domingo, 22 de junio de 2008

5º CONGRESO, TIFA Y TRANSPARENCIA


El 5º Congreso Ordinario “Gral. Líber Seregni”, del Frente Amplio, no terminó. Está en un cuarto intermedio que se levanta el 19 de este mes. Pero sin embargo, hay cosas que ya fueron aprobadas y que tienen fuerza de ley para los frenteamplistas (los compañeros en el gobierno, la mayoría de ellos, también lo son), y entre esas cosas se aprobaron directivas concretas en cuanto a las negociaciones sobre TLC o TIFA. A vía de ejemplo, lo aprobado establece que “En temas tales como la propiedad intelectual, compras gubernamentales y servicios no debe afectarse el interés nacional. En el caso de un acuerdo comercial con EE.UU. se trata de que las cuotas de nuestros productos en dicho mercado sean mayores, los subsidios que aplica dicho país a sus productos agrícolas sean menores y haya un tratamiento preferencial para nuestra producción (carnes, textiles, lácteos, software, etc.)”. Y agrega más adelante: “Un tratado de libre comercio en los términos y con las condiciones de los que Estados Unidos ha firmado con Perú o ha propuesto a Colombia es incompatible con las necesidades y los objetivos del desarrollo nacional del Uruguay. Tales términos y condiciones, referidos a normas de competencia, compras gubernamentales, propiedad intelectual, servicios, barreras técnicas al comercio, etc., tampoco son aceptables introducidos en el marco de otros acuerdos tipo TIFA o similares”.
En la Mesa Política Nacional del lunes pasado, el canciller Gonzalo Fernández informó acerca de la nueva gestión a su cargo, dejando claro que si bien ha habido un cambio de titular en el ministerio, la política exterior no tendrá cambios, por lo que habrá una continuidad con la gestión del compañero Gargano, cosa de la cual nos alegramos. Por otro lado, informó respecto de las negociaciones con los Estados Unidos en torno al TIFA, y manifestó que por estos días viajarán representantes del gobierno para una ronda de negociaciones en Washington. Se excusó de dar mayores detalles, ya que las negociaciones no las estaría llevando a cabo la cancillería, sino que para cada tema específico los encargados de la negociación serían los respectivos ministerios. Los “temas específicos” serían: acuerdos en materia de ciencia y tecnología, normas laborales y cuestiones fitosanitarias.
Seguramente que las resoluciones del Congreso que mencionamos más arriba serán tenidas en cuenta por los negociadores que viajan a Washington, ya que es un mandato de la fuerza política que los puso en el gobierno. No dudamos de que será así. Pero nos preocupan algunas cuestiones.
¿MINISTERIOS RESPECTIVOS?
No entendemos muy bien a que se refiere Gonzalo Fernández cuando dice que “para cada tema específico los encargados de la negociación serían los respectivos ministerios”. Porque cada uno de los temas motivo de las negociaciones incluye una variedad tan amplia de ítems y derivaciones que es imposible decir que “tal tema le corresponde a tal ministerio”. Y por eso –entre otras razones- hemos venido reclamando que las negociaciones sean llevadas a cabo por la CIACEX (Comisión Interministerial para Asuntos de Comercio Exterior). Por tomar tan solo un ejemplo: ¿alguien puede decir que los temas de ciencia y tecnología atañen sólo al ministerio de Industria y Energía, por decir algo? No nos engañamos. Cuando se dice que el tema a negociar son acuerdos en materia de ciencia y tecnología, de lo que se trata fundamentalmente es de la protección de la propiedad intelectual. Porque esta es una herramienta de los Estados para garantizar la innovación e inventiva en sus respectivos países, con la finalidad de lograr el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la cultura. Es una acción del Estado en tutela de la actividad creativa destinada a favorecer la generación de valor y riqueza en su territorio. Por lo tanto, no es un tema que ataña exclusivamente a un ministerio que tenga que ver con lo científico o lo tecnológico, sino que también es un tema económico y cultural. Pero además, la inclusión de temas de propiedad intelectual en una negociación internacional bilateral, requiere que los países hayan definido y consensuado de manera previa sus intereses nacionales sobre esa materia, e identificado las posibles consecuencias