viernes, 11 de septiembre de 2009

VOTAR AL FRENTE Y LA 1001



El 25 de octubre -¡¡faltan apenas 44 días!!- se juegan cosas sumamente importantes para nuestro país, ya lo hemos dicho. Estarán crudamente en juego dos proyectos de país, y si los uruguayos nos equivocamos no habrá forma de enmendarlo hasta dentro de otros cinco años. Por eso, es necesario salir de inmediato a buscar todos los votos. Los que acompañaron al Frente Amplio en el 2004 y hoy puedan estar dudando, porque aún no han comprendido lo que está en juego, pero también a quienes no lo hicieron esa vez y hoy ven con simpatía lo que hizo nuestro gobierno, y solo necesitan que se les vaya a hablar. Y los ciudadanos uruguayos tendrán que saber que si quieren un gobierno mejor, y no retroceder al neoliberalismo de los 90, deberán votar necesariamente al Frente Amplio. Y esto porque para triunfar en primera vuelta se le exige al candidato superar el 50% de los votos emitidos. Y cuando se habla de votos emitidos, se hace referencia a todos los votos hacia los partidos (votos válidos) y a los votos en blanco y anulados. Esta exigencia no se encuentra en ninguna parte del mundo donde se utiliza el balotaje, y obviamente fue puesta para evitar que la izquierda llegara al gobierno. Pero es lo que nos rige y a eso tenemos que ajustarnos. Es decir, el 25 de octubre habrá un solo voto de izquierda, el voto por el Frente Amplio. Lo demás, estará jugando a favor del neoliberalismo, no importa si ese ciudadano vota por el Partido Nacional, por el Colorado, el Independiente o la Asamblea Popular. De manera que hay muchas y consistentes razones para votar por el Frente Amplio y, dentro de él, a la 1001:
ALGUNAS RAZONES
* Porque como dijimos, es mucho lo que está en juego. Por primera vez la izquierda pudo gobernar el Uruguay, y demostró que lo puede hacer con honestidad, con responsabilidad y eficiencia. De un país destruido hicimos: un país más rico, que exporta más, que invierte el doble, que debe la mitad, donde la gente gana más, recibe más del Estado en relación con los aportes que hace, con menos pobres y menos indigentes, con más empleo, con mejor salud y educación, con mejores jubilaciones. Y todo eso estará en juego el 25 de octubre de una manera brutal: es el Frente Amplio o volver atrás.
* Porque todos sabemos lo que significa volver atrás, porque está muy fresco en la memoria lo que teníamos con gobiernos como el que nos proponen los partidos tradicionales: ajuste fiscal (con impuesto a los sueldos y a las jubilaciones), corrupción (Benito Stern, Stepham Benhamou, Enrique Braga, Daniel Cambón, Iván Coronel, Julio Grenno, Carlos Mazzulo - su hijo Alessandro- José Luis Ovalle, Carlos Rhom y Jose Rhom, Jorge Sacchi, y tantos más), “polibandas”, asesinato de Berríos, cierre de industrias (FUNSA, ONDA, EL ESPINILLAR, etc…), desocupación, intento de privatización de empresas públicas, razzias, brutales represiones como la del Filtro, vaciamiento, estafa y regalo de Bancos a delincuentes internacionales, supresión de los Consejos de Salarios y mucho más.
* Porque la 1001 es sinónimo de unidad política de la izquierda en nuestro país, y un símbolo de la historia del Frente Amplio. Unidad que -como dijo alguna vez Julio Castro- “…se ha hecho en la calle, en la lucha contra el sistema imperialista. Ha sido cimentada con dolor y con sangre, y ello le imprime cierto carácter de compromiso sagrado”. Somos la historia viva de una unidad que arranca de aquellos primeros intentos de los años 50, y que luego dieron luz a la creación en 1971 del Frente Amplio -expresión de fuerzas antiimperialistas y anti oligárquicas- abriendo la perspectiva cierta de transformaciones profundas en nuestro país.
