sábado, 10 de agosto de 2013

UNA CANDIDATURA IMPROCEDENTE, INNECESARIA Y NEGATIVA

Finalmente, lo que era previsible sucedió: Tabaré Vázquez dio el sí a quienes venían reclamándole que aceptara su pre candidatura para las elecciones de 2014.
El SI, fue transmitido a varios dirigentes del MPP, el FLS y el PS, quienes se entrevistaron con el ex presidente en su residencia del prado.
El hecho no puede sorprender a nadie, desde luego, por más que Vázquez haya venido jugando al “quiero, no quiero” desde hace más de un año, y aunque contradiga sus propias afirmaciones hechas hace menos de un mes. A mediados de julio había dicho que "El Frente Amplio tiene que decidir mediante las instancias formales que corresponden si quiere que yo sea candidato presidencial o no. Y, en caso de que resuelva que sí, entonces tendré que resolver en mi fuero íntimo si yo quiero aceptar ser otra vez candidato presidencial del Frente Amplio".
Obviamente que la visita de un puñado de dirigentes a su casa no pueden interpretarse como “las instancias formales que corresponden”, y en todo caso, su fuero íntimo no fue tan íntimo y no le llevó más que algunos minutos, porque los dirigentes se llevaron el SI de la misma reunión. De todas maneras, esto clarifica enormemente el panorama; ya se sabe entonces que la gran mayoría de los sectores del FA apoya su candidatura y se sabe también que el acepta la postulación, de manera que ahora es posible opinar sobre hechos concretos y no sobre hipótesis posibles.

UNA ACLARACIÓN NECESARIA

En política hay diferentes actitudes, y todas son válidas cuando se trata de decisiones personales. Hay ciudadanos que utilizan una especie de libreta de almacenero, y en una columna anotan las cosas positivas que hizo el gobierno, y en la otra columna las cosas negativas; si el saldo da positivo, entonces lo vuelve a votar. Así de simple. Y es válido, ¿por qué no?
De la misma manera, hacen comparaciones con otros gobiernos, de tal forma que si el saldo es negativo, pero es superior al de gobiernos anteriores, igual lo volverá a votar. Así de sencillo, y es muy válido. Hay otros que utilizan el método de la moneda al aire dentro del cuarto secreto. Es su forma de decidir el destino del país.
Pero los dirigentes políticos, y los militantes partidarios que se involucran en la vida activa de sus partidos, utilizan otros parámetros. Utilizan también la libreta del almacén, claro está, como forma de evaluar, pero tienen un proyecto de futuro al que apuntan, y en función de ello, se proponen programas, metas a corto y largo plazo, se trazan una estrategia y tienen una táctica, y no solo votan sino que luchan por lograr aquello que se proponen. De manera que la libreta les ayuda, pero es un elemento más, y no todo. De la libreta se extraen los elementos positivos, no para solazarse en su admiración, sino para ver si esos elementos pueden potenciarse aún más, y si sus bondades pueden ser trasladadas a otras cuestiones que tienen retrasos, etc...Mientras que los elementos negativos son analizados para ver como y por qué sucedieron, para evitar que vuelvan a suceder.
Lo que quiero decir es que no desconozco ni he negado nunca las cosas positivas que se hicieron en el primer gobierno del FA, y en el que está transcurriendo. Lo que digo es que así como se rescatan y se promueven esas cosas positivas, se debe hacer un análisis serio de las cosas negativas para que no vuelvan a suceder. Es lo que corresponde a una fuerza política que tiene en sus manos el gobierno, que pretende obtenerlo por tercera vez consecutiva y que representa prácticamente a la mitad del país.
Lo que haré de aquí en más es analizar los aspectos más negativos de la gestión de Vázquez, para demostrar la absoluta inconveniencia de su postulación como candidato nuevamente, a fin de que esas cosas negativas no vuelvan a suceder.

