IGUAL QUE EN LA VIDRIERA IRRESPETUOSA


En el marco de una gira de campaña, Lacalle sacó su lista de asuntos pendientes -a la que comparó con la lista de compras del supermercado- y se comprometió a mejorar la seguridad, el empleo, la educación, la salud y las condiciones para los jubilados. El candidato dijo que dentro de los ítems que se encuentran en el listado de su “supermercado electoral”, está la seguridad. “un Ministerio del Interior con un ministro que no tenga miedo a ejercer la autoridad”, la supresión del servicio 222, y con respecto a los delincuentes menores de edad, bajar la edad de imputabilidad. Su supermercado ofrece también reinsertar en el trabajo a los mayores de 45 o 50 años enseñándoles operador pc. Ah, y también duchas para bañar a los pobres. Ah…y cortarles el pelo. La motosierra no se encuentra en las góndolas. Es de uso exclusivo del supermercado.
SUPERMERCADOS QKI
Más allá de que el supermercado en cuestión se parece más a aquella “vidriera irrespetuosa” discepoliana, de lo que podemos estar seguros es que el negocio en cuestión arranca con un capital nada despreciable, ya que su dueño tiene un patrimonio que duplica el de los otros tres candidatos juntos. Según la valuación que ellos mismos hicieron de sus bienes, Lacalle cuenta con 2.693.000 dólares (si…ese…el que dijo que no puede donar su jubilación porque es de lo que vive…ese mismo), Pedro Bordaberry con 798.000, José Mujica con 175.000 y Pablo Mieres con 115.000 dólares. La diferencia entre Lacalle y Mujica es de 2.500.000 dólares de patrimonio neto.
También podemos sospechar que a ese supermercado se ingresa a trabajar con tarjeta de recomendación, ya que entre 1995 y 2005 directores blancos y colorados de ANTEL hicieron entrar a más de 200 personas como adscritos, según documentos oficiales. A vía de ejemplo, Gallinal contrató 22 cuando el máximo autorizado era 6. Algunos empleados de “Supermercados QKI” salieron rápidamente al cruce de estos datos, diciendo que esa "lista fue investigada en su tiempo y se comprobó que no hubo delito". Y claro, todo el mundo sabe que hacer ingresar gente a dedo a la administración pública no es un delito. Es simplemente una práctica deplorable y que el Frente Amplio cambió radicalmente: en esta administración se ingresa por concurso y/o sorteo, y no es necesario ser amigo de un legislador. Un supermercado que encarga mercadería que ya no existe (como las jubilaciones de privilegio, que ya fueron derogadas y el tipo ni se enteró) y que presenta como novedosas otras que existen hace rato porque este gobierno las instaló (dicho sea de paso, que alguien le avise que el Fondo de Reconversión Laboral ya está en funcionamiento). Y ojo al gol, cualquiera de nosotros entra en un supermercado a comprar cuatro cosas... y sale con dieciséis. ¿Qué ha pasado? Pues que hemos caído, indudablemente, en las trampas de la publicidad. Entonces hay que saber que en las góndolas de “Supermercados QKI” también hay artículos que la gente puede meter en el carrito sin darse cuenta. En esas góndolas hay también represión de la más cruda (con muerte si se considera necesario), hay privatización de empresas públicas, hay ajuste fiscal, cierre de industrias, fin de los consejos de salarios, etc.
A este supermercado habría que denunciarlo, además, por propaganda engañosa, ya que uno de los socios acusa a los comunistas de falta de previsibilidad democrática, cuando este pueblo sabe perfectamente que los comunistas han dado su sangre por la democracia (y no solo en estas tierras, sino también solidariamente en España, en Nicaragua y tantos otros países sometidos a sangrientas dictaduras) mientras algunos guapos desensillaban hasta que aclarara. Es el mismo socio que ahora defiende a su jefe, pero que en las internas –cuando competía con él- decía: “El doctor Lacalle ha venido haciendo enormes esfuerzos por maquillarse con una postura de centro; pero si centro es tener el influjo económico de las posturas de De Posadas, de Caumont o de Végh Villegas, quizá yo esté equivocado, si me demuestran lo contrario”. No señor…no se equivoca, pero también usted…no le está aportando mucho que digamos.
FUERA DEL CAMBALACHE
Mientras tanto, el Frente Amplio presenta su Plataforma Electoral denominada Más para Uruguay, que busca trasmitir por qué queremos seguir en el gobierno: para profundizar lo que se ha hecho. Como se dice allí, “Concientes que la realidad no se cambia en un solo período de gobierno, que es un proceso largo y complejo, reivindicamos el valor de lo hecho y apostamos a continuar hacia delante, manteniendo lo que hay que mantener, corrigiendo y ajustando lo que haya que corregir. Entre otras cosas, porque lo que puede hacerse hoy es bastante diferente de lo que podía hacerse en 2005. Y lo es, en buena medida, porque este gobierno del Frente Amplio cambió el país, poniéndolo en condiciones poco imaginables hace apenas cinco años”. Plataforma Electoral que es una síntesis de las propuestas de Plan de Gobierno­ estructurada en cinco ejes: Más desarrollo, Más igualdad, Más integración, Más transparencia y Más seguridad.
Y es allí (y no en el supermercado) en donde el ciudadano uruguayo podrá encontrar propuestas (no mercancías) serias y responsables. Allí el Frente Amplio se plantea más desarrollo, logrando un crecimiento acumulado de 30%, bajando dos puntos el IVA, creando 200 mil nuevos puestos de trabajo ­40 mil de ellos para jóvenes­, seleccionando proyectos de inversión para zonas vulnerables y apoyando a las cooperativas productivas y empresas de economía social recuperadas. Comprometiéndose a dar más seguridad, duplicando el presupuesto asignado a la seguridad pública. Profundizando el despliegue policial creando más comisarías y apoyando fuertemente a la Policía de Proximidad o Comunitaria, enfocada en rapiñas, hurtos, arrebatos y copamientos. Manteniendo y profundizando los avances logrados en la lucha contra el narcotráfico y el lavado de dinero y poniendo especial énfasis en el combate a la pasta base. Y también más igualdad, reduciendo en 350 mil uruguayos más la pobreza, erradicando la indigencia y consolidando la protección social para todos los uruguayos, extendiendo el Plan Ceibal a secundaria y UTU, con el mantenimiento de la tarjeta alimentaria, la inclusión de 200 mil niños más en Asignaciones Familiares, pensiones a la vejez para todos los mayores de 65 años, y apoyando especialmente a los jóvenes con 10 mil pasantías para su primera experiencia laboral, 25 mil becas de estudio y por lo menos mil emprendimientos productivos juveniles; profundización de la negociación tripartita a todos los ámbitos del trabajo y la producción. Pero además, con más integración, reafirmando el Mercosur e introduciendo varias propuestas de modificación de su situación actual y también de la Unasur. Y con más transparencia, continuando con la política de ingreso a la función pública por concurso o sorteo, la generalización del expediente electrónico, creación de monitoreo ambiental ciudadano y especialmente respaldando la anulación de la Ley de Impunidad y el voto epistolar.
Como bien dice el documento, Más para Uruguay no es un slogan ni un lema, sino un enfoque que implica pararse en lo actual para proyectarse al futuro. Es una mirada hacia adelante, condensa la propuesta electoral. Para la izquierda, una propuesta es un compromiso, algo que ha sido demostrado en este período de gobierno.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CORRUPCIÓN Y PARTIDOS (publicado hoy en Semanario VOCES)

IMPUNES IMPARTIENDO VALORES (como el Uruguay no hay)

CERO AUTOCRÍTICA