jueves, 12 de noviembre de 2009

TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A MUJICA-ASTORI


TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A MUJICA – ASTORI

La elección del 29 vuelve a ser entre dos modelos de país, aunque a algunos no les guste. La definición del balotaje implica que la ciudadanía deberá decidir no meramente entre dos formas diferentes de gobernar, sino entre dos concepciones sobre la economía, la sociedad y la política que la mayor parte de los uruguayos ya han tenido la oportunidad de experimentar, y que por tanto pueden evaluar y comparar. Y según gane uno u otro modelo, los resultados serán diferentes. Si la fórmula ganadora es la del Frente Amplio, esta contará con una gran estabilidad en la gestión, producto de la continuidad con las políticas del gobierno actual -y de su profundización en el sentido que indica el programa del FA-, y de la mayoría obtenida en ambas cámaras el pasado 25 de octubre. De salir victoriosa la fórmula blanquicolorada, la situación será la de un Poder Ejecutivo rosado y un Poder Legislativo de mayoría frenteamplista, con el consiguiente bloqueo político, y riesgo de parálisis y conflicto de poderes, al tener que coexistir dos orientaciones y programas opuestos. Por lo tanto, existen sobradas razones para que aquellos que en octubre no se decidieron por ningún sector del FA, ciudadanos honestos de todos los partidos (que se ofenden ante la campaña de mentiras y calumnias de la fórmula de la derecha), en esta oportunidad le den su apoyo a la fórmula que garantiza un gobierno honrado para construir un país de primera
ASAMBLEISTAS
Para cualquier votante de izquierda honesto, no es lo mismo que del 29 de noviembre surja un gobierno de izquierda que uno de derecha. Parece de Perogrullo decir estas cosas, pero creemos conveniente hacerlo. Más allá de la incitación de la dirigencia de Asamblea Popular a votar anulado, y de su afirmación de que “…gane quien gane los que pierden nuevamente son los trabajadores y el pueblo”, sus votantes saben que no es lo mismo. Aquellos que piensen que votando anulado (o en blanco) están castigando al Frente Amplio, no se dan cuenta (o sí se dan cuenta) que ese castigo se vuelve contra el pueblo. Para algunos puede ser lo mismo un gobierno que otro, pero pregúntesele a un ciudadano que estaba sumido en la pobreza o en la indigencia en el 2004, si fue lo mismo un gobierno Batlle-Lacalle que uno del FA; pregúntesele a los padres de un escolar que hoy tiene su computadora si es lo mismo cualquier gobierno; a un ciudadano que no tenía trabajo y hoy lo tiene, a alguien que no tenía derecho a la salud y hoy sí, a un trabajador que no tenía consejos de salarios pregúntesele si es lo mismo, si da lo mismo que gane uno u otro. Los votantes de Asamblea Popular tienen claro que no da lo mismo, y seguramente apoyarán la fórmula de la izquierda.
INDEPENDIENTES
En el Partido Independiente, su Junta Federal resolvió “reafirmar la decisión oportunamente adoptada por la Mesa Ejecutiva Nacional, de no pronunciarse a favor de ningún candidato con respecto a la elección de segunda vuelta presidencial”. Pero lo que deben tener en cuenta aquellos que en octubre votaron esta opción, es que la mayor parte de los postulados del PI seguramente se encontrarán mejor representados en el proyecto frenteamplista que en el del herrerismo. No vamos aquí a analizar pormenorizadamente los temas priorizados por este Partido, pero por nombrar algunos, digamos que el establecer una prioridad presupuestal para la educación, o darle prioridad a la energía basada en fuentes renovables y fijar pautas de eficiencia energética es algo que seguramente está más cerca del proyecto del FA que del de la derecha. Pero además, todo lo que tiene que ver con la inversión en la infancia como forma de combatir la pobreza y la indigencia (inequidad intergeneracional e infantilización de la pobreza), y en los servicios de educación, de salud, etc, a las madres gestantes como herramienta de integración social, que constituyeron ejes de la campaña del PI, son postulados que están mucho más cerca del programa frenteamplista que el de la derecha neoliberal representada hoy por la alianza Lacalle-Bordaberry.