ALGUNAS VIOLACIONES

Una necesaria precisión: la mayoría de las cosas que señalaré, si bien fueron iniciativas de Vázquez, contaron con el voto mayoritario de los parlamentarios frenteamplistas (con honrosísimas excepciones). Eso no disminuye ni un ápice su responsabilidad; si las iniciativas no hubiesen surgido del ejecutivo, jamás habrían sido propuestas en el Parlamento, y muchas se aprobaron ante los hechos consumados y para no dejar aislado al presidente, lo que hubiera resultado fatal en un primer gobierno del FA.
En el primero año de gobierno de Vázquez hubo al menos tres iniciativas que se concretaron y que fueron violatorias de los documentos fundacionales del FA, que dicen por ejemplo que “La unidad del Frente Amplio exige el respeto estricto a las normas de conducta y disciplina comunes. Ellas comprenden en particular:
a) La aceptación y cumplimiento de la Declaración Constitutiva y las Bases Programáticas y la lucha por realizar en la práctica sus postulados así como el acatamiento a este Acuerdo Político y a las resoluciones de los organismos dirigentes.
b) La adopción bajo mandato imperativo por parte de los integrantes del Frente Amplio electos y de los que ocupen otros cargos de responsabilidad política, de aquellas resoluciones de los organismos”(1)
En ese primer año de gobierno, se realizaron las famosas maniobras UNITAS, con la marina de los EEUU, maniobras que siempre habíamos rechazado cuando éramos oposición, y que violan nuestra definición como fuerza antiimperialista. No se puede ser antiimperialistas y proponer maniobras conjuntas con el ejército imperialista. Vázquez no lo ignoraba, y sin embargo lo llevó adelante.
También se enviaron tropas a Haití, hecho por el cual renunció a su banca uno de los mejores y más honestos legisladores que tuvo el FA en esa legislatura, Guillermo Chifflet. Tropas de ocupación, que han ocasionado genocidios y etnocidios, y que los propios haitianos denominan como “tercerización del imperialismo”. Otra medida violatoria de los documentos fundacionales del FA.
Tal vez la medida más importante de ese primer año haya sido la firma del Tratado de Protección de Inversiones (TPI) con los EEUU. Una medida tremendamente violatoria de las definiciones antiimperialistas del FA. No se puede ser antiimperialista y simultáneamente protegerle las inversiones al imperio. Una medida de gobierno que además tiene sus agravantes, porque previamente se había hablado muy claro respecto a ese TPI, y lo había hecho el propio Vázquez.  Durante la campaña electoral de 2004, en una de las conferencias del ciclo “La transición responsable”, Tabaré Vázquez expresaba: “Quiero decirlo claramente: el EP-FA-NM no ha sido consultado sobre los contenidos de dicho acuerdo ni lo conoce (…) Un acuerdo de este tipo negociado unilateralmente, significa un desconocimiento al MERCOSUR y a la necesidad de encarar estos temas como región”. Sin embargo, diez meses después de asumir el gobierno, el Parlamento aprobaba el Tratado. Previamente había sido firmado por Vázquez y Bush en una cumbre en Mar del Plata donde se le daba sepultura al ALCA (Vázquez fue el único presidente que se reunió en privado con el genocida).
Una medida que además de contradecir los principios del FA, fue absolutamente innecesaria e inconducente, ya que como dijo hace pocos días el presidente Mujica: “Si nosotros hablamos de inversión del imperialismo en nuestro país nos da risa porque no invierte ni un peso hace años”.
En el primer año, entonces, por tres veces consecutivas, el Dr. Tabaré Vázquez violaba flagrantemente los principios antiimperialistas de su fuerza política y comprometía muchas de las definiciones programáticas que tenían que ver con la apuesta a la integración latinoamericana y al MERCOSUR. Solo por estas cuestiones, el Dr. Vázquez no debería ser tenido en cuenta de ninguna manera para una nueva candidatura. 

