lunes, 8 de julio de 2013

SIN PRETENDER AGRAVIAR A NADIE

Hace casi dos años, el ex presidente Tabaré Vázquez anunció su retiro de la política activa, con lo que parecía cerrar el círculo de sorpresa que abrió con su revelación de que analizó durante su mandato la hipótesis de un conflicto bélico con Argentina, "inoportunas" declaraciones por las que pidió disculpas. Es decir, pidió disculpas no por lo hecho, sino por haberlo dicho.
Vázquez dio a conocer un breve comunicado en el que admitió que "a pesar de haber hecho un relato de lo realmente acontecido", sus revelaciones fueron "inoportunas", al punto que, reconoció, podían "dañar" el proyecto del Frente Amplio, y anunció su "retiro de la actividad política pública".
Vázquez había revelado, ante alumnos de un colegio del Opus Dei, que pensó en la posibilidad de un conflicto armado con la Argentina por el diferendo que generó la instalación de la pastera UPM, ex Botnia, a orillas del río Uruguay. Relató que viajó a Estados Unidos a sondear un eventual apoyo para ese caso de la administración de George W. Bush.

POR LA VUELTA

Poco a poco, el año pasado comenzó a volver a la actividad, haciendo declaraciones por aquí y por allá, como por cuentagotas.
Tabaré Vázquez fue admitiendo que le resultaba “muy difícil sustraerse” de la vida política pública, aunque aclaraba que ese hecho no significaba que estuviera decidido a ser el candidato presidencial del Frente Amplio.
“Permanentemente; lo pienso, lo repienso y me preocupa, pero no tengo una definición”, respondió alguna vez, cuando se lo consultó sobre si evaluava ser candidato.
Las reiteradas apariciones comenzaron a alimentar las especulaciones sobre su retorno, pero Vázquez insistía diciendo que “dependerá de la biología y las circunstancias políticas”.
Ya totalmente inserto en la actividad política que había dejado en suspenso, comenzó a participar de reuniones de Comité, en actos de sectores partidarios, y hasta fue invitado  a hablar en el acto aniversario del FA por parte de la presidenta Mónica Xavier, sorprendiendo a muchos, ya que no estaba previsto que lo hiciera.

LA DEFINICIÓN CONCRETA

Lo cierto es que fue quedando claro que Vázquez volvía a la vida política activa, y que al parecer estaría dispuesto a volver a ser candidato por el FA. Con un pequeño detalle: está dispuesto a ser candidato, pero no está dispuesto a decir que quiere serlo.
Y esto es una cuestión nada sencilla de resolver para el Frente Amplio, si se toman en cuenta las declaraciones del propio Vázquez. Porque ¿cuál es su planteo?
En una entrevista con el semanario Búsqueda, afirmó: "El Frente Amplio tiene que decidir mediante las instancias formales que corresponden si quiere que yo sea candidato presidencial o no. Y, en caso de que resuelva que sí, entonces tendré que resolver en mi fuero íntimo si yo quiero aceptar ser otra vez candidato presidencial del Frente Amplio".
Y esto, así planteado –reitero- es un grave problema. Porque las “instancias formales” que tiene el FA para decidir sus candidaturas son complejas, y están establecidas en sus estatutos, en el art.84, de la siguiente manera:
La elección de los candidatos comunes del Frente Amplio a Presidente y Vice‑Presidente de la República se realizará de acuerdo al siguiente procedimiento:
     A) Convocado el Plenario Nacional a los efectos de la elección, recibirá las propuestas que sean presentadas con el respaldo de 1/5 de miembros del Plenario Nacional.
     B) Se procederá a poner en votación, en orden de presentación, los candidatos propuestos. Resultará nominado para proponer al Congreso quien obtenga 4/5 de votos de los miembros.
     C) Si ninguno de los candidatos nominados obtuviera el 4/5 de los votos, el Plenario Nacional pasará a un cuarto intermedio de hasta 14 días.
      D) Vuelto a reunirse el Plenario Nacional se pondrán a votación los candidatos. Resultará nominado para proponer al Congreso quien en una primera votación obtenga el 4/5 de los votos de los miembros, o quien en una segunda votación a cumplirse en el mismo Plenario obtenga un respaldo de 3/4 de votos de los miembros.
      E) En caso de no lograr la mayoría prevista en el Inciso D), para nominar el candidato, el Plenario Nacional elevará al Congreso la nómina de candidatos propuestos y los fundamentos de su propuesta.
El Congreso tomará resolución por 2/3 de sus miembros.
Es decir, quien toma la decisión de quien será el candidato, es el Congreso, el cual eventualmente puede habilitar la presentación de múltiples candidaturas como lo ha hecho más de una vez.

DE UNA VEZ POR TODAS

De manera que si Vázquez decidirá recién después de estas instancias, si quiere o no quiere ser el candidato del FA, está hablando de resolverlo en su intimidad luego de que el Congreso eventualmente lo designe.
Si luego Vázquez resolviera en su "fuero intimo" decir que no acepta, el FA tendría entonces que volver a recorrer todas esas instancias para elegir otro candidato/a.
¿Es esto lo que está proponiendo Vázquez? Tengo que suponer que no, porque tengo que suponer que conoce cuales son las instancias orgánicas para resolver el tema. Por lo tanto, sería bueno que de una vez por todas diga claramente si quiere o no quiere ser candidato, para que los frenteamplistas comencemos a poner en marcha un proceso amplio y participativo que nos lleve a elaborar un buen programa de gobierno y una candidatura acorde con ese programa.
A esta altura del partido, su actitud está siendo responsable de continuas especulaciones, de manoseo de nombres, de discusiones banales y enfrentamientos que nadie desea y que ningún bien le hacen al Frente Amplio.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Espero que piense en el Frente y en Uruguay de verdad con claridad y madurez, que se quede en su casa y desaparesca

HERIDAS DE CONSIDERACIÓN

(publicado esta semana en VOCES) Finalmente Sendic le abarató los costos políticos del berenjenal en el cual él mismo hab...