrario.. la práctica y no sólo en el Uruguay ha demostrado más de una vez donde se terminan parando los defensores del purismo ideológico. Acá hay que debatir en serio.. pero además hay que embarrarse las patas y entender que si no es el pueblo organizado, de todas las formas posibles el que empuje, no habrá transformación alguna.. sigue siendo el tema la cuestión de con las masas o sin ellas y con petulantes esclarecidos”.
------------------------------------------------------------------------------------------------

Y bien, es innegable que esas contradicciones que menciona pueden eventualmente existir. Lo que también es innegable es que las contradicciones no invalidan las críticas. Esto es, si alguien critica la explotación de los trabajadores, y además se compra championes Nike, la explotación no deja de ser mala, y la crítica no deja de ser acertada. Si uso papel higiénico tengo todo el derecho de criticar las mega inversiones que solo traen una riqueza aparente por determinado tiempo y que después dejan un saldo más que negativo. Se entiende?
La ley de riego, es de 1997, sí, pero quienes estamos criticando hoy esa ley, lo que criticamos es la reforma de la misma, que lo que hace es privatizar el agua, en contra de lo que establecimos en la Constitución. No se puede confundir el chancho con la tormenta porque son cosas diferentes.
Que la extranjerización de la tierra, la concentración de la propiedad de los medios de producción en cada vez menos manos, la bancarización de la sociedad, etc, son parte de las “bondades” del capitalismo, no es por cierto ninguna novedad, no estamos descubriendo la pólvora. Lo que sí venimos descubriendo desde hace un buen tiempo, es que quienes se dicen de izquierda (en particular los comunistas, porque quien escribe lo de arriba lo es) aceptan estas cuestiones como si nada, y no solo las aceptan sino que las profundizan desde el gobierno y no encuentran ninguna contradicción en ello.
Es decir, lo que asombra no es la extranjerización de la tierra y el aumento de los tatifundios (propia del capitalismo), lo que asombra es que los comunistas integren el gobierno que lo favorece y se hagan los tontos como si integrar el gobierno que lleva a cabo esas políticas no fuera una complicidad.
Lo que asombra no es la bancarización, proceso que se viene dando desde hace tiempo, lo que asombra es que el gobierno que la hace obligatoria -es decir, que obliga a los trabajadores a entregar su dinero al capital financiero- es un gobierno integrado por comunista.
Y atacar todas estas lacras del capitalismo, no es de ninguna manera un purismo ideológico, sino ser fieles a la lucha que se supone que estamos dando para cambiar el sistema. Los comunistas, más allá de que quieran aceptarlo o no (comprendo que es doloroso aceptarlo), están siendo cómplices de lo que en teoría dicen combatir. Llamaron a los trabajadores a votar por Tabaré y Astori... "para que los cambios no se detengan" , votan las tropas en Haití, votan las PPP, votan la bancarización obligatoria, votan los recortes al presupuesto, el desalojo de estudiantes, la privatización del agua, el subsidio a Sendic y cuánta cosa más hace el gobierno, pero ellos son totalmente inocentes, y solo están esperando que “las masas” se decidan a cambiar lo que ellos están haciendo.
Es de locos. Los que juegan en la trinchera del enemigo no somos precisamente los que criticamos esas lacras capitalistas que están llevando a cabo desde el gobierno, sino justamente los que están en el gobierno, que son quienes las están llevando a cabo. Entre ellos los comunistas.
De acuerdo con lo del final: hay que debatir en serio. Y para debatir en serio lo primero que deberían hacer es reconocer su complicidad en todo lo que se señala como malo. Porque decir que los males son del capitalismo y omitir olímpicamente que se integra el gobierno que lleva a cabo todas esas medidas, es una lavada de manos bastante deplorable.
En cuanto a lo de que la tarea se hace con las masas, sí. Lo que no me queda claro es como van a convocar a las masas para hacer lo contrario de lo que están haciendo en el gobierno. Salvo que las masas estén dormidas, los van a mandar a pasear.
Volviendo a lo del principio. Hay contradicciones en la sociedad, sin duda, pero algunas son más flagrantes que otras y más incomprensibles. Mucho más inexplicable que alguien que usa championes Nike critique la explotación, es que alguien que se dice anticapitalista integre un gobierno capitalista como el que más; que alguien que se dice contrario a las privatizaciones integre un gobierno que privatiza el agua, que privatiza el BROU; que alguien que se dice antiimperialista proponga y pelee por la candidatura de un asesor del FMI y alcahuete del imperio.

No hay comentarios:

LOS HOMBRES DE LA BOLSA

(publicado esta semana en semanario VOCES) El tema no es nuevo, y cada tanto vuelve al tapete, como tanta cuestión en este país. ...