OTRAS MEDIDAS DEPLORABLES

Ni bien comenzó el segundo año de gobierno, el mismo se lanzó a la búsqueda de un TLC con los EEUU, algo que específicamente el Programa se expresaba en contra. Si bien el TLC finalmente no se firmó debido a la oposición de las organizaciones sociales y sindicales e incluso a la oposición dentro del propio FA (que debió ser aún más contundente ante la violación del Programa), dejó heridas profundas y provocó discusiones y enfrentamientos innecesarios.
El hecho, además de configurar una nueva violación a las definiciones constitutivas (antiimperialistas y antioligárquicas) y al programa del FA, mostró a un Vázquez muy poco transparente y ambiguo, que un día afirmaba que un TLC era muy conveniente para el país y al día siguiente afirmaba lo contrario. Que mientras a unos les decía que de ninguna manera se firmaría un TLC, a otros les decía que sí. Y que ni siquiera fue capaz de decir la verdad cuando anunció que finalmente no se firmaría el mismo, adjudicando la negativa a que se había enterado pocos días antes de que EEUU quería un TLC como el que tenía con Perú; cuestión que no podía ignorar puesto que lo sabía todo el mundo desde un principio (2).
Estamos entonces ante la cuarta violación consecutiva de principios fundacionales del FA, al intento de violación del Programa, y a la muestra de una personalidad totalmente megalómana y autoritaria, personalidad que se mostraría aún más claramente en los dos vetos que vendrían luego.
En mayo de 2009, Vázquez vetó la ley sobre seguros de accidentes de trabajo, que favorecía a los trabajadores y que había tenido amplias mayorías. Un legislador del Nuevo Espacio manifestaba en ese momento: "algo absolutamente sorprendente y que va a ser motivo de un fuerte debate y tal vez de un fuerte encontronazo. Porque lo que se intentó hacer con esta ley, por la casi unanimidad del Parlamento, fue darle más protección a los trabajadores. Que haya primado sobre esta protección a los trabajadores, la opinión del Banco de Seguros del Estado (BSE) que tiene problemas con las pólizas, es una cosa que a uno lo hace pensar muchísimo" (3). Una nueva demostración de megalomanía y autoritarismo, al desconocer a la mayoría del Parlamento y a toda la bancada de la fuerza política que lo había llevado a la presidencia.
Pero el veto más conocido y destacado, fue el veto a la ley de salud sexual y reproductiva (más conocida como “ley del aborto”). Un veto que se llevó por delante la lucha incansable de años y años de mujeres y hombres de este país, que se llevó por delante la opinión y el voto de la fuerza política que lo llevó al sillón presidencial pero que además se llevó por delante la opinión mayoritaria de la ciudadanía, que en todas las encuestas se expresaba a favor de la ley.
Si bien es cierto que estos vetos no violaban el programa, sí violaban el Estatuto del FA, que también quienes ponemos en el gobierno (y más aún ellos) deben respetar. Porque el estatuto prevé formas para no participar de medidas que vayan contra principios políticos o filosóficos, y el Dr.Vázquez no utilizó esos mecanismos, sino que simplemente aplicó su derecho constitucional a vetar, mostrando una vez más su personalidad megalómana y autoritaria, cosa que por sí sola debería descalificarlo para una nueva candidatura.

