jueves, 28 de agosto de 2008

CUANDO LO QUE FALTA ES LO ESENCIAL



Aquel que tenga una computadora a mano, o un Cyber cerca, puede hacer el siguiente ejercicio y comprobará fácilmente que los adelantos tecnológicos en lo que tiene que ver con la informática no siempre funcionan a la perfección. A veces se producen errores incomprensibles. Pongamos por caso el siguiente: tal vez usted esté interesado en saber, por ejemplo, que fue lo que decidió el Congreso del FA respecto de la inserción internacional de nuestro país (tema importante si los hay), y de repente usted quiere saber específicamente lo resuelto sobre el TIFA, ya que justamente el día miércoles el Senado acaba de aprobarlo (no lo votó nuestro camarada el senador Eduardo Lorier). Y bien, como usted tal vez sea como yo (de los que nunca encuentran los papeles por ningún lado), la solución más a mano es en este siglo XXI una computadora. Y seguramente usted haría el mismo razonamiento que yo: si quiero leer un documento del FA, que mejor que ingresar a la página web del FA. Invito a los lectores que ingresen a la página del Frente Amplio. Por allí encontrarán un link que dice V Congreso Ordinario Compañero General Líber Seregni. Si pinchan allí, tendrán acceso a varios documentos; entre ellos, el aprobado en cuanto a Inserción Internacional. Si usted pincha en ese link, se abrirá un documento pdf con lo aprobado por el Congreso en ese tema, pero también se le abrirá una ventanita anunciando un error (¿o será que solo me aparece a mi?). Usted puede pinchar en cualquiera de las dos opciones que le da esa ventanita, da lo mismo, el resultado será idéntico. Comenzará a leer detenidamente el documento o simplemente irá leyendo los subtítulos hasta encontrar el que le interesa. Tal vez se saltee lo del “Contexto Internacional”, aunque no se lo recomiendo, ya que en ese capítulo se dicen cosas interesantes como por ejemplo que “La persistencia en los EE.UU. y demás países imperialistas en las políticas de despojo hacia los pueblos del Tercer Mundo ha conducido al planeta a una situación de injusticia extrema, desorden e inestabilidad”, y quizá usted piense que por qué cornos queremos hacer un acuerdo comercial con el país que ha conducido al planeta a esa situación. Pero usted seguirá adelante y pasará por otros capítulos del documento como “La nueva política exterior”, “Sobre la reforma de las Naciones Unidas”, “Las misiones de paz”, etc. Si se detiene en el subtítulo “El Proceso de Integración Regional” y se interesa por su contenido, allí leerá por ejemplo que el Congreso definió que “Consideramos el fortalecimiento del bloque regional, como la única forma de negociación equilibrada con los grandes actores económicos internacionales”. Y tal vez usted se pregunte como es que mientras el Congreso (máxima autoridad de la fuerza política) dice que la negociación como bloque regional es la única forma equilibrada de negociar con los grandes actores económicos, nuestros legisladores quieren que nuestro pequeño país negocie en forma solitaria un acuerdo con los EEUU. Entonces usted a esa altura estará más que interesado en llegar de una vez al capítulo de la Cuestión Comercial, porque usted sabe que es allí en donde está lo fundamental, lo que resolvió el Congreso sobre el TIFA. Y es aquí en donde usted se dará cuenta de lo que le decía al principio: los adelantos tecnológicos a veces nos juegan una mala pasada. Esas cosas pasan. ¿Me va a decir que nunca le pasó que encuentra de todo menos lo que estaba buscando? Y bueno, en este caso le pasará. Al documento de la página oficial del Frente Amplio sobre la Inserción Internacional, le falta una página. Tiene una página en blanco. Y casualmente esa página es la que habla sobre la Cuestión Comercial y más específicamente sobre el TIFA. Estas cosas suceden. Son los agujeros negros de las tecnologías más avanzadas en lo que tiene que ver con la informática. Reitero, tal vez me sucedan solo a mí. Murphy (aquel que dice que “aunque exista una sola probabilidad de que algo vaya mal, sin duda irá mal”) es mi compañero de viaje.
Pero por suerte las nuevas tecnologías –a pesar de estos trágicos errores- también nos permiten hoy en día acudir a mil formas de acceder a la información, y ya los ciudadanos no somos tan manipulables como lo éramos antes. Entonces usted puede hoy en día poner una simple palabra como TIFA en el Google y obtendrá por lo menos seis millones de páginas a donde acudir buscando información. Y si usted es más específico y pone por ejemplo: Congreso del frente amplio TIFA, y le pide que busque en las páginas de Uruguay, en apenas 0,49 segundos (dependiendo de la velocidad de su equipo) obtendrá 372 páginas a las cuales acudir. Y allí tiene para divertirse. Se enterará por ejemplo que el 12 de febrero de 2007 la Mesa Política Nacional del Frente Amplio aprobó un documento en el que se solicita la participación de la Comisión Interministerial de Asesoramiento de Comercio Exterior (Ciacex) en la discusión del Tifa. Y que además la resolución señala que los ministros que integran la mencionada comisión deberán informar a la Mesa Política en forma periódica. Pero también encontrará lo que estaba buscando, lo que resolvió el Congreso al respecto. Y sabrá entonces que el Congreso del FA dijo que “Los acuerdos comerciales bilaterales que impliquen el incremento de la colocación de nuestros productos en cualquier mercado son convenientes”. Pero que inmediatamente aclaró que “Dichos acuerdos deberán ser compatibles con la profundización del MERCOSUR y de acuerdo a los procedimientos establecidos en los marcos jurídicos del proceso de integración. Asimismo deberán ser compatibles con el Proyecto del Uruguay Productivo, vale decir, con el desarrollo de la producción nacional en todos sus rubros, bienes y servicios, particularmente los productos de alto valor agregado. En temas tales como la propiedad intelectual, compras gubernamentales y servicios no debe afectarse el interés nacional.” Y sabrá también que el Congreso fue muy claro en cuanto a no aceptar los condicionamientos contenidos en los TLC: “Un tratado de libre comercio en los términos y con las condiciones de los que Estados Unidos ha firmado con Perú o ha propuesto a Colombia es incompatible con las necesidades y los objetivos del desarrollo nacional del Uruguay”. Pero que además estas cuestiones las trasladó y aplicó también al TIFA: “Tales términos y condiciones, referidos a normas de competencia, compras gubernamentales, propiedad intelectual, servicios, barreras técnicas al comercio, etc., tampoco son aceptables introducidos en el marco de otros acuerdos tipo TIFA o similares”. Pero fundamentalmente, usted se enterará de que el Congreso del FA dijo lo siguiente:
Solicitamos a nuestro Gobierno:
· Envíe a la Mesa Política de nuestro Frente Amplio información actualizada acerca de las negociaciones de un TIFA con los Estados Unidos.
· Que la negociación sobre el TIFA pase a ser orientada por la CIACEX.
Existe escasa información sobre el desarrollo de las conversaciones actualmente en curso, ante lo cual se reafirma la necesidad de que la tramitación coadyuve al desarrollo nacional y a la mejora de las condiciones de vida de la población. Dicho Acuerdo constituye una decisión estratégica en la medida que su desarrollo podría afectar nuestros objetivos de consolidación de “país productivo”. Por lo tanto requiere un proceso transparente en relación al FA, a las organizaciones populares y a la ciudadanía en general.

No hay comentarios:

NI MITO NI LEYENDA (publicado esta semana en VOCES, en el 50 aniversario del asesinato del Che)

Si un mito es una historia imaginaria que altera las verdaderas cualidades de una persona o de una cosa y les da más valor del que ti...