lunes, 25 de mayo de 2015

INSEGURIDAD IDEOLÓGICA


No hace falta ser un experto politólogo para diagnosticar la notoria inseguridad ideológica que sufren, tanto los partidos llamados de izquierda, como la dirigencia gremial oficialistas.
Este progresismo inmunodeprimido se ha visto invadido por innumerables virus, desde colorados riveristas, batllistas, empresarios masones, capitalistas ortodoxos, oportunistas de todo tipo, embajadoras de "african-look" y hasta probados fascistas de  ultra-derecha como por ejemplo el diputado del FA por Rio Negro, "Tany" Mendiondo. Increíble pero cierto.
El 22 de julio de 2011 la revista Caras y Caretas publica un artículo del periodista Roger Rodríguez en donde se revela el papel de la JUP en el asesinato Santiago Rodríguez Muela joven estudiante del liceo N 8 de Montevideo; a su vez se señala a los principales dirigentes de la JUP entre los cuales destaca a Rogelio Constante "Tany" Mendiondo como director del semanario jupista “Nuevo Amanecer”.
Todo esa virulenta invasión es debido a la anemia intelectual-política que los líderes han propiciado, por un lado para manejar mejor a sus adherentes, por otro lado porque esos líderes no tienen una definición, un norte( perdón, algunos si lo tienen), una alternativa al capitalismo que se han conformado con tratar de administrar.
 El progresismo se ha convertido en una empresa recaudadora de votos.
Es tanta la inseguridad ideológica de la juventud progresista que cabría preguntarles cuanto hace que no se alimentan con Marx, Engels, Bakunin, Lenin,Trotsky, Gramsci, Artigas, El Che, Trias, Arismendi, Chomsky, etc.Eso, si alguna vez lo hicieron.
¿Cuántos jóvenes piensan que son de izquierda  porque adhieren al partido que ha gobernado estos últimos años?¿Cuánto hará que dentro de los partidos de ideas no se habla de comunismo, de socialismo, de liberación nacional o de política en general?
Y ni que decir de los grupos-movimientos sin ningún tipo de ideología.

Estrato de: Marenales. Diálogos con el dirigente histórico tupamaro. Sergio Márquez  Zacchino. Argumento. 2010:
 Periodista:"—El Mpp logra grandes masas de votos, ¿pero consigue avanzar en que esos caudales se auto identifiquen como “de izquierda”?”
Marenales: —“No tienen ideología. Si viene alguien que los emocione más que el Pepe, lo votan. Y uno de los responsables de que no haya ideología es él (Mujica)...Es la crítica fundamental que le hago a mis compañeros. Han estado en la dirección desde el principio del Mpp, y sin embargo está desideologizado por completo. Si el Mpp creció con los votantes de los partidos tradicionales, ¿qué saben de liberación nacional y socialismo? Vinieron porque el Pepe los emocionó.......”.

También sufren de inseguridad ideológica los dirigentes gremiales oficialistas. Menos conciencia de clase es igual a menos independencia de clase, se paró para apoyar un partido político al que ahora hay que combatir. Los cursos y cursillos para sindicalista parecen dictados por el enemigo. No se habla más de plus-valía, de explotación. Se aprende a negociar en los términos del capitalismo; rentabilidad, productividad, etc. Se disciplina para aceptar míseros aumentos como logros importantes. Hacen creer que 0,0000000000 (por aquello del marketing) es muchísimo más que nada.
Esta inseguridad ideológica que sufre el progresismo ya se volvió crónica. Solo puede empeorar. Nadie se puede curar si los remedios recetados ya han fracasado en otras oportunidades. Y menos  aún si no existe una voluntad para curarse (¿giro a la izquierda? Ja, ja).
Habría mucho más para decir al respecto, esto es solo una aproximación al tema inseguridad ideológica.
Como dice la canción: "cambia, todo cambia". Si cambiará.

           Raquel desde Paysandú     25-05-2015

2 comentarios:

Anónimo dijo...

EXCELENTE ARTICULO YALO DICE FIGARES QUE SOLO SE CONFORMAN CON LAS MIGAJAS QUE LE DIERON

Anónimo dijo...

El éxito o el triunfo son instrumentos. Cuando se transforman en fines en sí mismos,
Parafraseando a Borges, algunas victorias pueden ser derrotas misteriosas.
Un puñado de tupas tragó el agua salada que debió tragar para sujetarse a los restos que quedaron flotando después del naufragio, y ahí están, ocupando el lugar de los cajetillas, y aprovechando la labor de los cagatintas para dar una visión virtuosa del pasado, porque ese era el lenguaje, ¿o ya nos olvidamos? Nada ilegal, es cierto, pero el decoro aconsejaría un poco de autocrítica.
Tabaré Vázquez había anunciado, tres elecciones atrás, que su ministro de Economía sería un ama de casa ¿se olvidó eso?
De haber sido así quizás nos hubiésemos librado del monumental clavo de Pluna, si es que esa ama de casa hubiera actuado de acuerdo a la connotación austera que Vázquez quiso poner de manifiesto en su elección

¿Sigue siendo un signo identitario la lucha contra el FMI, la deuda externa y la libertad de los pueblos?

¿En qué quedaron aquellas audiciones diarias por CX 30 en las que el contador Astori hacía pedagogía con la deuda impagable?

CUARTA REVOLUCIÓN CON INVERSIÓN DE CUARTA

En el marco de la Semana de la Industria 2017, la ministra Carolina Cosse, se refirió a lo que calificó de “continuación de la cuarta rev...