AUN DESPUÉS

Cada una de las cosas relatadas más arriba, merecerían por sí solas ser motivos de descalificación para una nueva candidatura. Juntas, ya conforman un verdadero prontuario que lo haría merecedor de pasar por el Tribunal de Conducta Política. Pero la cuestión no termina allí, porque luego de dejar la presidencia continuó haciendo méritos para ser descalificado como futuro candidato.
Hace dos años, confesaba ante los alumnos de un colegio del Opus Dei que pensó en la posibilidad de un conflicto armado con la Argentina por el diferendo que generó la instalación de la pastera UPM -ex Botnia- a orillas del río Uruguay. Relató que viajó a Estados Unidos a sondear un eventual apoyo para ese caso de la administración de George W. Bush.
Luego del escándalo que tal revelación provocó en toda la opinión pública del país, Vázquez dio a conocer un breve comunicado en el que admitió que "a pesar de haber hecho un relato de lo realmente acontecido", sus revelaciones fueron "inoportunas", al punto que, reconoció, podían "dañar" el proyecto del Frente Amplio, y anunció su "retiro de la actividad política pública". Esto es, pidió disculpas no por lo que hizo, sino por haberlo dado a conocer.
Esto hecho es sin duda uno de los que tiene mayor relevancia en toda la actividad pública de Vázquez, y el que lo descalifica sin más, no solo para una nueva candidatura del FA, sino para seguir en la actividad política. Porque no solo volvió a violar los principios fundacionales del FA groseramente, sino que lo hizo a escondidas, sin siquiera comentarlo con los miembros del gobierno, ni con la fuerza política, y haciéndolo público ante los alumnos de un colegio. Y luego de hacerlo público, no se arrepintió de hacerlo sino de darlo a conocer.
Confieso que yo creí firmemente que su "retiro de la actividad política pública" era sincero, permanente e inevitable. Creí que nadie que hubiera hecho semejante barbaridad política podía volver a la actividad como si nada. Aposté que jamás volvería, que sentiría vergüenza de lo que hizo. Y me equivoqué, claro está, no solo que volvió, sino que volvió para seguir actuando en contra de su fuerza política.
A poco de volver a la actividad como si nada hubiese pasado, firmó para que hubiera plebiscito contra la nueva ley de aborto. Una campaña llevada adelante por la derecha política, y a la que luego Vázquez aportaría su granito de arena participando del lanzamiento de un libro suyo en contra del aborto, junto a la derecha más rancia y reaccionaria de este país. Luego puso otro granito yendo a votar para que hubiera plebiscito contra le ley, granito que se sumó a un puñado apenas, como era de prever.

CANDIDATURA INACEPTABLE

Con los antecedentes relatados, en mi opinión la candidatura del Dr.Vázquez es inaceptable desde todo punto de vista.
Es inaceptable porque no se puede premiar al autor de tantos desatinos y actitudes autoritarias y contrarias al FA, con una nueva candidatura; antes bien debería ser llevado ante el Tribunal de Conducta Política, como han sido llevados quienes han hecho cosa menores que esas.
Es inaceptable porque da señales negativas hacia la población en su conjunto y hacia la interna de la propia fuerza política. Se le está diciendo a la población que el Frente Amplio puede presentar el mejor programa del espectro político del país, pero llevará al Poder Ejecutivo a quien ha demostrado en los hechos que lo cumplirá siempre y cuando lo crea conveniente. Se le está diciendo que esta fuerza política, al igual que los partidos tradicionales, no está demasiado interesada en cuestiones éticas, y que lo importante y relevante es ganar el gobierno, pagando los peajes que sea para lograrlo.
Y a los militantes del FA se les está diciendo que no importa lo que resuelvan en las instancias orgánicas, en los comités, en las coordinadoras, en las mesas políticas, en los Plenarios, en los Congresos; nada de eso importa, porque llevaremos como candidato a quien ha demostrado fehacientemente que le importan muy poco esas resoluciones, ya que él hará lo que se le ocurra. Y que si su fuerza política resolviera votar algo que no le gusta, directamente lo vetará.
Se le está diciendo a todo el mundo que, si bien el Frente Amplio se define como antiimperialista, no es consecuente con esa definición, y lleva como candidato a quien ha demostrado hasta la saciedad su voluntad de llevar al país a una estrecha sociedad con el imperialismo yanqui, mientras fue presidente y en la actualidad, cuando hace llamamientos a olvidar el “pasado imperialista” y a elaborar una agenda común con los EEUU.
Se le está diciendo a todo el mundo que el FA es una fuerza política de izquierda, antiimperialista y antioligárquica, pero no se tiene consecuencia con esas definiciones y se llevaría como candidato al más conservador de sus actores políticos, al que ha manifestado recientemente que ya no hay derechas ni izquierdas, mientras él mismo se hamaca hacia un lado y hacia el otro.
Una candidatura de Vázquez, es no solo inaceptable, sino que además es inconveniente e innecesaria. Y es inconveniente porque ejerce una fuerza centrípeta sobre aquellos votantes de izquierda que todavía permanecen en el Frente Amplio. Muchos votantes de izquierda abandonaron la fuerza política en el primer gobierno de Vázquez por los hechos relatados más arriba; de hecho, hubo desprendimientos de sectores y personalidades históricas que se fueron para sus casas decepcionados, pero además fue notorio por los propios resultados electorales siguientes. No se pudo ganar en primera vuelta y se estuvo a punto de perder las mayorías parlamentarias, y luego se perdieron varias intendencias que se habían logrado.
Una nueva candidatura de Vázquez, terminaría de confirmar al electorado de izquierda que aún confía en los posibles avances de un nuevo gobierno del FA, que el rumbo venidero no será de viraje a la izquierda sino que en el mejor de los casos será de defensa del status quo, de permanencia de los privilegios del capital, de postergación indefinida de la tan ansiada distribución de la riqueza y de los históricos reclamos de los más infelices. No solo porque Vázquez sería el candidato, sino porque estaría apoyado por la mayoría de los sectores del FA, que es de suponer que si lo respaldan es porque los representa.
Y si eso es así, el FA tal vez logre un nuevo gobierno en segunda vuelta, pero el mismo será sin mayorías parlamentarias, por lo que el conservadurismo del Dr. Vázquez se verá respaldado por la necesaria negociación que tendrá que llevar a cabo con la oposición si es que quiere llevar algo adelante en su gobierno.
Una candidatura de Vázquez, es además innecesaria, porque Vázquez es perfectamente sustituible. Si el FA es realmente una fuerza de izquierda, solo tiene que llevar adelante un programa de izquierda, con un candidato de izquierda. Como dijera alguna vez Rodney Arismendi, “...necesitamos un Frente en la calle; un Frente que nació en el 71 como opción transformadora, revolucionaria, con un compromiso político, una declaración de principios y un programa, y que no apareció como fuerza integrable al sistema y dispuesta a entrar en la sala de la buena sociedad”.
De esto dependerá en buena medida la actitud decidida de las bases y de los sectores que aún no se han definido. Pero esas definiciones no se pueden postergar eternamente. De aquí en más, Tabaré Vázquez estará de continuo en los grandes medios (muchos de ellos, de la derecha, ya actúan desembozadamente apoyando su candidatura), y las posibilidades de revertir su imposición irán disminuyendo con el transcurrir de los días. Las responsabilidades son ineludibles, y tarde o temprano hay que asumirlas.