BATLLISTAS
La corriente del Partido Colorado inspirada en las ideas de José Batlle y Ordóñez, que basicamente sostiene que para el desarrollo de un país y una sociedad el Estado debe controlar aspectos básicos de la economía por medio de monopolios estatales, así como crear un amplio cuerpo de leyes sociales; que como resultado forjaría una sociedad de clases medias al amparo de una economía pujante y de un Estado benefactor, intervencionista y redistribuidor de ganancias, seguramente que se sentirá en esta instancia mucho más próxima al Frente Amplio que al herrerismo. De hecho, varios dirigentes colorados se han expresado en apoyo a la fórmula Mujica-Astori. Así lo hizo la ex diputada Glenda Rondán, que en referencia a temas como la inseguridad y la violencia, la educación sexual, la unión concubinaria, la adopción por parte de parejas homosexuales, etc. Manifestó: “Fundamentalmente en estos temas que a mí me importan, creo que Mujica me representa mejor”. También Diego Fau (hijo del ex ministro de Defensa del Partido Colorado, Yamandú Fau) y Joaquín Gamarra Batalla (nieto del extinto vicepresidente colorado Hugo Batalla) anunciaron su apoyo a la izquierda en el balotaje, por entender que el presidenciable nacionalista, Luis Alberto Lacalle "es el enemigo público número uno del batllismo". Fau fue aún más categórico, y dijo que existen dos opciones, dos propuestas y dos fórmulas "diametralmente opuestas y antagónicas", y cuestionó que el presidenciable nacionalista quiera proponer un modelo de país "en el que reduce al Estado a su mínima expresión, cuando en realidad el batllismo siempre quiso el Estado como el escudo de los débiles, porque el mercado a los débiles no les llega". Pero además, dijo que apoya la fórmula Mujica-Astori, por considerar que en ella hay "un contenido batllista" al igual que en "su programa de gobierno", y sobre todo por el contenido batllista del gobierno de Tabaré Vázquez, mientras se preguntaba si “…un hospital de ojos con 10 mil operaciones gratuitas, regularizar la situación de las empleadas domésticas, la ley de 8 horas para los peones rurales, una computadora por niño, ¿es o no batllismo, no es igualdad en el punto de partida como quería Hugo Batalla y Batlle Ordóñez?".
NACIONALISTAS
Y dentro del propio Partido Nacional, sin duda que habrá ciudadanos para los cuales las ideas progresistas de un Wilson Ferreira están hoy más presentes en el programa del FA que en el candidato herrerista aliado a la derecha colorada. Un Wilson Ferrerira que, al frente del Ministerio de Ganadería y Agricultura, comenzó el liderazgo político que terminaría por convertirlo en uno de los dirigentes máximos de la historia del Partido Nacional. Desde allí se esforzó por modernizar el país agropecuario y se rodeó de un equipo de técnicos jóvenes sin mirar su filiación política (entre ellos se encontraba Danilo Astori). Hace pocos días, una periodista referente del Partido Nacional en Río Negro (Ana Portela) decía: "El Directorio del Partido Nacional ha hecho oídos sordos a la situación de la gente. Acá en Río Negro hay una censura de prensa establecida por el presidente de la Departamental del Partido Nacional y eso no le ha importado al Directorio del Partido Nacional", y brindaba algunos de sus fundamentos para votar a Mujica. Agregó que "Larrañaga habla que el Frente Amplio va a cortar la libertad de prensa. ¡Por favor! Están locos. Creo que los manotazos de ahogados que están dando son de terror. Nadie les cree nada".
Quiere decir que los elementos están. Hay que salir a hablar con la gente, casa por casa, vecino a vecino. La victoria solo depende de nosotros.

No hay comentarios:

ES LO QUE SOMOS (publicado esta semana en VOCES)

Me resisto a analizar el episodio de las bicicletas en términos de quien tuvo razón (ninguno la tiene). Nuestra sociedad se parece ca...