de los compromisos que se proponen asumir. Tan indispensable proceso no tenemos conocimiento de que se haya transitado, y no nos parece conveniente que nuestros negociadores carezcan de ese imprescindible instrumento. Los intereses de EEUU en materia de propiedad intelectual, hacen indispensable que nuestro país defina previamente sus propias posiciones en las tres áreas que constituyen ese ámbito, patentes, marcas y derechos de autor, por lo menos. Una amplia literatura señala que la inversión en conocimiento, tecnología e investigación en desarrollo son los factores claves para el crecimiento de un país, por lo tanto de ninguna manera podemos estar de acuerdo que las negociaciones recaigan en algunas personas de determinado ministerio. Y lo mismo podríamos decir para los demás temas.
SIGUE FALTANDO TRANSPARENCIA
Nuestro Partido ha venido reclamando desde hace bastante tiempo, pero también la Mesa Política del Frente Amplio, una información clara y transparente acerca de todo lo que tiene que ver con las negociaciones con los Estados Unidos. Hace más de un año que el compañero Tabaré Vázquez llamó la atención sobre la “la importancia de que el Frente Amplio se posicione frente a los tres temas que figuraban en el Anexo del TIFA recientemente firmado: Compras del Estado, Propiedad Intelectual y Comercio de Servicios”. Esta discusión, un año después, sigue siendo una materia pendiente para nuestra fuerza política. Como es también una materia pendiente la información del gobierno a la fuerza política. Salvo que se entienda que las informaciones que se brindaron en diciembre son lo que la dirección política del FA esperaba. Recordemos que por ese entonces, y luego de mucho tiempo sin tener noticias, y ante la insistencia en el reclamo de información, el lunes 3 de diciembre se presentó el compañero Reinaldo Gargano (ministro de Relaciones Exteriores por ese entonces) y mediante una nota de dos carillas, dijo todo lo que sabía al respecto: nada. Pero dio algunas pistas, y dijo que el tema estaba en manos del ministerio de Economía. Sin embargo, uno o dos días después, a la salida de una reunión en la Asociación Cristiana, La Diaria lo interroga al respecto, y el compañero Gargano responde que el tema está en manos del secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández. Al lunes siguiente, concurren a la Mesa Política Nacional Fernando Lorenzo y otros compañeros del Ministerio de Economía, e informan con cierto detalle sobre algunos de los temas que se estarían tratando en las conversaciones, luego de explicar que nunca habían concurrido porque “nunca nadie se los había pedido”. Pero además, al reclamo de mayor transparencia por parte de sectores y bases, a partir de diciembre se sumó la resolución del Congreso en este sentido y que transcribimos textualmente:
“Solicitamos a nuestro Gobierno:
· Envíe a la Mesa Política de nuestro Frente Amplio información actualizada acerca de las negociaciones de un TIFA con los Estados Unidos.
· Que la negociación sobre el TIFA pase a ser orientada por la CIACEX.

Existe escasa información sobre el desarrollo de las conversaciones actualmente en curso, ante lo cual se reafirma la necesidad de que la tramitación coadyuve al desarrollo nacional y a la mejora de las condiciones de vida de la población. Dicho Acuerdo constituye una decisión estratégica en la medida que su desarrollo podría afectar nuestros objetivos de consolidación de “país productivo”. Por lo tanto requiere un proceso transparente en relación al FA, a las organizaciones populares y a la ciudadanía en general”.
Es verdad que se trata de una solicitud. Pero es una solicitud por demás fundamentada, y que surge de la fuerza política en el gobierno y que va dirigida a sus representantes en el mismo. El Congreso solicita información actualizada acerca de las negociaciones del TIFA, y quien va a la Mesa Política a informar (en este caso, Gonzalo Fernández) dice que él no sabe nada porque las negociaciones la llevan otros ministerios. No es esa la transparencia que la fuerza política viene reclamando.


02 de Abril de 2008

No hay comentarios:

ES LO QUE SOMOS (publicado esta semana en VOCES)

Me resisto a analizar el episodio de las bicicletas en términos de quien tuvo razón (ninguno la tiene). Nuestra sociedad se parece ca...