(1)   Declaración Constitutiva, 1971
(2)   Yo mismo había escrito un artículo que comenzaba así: “A esta altura del partido, tenemos que hacer un esfuerzo por bajar a tierra la discusión sobre el TLC, para que la misma se democratice y se haga transparente. Lo que se está discutiendo ¿es un TLC o es otra cosa? Lo único concreto es que Estados Unidos pretende un TLC como el que firmó con el Perú” (http://contratapapopular.blogspot.com/2008/06/tlc-para-principiantes-dnde-va-el-tren.html).  Es poco creíble que un carpintero de Solymar supiera exactamente lo que quería negociar EEUU y el presidente de la República, que hacía un año y medio venía negociando con el gobierno yanqui, lo ignorara.

10 comentarios:

Lic. Gabriela Balkey dijo...

Totalmente de acuerdo!

maritxu dijo...

Y te olvidas aquella farsa del "nunca más", cuando quiso que el 19 de junio del 2007 se transformara en el día para dar vuelta la página y olvidar las violaciones a los DDHH.

Nancy dijo...

De acuerdo con el artículo, salú compañero

Sylvia Corte dijo...

José Luis, a pesar de que conocía todos los hechos que ennumerás porque yo tmb llevo mi lista de almacén, no deja de espantarme.
Voy a compartirlo para que aquellos compañeros que no tienen buena memoria lo tengan en cuenta.
Saludos

Mariela Vecino Trias dijo...

Excelente comentario. Comparto plenamente. Hay tantas "cositas" que no sabìa que habìa hecho mal Tabarè Vàzquez!! Gracias y Salud.

Mariela Vecino Trias dijo...

Excelente comentario. Comparto plenamente. Hay tantas "cositas" que no sabìa que habìa hecho mal Tabarè Vàzquez!! Gracias y Salud.