* Porque seguimos estando contra la oligarquía y el imperio, y somos consecuentes defensores del programa del FA, que es el programa del pueblo uruguayo. Un programa construido siempre desde el pie, con la participación militante y comprometida de miles y miles de compañeros frenteamplistas desde los Comités de Base, que recoge los problemas y sufrimientos de nuestra gente.
* Por lo que hemos hecho desde el MIDES por la dignidad de los más necesitados, cambiando la vida de miles de uruguayos, dándoles trabajo, educación y permitiéndoles ver, con el apoyo solidario del pueblo cubano. Hoy hay 383.000 personas de carne y hueso que pueden mirar hacia el futuro con esperanza, porque han salido de la pobreza extrema. Sabemos que falta mucho y no lo ocultamos, pero también sabemos que el camino iniciado por el Frente Amplio es el único que garantiza desarrollo con justicia social.
* Porque apoyamos cuando había que apoyar y también supimos ser críticos cuando había que serlo. Nos opusimos al Tratado de Protección de Inversiones, a las maniobras Unitas, al envío de tropas a Haití, y dimos una dura y larga batalla contra el TLC con Estados Unidos, y hoy todos reconocen que hubiera sido un error firmarlo.
* Porque nuestra lucha contra la impunidad se remonta al momento mismo en que se vota la oprobiosa ley en el Parlamento. Porque peleamos en su momento por el voto verde y ahora salimos a juntar las firmas contra la impunidad desde un principio. Y hoy contamos en nuestra lista con uno de los símbolos del trabajo incesante por los derechos humanos, como lo es el compañero López Goldaracena y su grupo de militantes Independientes por Derechos Humanos.
* Porque VAMOS A MÁS, y queremos hacer lo que no pudimos en este período de gobierno, profundizar en las cosas que iniciamos y avanzar en los nuevos elementos que incorporamos en el programa. Sostenemos la necesidad de avanzar en la redistribución de la riqueza, continuar la recuperación de los salarios y las jubilaciones, avanzar en la política de derechos humanos y profundizar en el Uruguay Productivo. Esto implica un papel preponderante del Estado como agente del desarrollo, un impulso al mercado interno en contraposición a la apuesta a la inversión extranjera directa y un énfasis en el fortalecimiento de la integración regional, a la vez que anular la ley de impunidad. Si bien nuestro gobierno ha avanzado mucho con el nuevo sistema tributario en la redistribución, es necesario que el mismo se perfeccione para que el gran capital pague más, a la vez que deben subir los salarios de los trabajadores y las pasividades.
* Porque tenemos propuestas concretas para ir a más, como lo son un nuevo frigorífico nacional que genere trabajo genuino y promueva el de pequeños y medianos productores y cooperativas de producción y consumo; la construcción de 80 mil soluciones habitacionales y la refacción de otras 70 mil viviendas como elemento dinamizador de la economía y especialmente del mercado interno; en donde el Estado deberá oficiar de garantía para los jóvenes con dificultades de acceso a la vivienda; la duplicación del salario mínimo nacional; una Reforma Agraria Integral.
* Porque tenemos un equipo de compañeros invalorables dispuestos a darlo todo en defensa del programa frenteamplista, con experiencia concreta en la gestión de gobierno y en el Parlamento, pero también en el trabajo cotidiano con los trabajadores en las luchas populares, como lo son nuestros dirigentes sindicales, o en la lucha constante y sin pausas por los derechos humanos.
* Porque en definitiva tenemos raíces profundas en el ideario artiguista, porque para nosotros también los más infelices tienen que ser los más privilegiados, y porque sabemos que la causa de los pueblos no admite la menor demora.

No hay comentarios:

HERIDAS DE CONSIDERACIÓN

(publicado esta semana en VOCES) Finalmente Sendic le abarató los costos políticos del berenjenal en el cual él mismo hab...