NO SE ACABA EL MUNDO (si tenemos un Joder Perjudicial In the pendiente)

La senadora Lucía Topolansky afirmó a Montevideo Portal que “el mundo no se acaba por el traslado de un juez”, y agregó: “Me preocupa mucho más la resolución sobre el impuesto a la tierra”. También dijo que “…quienes están movilizados en contra del traslado se olvidan de que en el Uruguay los poderes son independientes"
La primera aseveración es cierta. Ni siquiera se acabó el 21/12/12 a pesar de los mayas y otras yerbas. No se ha acabado a pesar de que el sistema capitalista está haciendo todo lo posible porque se acabe y desde hace siglos. El mundo no se va a acabar, es estúpido pensar que eso suceda por el traslado de una jueza de lo penal a lo civil (no creo que alguien más lo haya pensado, salvo la señora Topolanski). 
No se hubiera acabado tampoco si la dictadura duraba 40 o 50 años, ni el mundo hubiera finiquitado si el pueblo uruguayo hubiera ignorado los sufrimientos de quienes estaban presos en las mazmorras de la dictadura. Pero fuimos muchos los que, a pesar de que no era el fin del mundo, dimos una dura lucha por acabar con la dictadura y por lograr la liberación de los presos políticos (incluida la señora Lucía Topolanski). Así como luego dimos y seguimos dando (somos porfiados) una dura batalla por la vigencia y el pleno respeto de los derechos humanos, por la investigación de los sucedido, por la aparición de los desaparecidos. 
Sin embargo, con el traslado de una jueza como Mariana Mota, pueden suceder muchísimas cosas, que aunque menos graves que el fin del mundo, son gravísimas para el sistema democrático en su conjunto, y afectará a cientos de personas que desde hace muchísimos años luchan por lograr esos dos elementos que van unidos y que son insoslayables: verdad y justicia. Cosas que afectan al sistema democrático porque ponen en duda la independencia tan mentada del Poder encargado de administrar la justicia, porque tienden a mantener la impunidad de los crímenes más aberrantes cometidos en este país a lo largo de su historia, y porque esa impunidad en definitiva es funcional a las clases en el poder. 
Porque además le dan un golpe bajo a la esperanza. Afectan al sistema democrático porque además, no se trata simplemente del “traslado de una jueza”, sino de la jueza que tenía a su cargo más de 50 casos de violaciones de los derechos humanos, la que había puesto tras las rejas a asesinos múltiples como Juan María Bordaberry, el dictador, y la que había demostrado y sostenido un criterio acorde al derecho internacional de los derechos humanos. No es cualquiera. 
De conformidad al art. 99 de la ley 15.750 Ley Orgánica de la Judicatura: "Los Jueces Letrados con efectividad en el cargo, durarán en sus funciones todo el tiempo de su buen comportamiento hasta el límite establecido en el artículo 250 de la Constitución. No obstante, por razones de buen servicio, la Suprema Corte de Justicia podrá trasladarlos en cualquier tiempo de cargo o de lugar...". 
Y uno tiende a pensar que tal vez sean sí razones de "buen servicio"....las que llevaron a la SCJ a trasladar a la Jueza Mota de lo penal a lo civil….si lo que se pretendía era prestar un buen servicio a la impunidad de los violadores de los derechos humanos 
A la senadora Lucía Topolansky le preocupa mucho más la resolución sobre el impuesto a la tierra. Un impuesto que le cobra algo así como 4 dólares por hectáreas a las extensiones mayores a dos mil, si mal no recuerdo, pero que deja afuera a los latifundios como el de Montes del Plata. Un impuesto que pretendía, además, ser invertido en caminería para esos mismos latifundios, para que puedan sacar los productos primarios (carne, soja, lana, arroz) que la política económica de este y el anterior gobierno viene favoreciendo. A la senadora le preocupa más que ese impuestito quede sin efecto, que el brutal ataque al sistema democrático, los derechos humanos o el mantenimiento de la impunidad. 
Y nos advierte a quienes nos movilizamos en defensa de la jueza Mota, sí, pero en defensa de los derechos humanos y contra la impunidad, que la Justicia es independiente. Independencia que, desde luego, no está en cuestión cuando un presidente (representante del Poder Ejecutivo) insinúa públicamente que la SCJ debe hacer algo con una jueza que se atreve a criticar al gobierno por su nula colaboración con la justicia en el tema de los derechos humanos. 
Independencia que, desde luego, no es avasallada por un ministro de Defensa que impide que esa jueza pueda tomar fotografías en un cuartel como pruebas para una causa sobre violación de los derechos humanos. Y por un lamentable descuido, la señora Topolanski olvida que el Poder Legislativo también es independiente, y que tal vez la concurrencia del presidente al Parlamento a decirle a los legisladores de su partido que no voten la anulación de la ley de impunidad sea un grosero avasallamiento de la independencia de ese otro poder del Estado. 
Lo triste, es que esta inversión de los valores ya no puede llamar la atención a nadie, es la moneda más corriente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CORRUPCIÓN Y PARTIDOS (publicado hoy en Semanario VOCES)

IMPUNES IMPARTIENDO VALORES (como el Uruguay no hay)

CERO AUTOCRÍTICA