Maubert Ávila dijo...

Total, totalmente de acuerdo con el serio, fundado, sincero y decidido artículo de José Luis Perera. Sólo una cuenta más para el ya abigarrado collar de yerros, desatinos, inconsecuencias (y/o ¿cómo catalogarlo?) del sr. Tabaré Vázquez (lo siguiente tomado así, textualmente, de Wikipedia):
"Vázquez integra, desde julio del 2010, el Grupo Asesor Regional del Fondo Monetario Internacional para el Hemisferio Occidental, junto con Óscar Arias, Ricardo Lagos, Paul Martin y Enrique V. Iglesias, entre otros.89
Esta incorporación, puso en dudas por parte del espectro político las ideas de izquierda de Vázquez, alegando que el FMI estaba en las antípodas de cualquier ideología socialista. El 11 de octubre de 2010, Vázquez se refirió al asunto:
'Se preguntarán qué hago aquí cuando por edad e identidad pertenezco a una generación que dedicó sus sueños y sus esfuerzos a la consecución a los valores de libertad e igualdad. En esa entrega (que en muchos casos fue la vida misma) la democracia tenía cierto tufillo burgués y el Fondo Monetario Internacional (digámoslo francamente) apestaba a imperialismo. Pero el tiempo es sabio. En su transcurso demostró una vez más que la libertad es acaso el más fuerte y hermoso impulso humano sin el cual la vida no tiene sentido, y que vale la pena pelear por ella. Asimismo, demostró que el mundo no es en blanco y negro, que en el complejo escenario internacional no hay modelos perfectos ni instituciones infalibles y que nadie, por poderoso que sea, es el único propietario de la verdad. En el mundo actual, tener fuerza no implica tener razón, ser rico no implica ser próspero, y ser diferentes no implica tener que ser desiguales'."
Se me ocurre, además,y me consta que es sólo un detalle, que este tan "honorable" cargo como asesor del FMI tal vez no sea exclusivamente honorario; o, al menos, muy probablemente el FMI al menos le retribuya -y sería un precio muy, muy bajo para decorar su panoplia con un destacado "progresista"-los consabidos gastos de "representación"... ¡¡Qué triste, desanimante (y peligroso)que el por ahora único precandidato frenteamplista y anterior presidente del FA sea un "representante" del FMI!! ¿¿O cree don Tabaré Vázquez que también ha cambiado el carácter imperialista del FMI, lo más granado del capital financiero internacional, el núcleo duro del imperialismo, y que ya no es más el capital transnacional en presencia y en acto?? Por lo visto, sí,y quiero creer que se ha equivocado garrafalmente una vez más; sería lo menos malo...

Rodolfo de la Puente dijo...

Y GUE NO LO VOTE ,OTROS SI LO VAMOS A VOTAR Y VAMOS A LUCHAR PORQUE SEA CANDIDATO AHORA IMPROCEDENTE ¿POR DECRETO DE QUIEN ,UD. PODRA OPINAR QUE ES INNECESARIA Y NEGATIVA ,PERO NOSOTROS TENEMOS EL DERECHO DE IMPULSAR EL CANDIDATO QUE CREEMOS MEJOR PARA EL PAIS,Y PROPONERLO AL CONGRESO ¡¡¡Y LO VAMOS A HACER!!!

Veronika Engler dijo...

Es triste y cierto lo que escribís, lo preocupante, a mi entender, es que muchos militantes del FA lo van a llevar a la presidencia, entonces... No será que mucha gente se siente representada por ese actuar? Porqué a esta altura ya están las cartas sobre la mesa y Tabaré se siente respaldado a pesar de todo lo que hizo y que como tu decís va en contra de lo que la izquierda frenteamplista ha defendido y proclamado. Es como darle piedra libre.

Adda González Guarnerio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

ES LO QUE SOMOS (publicado esta semana en VOCES)

Me resisto a analizar el episodio de las bicicletas en términos de quien tuvo razón (ninguno la tiene). Nuestra sociedad se parece ca...